Así van los dos metrocables que están en construcción en Medellín

Así van los dos metrocables que están en construcción en Medellín

Línea M ya cuenta con equipos electromecánicos y avanza en un 81%. Línea P tiene un 37% de avance.

Metrocable Línea M

La Línea M, que se conecta desde el Tranvía de Ayacucho, tendrá una capacidad de transportar a 2.500 personas hora/ sentido, con un tiempo de recorrido de cuatro minutos por trayecto.

Foto:

Alejandro Mercado / EL TIEMPO

24 de agosto 2018 , 10:50 a.m.

El 2019 se perfila para ser el año en el que Medellín tenga seis cables surcando sus cielos.

Actualmente, la empresa de transporte masivo Metro reportó avances importantes en los dos metrocables que actualmente están en construcción en la capital antioqueña: Línea M (Miraflores) y Línea P (Picacho).

El primero se conectará desde la estación Miraflores del Tranvía de Ayacucho para llegar hasta el barrio Trece de Noviembre, en el oriente de la capital antioqueña. El segundo, conocido como Cable Picacho, partirá desde la estación Acevedo del metro y subirá hasta Castilla, en el noroccidente.

Ambos cables avanzan como estaba previsto en sus respectivo plan de obras, aseguró la empresa Metro, que detalló cómo va cada uno.

Línea M
Metrocable Línea M

La Línea M, que se conecta desde el Tranvía de Ayacucho, tendrá una capacidad de transportar a 2.500 personas hora/ sentido, con un tiempo de recorrido de cuatro minutos por trayecto.

Foto:

Alejandro Mercado / EL TIEMPO

En diciembre de 2016 debió haber sido la entrega de los dos cables que complementarán la ruta del Tranvía de Ayacucho, desde el centro hasta el oriente de Medellín: Línea M y Línea H (La Sierra). Sin embargo, solo este último pudo ser entregado.

Uno de los muros de contención, en la estación de transferencia (Miraflores), presentó problemas estructurales lo que desencadenó en un rediseño, un lío jurídico y un retraso que completó más de dos años.

Sin embargo, la peor parte parece superada. La llegada de los equipos electromecánicos a comienzos de este mes supuso un gran avance en la puesta a punto de esta estación, una de las tres que compone el sistema de transporte masivo.

Las otras dos, El Pinal y Trece de Noviembre, están terminadas al 100 por ciento desde marzo del año pasado.

Así lo informó Antonio José Toro, profesional 1 de la gerencia de Planeación del Metro, quien indicó que la obra presenta un avance del 81 por ciento.

“Estamos con todos los equipos electromecánicos de la estación de potencia de Línea M y estamos adecuando el motor de la estación Miraflores. Una vez terminemos con la instalación de los equipos procederemos a la instalación del cable portador que conectará las tres estaciones. Esto será entre octubre y noviembre. Este sistema es muy importante para la obra porque es el que va a impulsar las 49 cabinas que estarán en funcionamiento para este metrocable. En el cronograma establecido esperamos terminar obras civiles el 27 de diciembre de este año y la instalación electromecánica el 10 de enero de 2019”, aseguró Toro.

Cabe recordar que el reinicio de la construcción del metrocable Línea M arrancó en abril primero de este año, partiendo de todo lo referente a obras civiles. Inicialmente, antes de los problemas estructurales, la obra fue comenzada en el 2013.

Este sistema es muy importante para la obra porque es el que va a impulsar las 49 cabinas que estarán en funcionamiento para este metrocable

Una vez surtida esa fase, agregó el funcionario, se procederá a realizar unas pruebas completas que tardarán cerca de un mes, para que ya sea la gerencia del Metro la que determine cuándo se pondrá en operación la etapa instructiva y luego la comercial.
Toda la inversión de este cable, que tendrá poco más de un kilómetro de longitud, es del orden de los 105.000 millones de pesos, tanto en obra civil como en los equipos electromecánicos.

Sobre el muro dos, que era uno de los soportes de la estación Miraflores y que generó el retraso en la obra, Toro aseguró que fue necesario el rediseño de todo el sistema estructural de la estación.

“El muro fue demolido en noviembre de 2016 para comenzar con los nuevos trabajos”, explicó.

Línea P (Cable Picacho)
Metrocable Picacho

Junio del próximo año es la fecha en la que se espera tener lista la construcción de la Línea P del metro: Cable Pichacho.

Foto:

Cortesía Metro de Medellín

Mientras la Línea M sorteó la etapa más compleja y se pueden ver avances en el cielo, los trabajos de Línea P o Cable Picacho, se enfocan en el suelo.

Las obras, que comenzaron el pasado 7 de marzo, ya presentan un avance del 37 por ciento pese a que el mismo no es tan perceptible por la ciudadanía.

Sergio Acosta, jefe del área de proyecto del Metro, informó que hasta hace poco estuvieron trabajando en el ajuste completo de la línea para definir los sistemas electromecánicos, los equipos y sus componentes para empezar la fabricación.

De igual forma, la ingeniería de detalle ya se concluyó y ya se cuenta con licencias de construcción en tres de las cuatro estaciones (Doce de Octubre, Pedregal y Acevedo).

“Esperamos que en el transcurso de esta semana nos otorguen la licencia que hace falta en la estación El Progreso”, aseguró Acosta.

Metrocable Picacho

La gestión predial prioritaria en La Paralela incluía 46 predios los cuales ya fueron adquiridos.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Agregó que ya finalizaron los diseños de detalle y el contratista inició labores de excavación de las pilas propias del sistema.

Paralelo a esto, en las estaciones Acevedo y Doce de Octubre se está llevando a cabo la demolición de las casas que se han adquirido y que fueron entregadas por Isvimed.
En adelante, prosiguió Acosta, sigue la ejecución de infraestructura para que los cuatro frentes de trabajo en las estaciones estén abiertos.

“Probablemente a finales del año estaremos viendo el trabajo en superficie. Sería un avance superior al 50 por ciento. Un avance en este punto es significativo porque es la que más energía y recursos gasta”, explicó el funcionario.

No solo eso. Aseguró que en los sistemas de transporte, como los cables, esta fase es la que más incertidumbre genera pues si bien hay estudios de suelo y complementarios, que ayudan a mitigar el riesgo, cuando se trabaja en campo pueden aparecer imprevistos que dificulten la labor y hacen replantear algunas cosas. Pero ya saliendo a superficie, hay más claridad para terminar la obra.

“Aunque no es muy notoria, esa etapa es la que más peso tiene en una obra como esta. Es probable que la ciudadanía no lo vea mucho, pero eso se notará el próximo año. También esperamos que la fabricación del sistema electromecánico, que tiene lugar en Europa, esté muy avanzada y comiencen algunos despachos hacia el país”, culminó Acosta.

El metrocable Picacho tendrá 2,8 kilómetros de longitud y una inversión cercana a los 300.000 millones de pesos y está totalmente financiado.

David Alejandro Mercado Pérez
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com@AlejoMercado10

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.