Así es la ruta para salvar a niños reclutados por combos en Medellín

Así es la ruta para salvar a niños reclutados por combos en Medellín

En casos graves interviene la Unidad Nacional de Protección y la Fiscalía con seguridad.  

Combos

La Secretaría de Seguridad adelantaba un proyecto de ley de sometimiento y acogimiento a la justicia para bandas criminales.

Foto:

EFE Archivo EL TIEMPO

15 de diciembre 2017 , 07:40 p.m.

'Sancocho, sancocho’, gritaba Alex* cada que veía llegar a la Policía a las calles de Belén Zafra, uno de los barrios más peligrosos de Medellín. Esa era la palabra clave para avisarles a los integrantes de un combo que escondieran las armas o huyeran.

Con apenas 10 años, Alex era el ‘campanero’ del grupo armado, así se conoce a quien vigila y avisa sobre la llegada de las autoridades o los enemigos. El niño patrullaba las calles de su barrio, arriesgando su vida, ya no tenía amigos de su edad ni estudiaba.

De no ser por los recorridos que hace la Subsecretaría de Derechos Humanos en la periferia de Medellín para prevenir la vinculación de menores de edad a grupos armados, Alex estuviera empuñando un arma, vendiendo drogas o cobrando vacunas.

El subsecretario de Derechos Humanos, Carlos Arcila, contó que su equipo de profesionales recorre los barrios de alto riesgo para evitar que los combos vinculen a niños en sus estructuras. En una de esas visitas, detectaron que Alex, a su corta edad, en vez de ir a la escuela, era ‘campanero’.

La entidad activó los protocolos para rescatar al niño, hacer la denuncia de reclutamiento, ayudar a la familia para que cambiara de barrio y para que Alex se matriculara en una escuela, porque ya llevaba un año desescolarizado.

Al igual que Alex, más de 5.000 niños y adolescentes que están en riesgo de reclutamiento forzado en barrios de conflicto, se han beneficiado de programas de prevención. La Alcaldía priorizó a Belén Zafra, Altavista, Robledo, Castilla y el centro de Medellín, porque son los que tienen más combos.

Los combos utilizan a los niños desde los 8 años para que hagan labores de inteligencia, los usan como ‘carritos’ (transportan armas y drogas), incluso, cobran extorsiones

Arcila contó que la Alcaldía llega a los barrios con ofertas educativas, culturales y recreativas para que los menores de edad y los jóvenes realicen actividades productivas y no tengan tiempo de entrar a las bandas.

Asimismo, la Alcaldía realiza pactos de convivencia con entornos protectores: hogares e instituciones educativas y consejos barriales, a donde llega con campañas y programas de prevención e incentivan a la denuncia para rescatar a los niños que están dentro de esos grupos.

Cada que la Subsecretaría detecta un caso como el de Alex, inicia la activación de la ruta: declaración del hecho victimizante y gestión de la entrega de la Ayuda Humanitaria de Emergencia; cuando es necesario, porque el caso es grave y hay amenazas, interviene la Unidad Nacional de Protección (UNP) y la Fiscalía para proteger al niño y a su entorno familiar.

Además, la Subsecretaría tiene una articulación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para restaurar los derechos de los menores y hace la verificación de su situación, a través de la Personería Municipal.

Arcila explicó que “los combos utilizan a los niños desde los 8 años para que hagan labores de inteligencia, los usan como ‘carritos’ (transportan armas y drogas), incluso, cobran extorsiones”.

De acuerdo con la Personería de Medellín, "en la ciudad viven 550.000 niños, de los cuales, el 10 por ciento se encuentra en alto riesgo de vinculación, reclutamiento, uso y utilización de grupos armados. Sin embargo, la Alcaldía solo alcanza a atender el 1 por ciento".

Juan Fernando Gómez, personero Delegado para los Derechos Humano, explicó que las estrategias de prevención solo abarcan el reclutamiento de los niños entre 10 y 17 años. "Al iniciar la ruta de prevención urgente llegan al centro de diagnóstico, en donde no son derivados al ICBF por falta de cupos”, advirtió.

En la ciudad viven 550.000 niños, de los cuales, el 10 por ciento se encuentra en alto riesgo de vinculación, reclutamiento, uso y utilización de grupos armados

El personero dijo que a pesar de que existen programas preventivos no focalizados, se aplica preferentemente la ruta del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente para atender a niños y adolescentes que son vinculados o utilizados por grupos armados ilegales.

“Esto ha privilegiado un enfoque que entiende a los menores de edad más como victimarios que como víctimas, en la práctica se le aplica la sanción penal especial a los menores aprehendidos en flagrancia durante la comisión de un delito pero no se activan rutas de impacto para prevenir o desvincularlos de los grupos armados”, aseguró Gómez.

La comuna 1 (Popular) y la 2 (Santa Cruz), permanecen en rojo con mayor intensidad de densidad u ocurrencia de hechos de vulneración de derechos de los menores de edad y la comuna 13 (San Javier), la 3 (Manrique), la 16 (Belèn) también tienen unos picos muy altos en los casos, según análisis de la Personería.

El subsecretario reconoció que faltan denuncias de padres, maestros o vecinos sobre niños vinculados a combos, lo que evita que haya una mejor atención. No todos, tienen la suerte de Alex, de tener un mejor futuro.
*Nombre cambiado

DEICY JOHANA PAREJA M. 
Redactora de EL TIEMPO
En twitter: @johapareja

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.