Cerrar
Cerrar
Así avanza Antioquia tras declarar estado de Emergencia Climática
Protestas durante la cumbre del cambio climático

En Washington, distintos colectivos ambientalistas aprovecharon la Cumbre para protestar exigiendo acciones urgentes.

Foto:

JIM LO SCALZO / EFE

Así avanza Antioquia tras declarar estado de Emergencia Climática

El departamento ya tiene priorizadas 100 acciones para trabajar esta problemática.

Un poco más de 14 meses han pasado desde que Antioquia declaró el estado de Emergencia Climática. Con ello, creó un Comité Científico para la Emergencia Climática, en el que un grupo de 16 expertos que lo integran define las acciones en torno a cada una de las cinco líneas de trabajo, con las que se agrupan los frentes más importantes para enfrentar esta problemática.

En la actualidad, el departamento ya tiene 100 acciones priorizadas con las que, desde diferentes dependencias, se debe trabajar para mitigar los efectos del cambio climático, debido a los agudos episodios de deterioro en la calidad del aire, la deforestación, la erosión, la sequía, la pérdida de biodiversidad y la mala gestión de residuos sólidos que se presentan en el territorio.

Así, desde el 18 de febrero de 2020, cuando el departamento fue el primero en hacer una declaratoria de este tipo, a la fecha, la Gobernación dice tener importantes avances en lo que se ha considerado prioritario, que se miden a través de 283 indicadores que tienen referencia directa a enfrentar el cambio climático, de los 900 que contiene el Plan de Desarrollo.

Carlos Ignacio Uribe Tirado, secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Antioquia indicó que, a grandes rasgos, el propósito con la declaratoria y el Comité Científico es dejar las bases y los cimientos para que Antioquia pueda ser un departamento carbono neutro en el año 2040.

(Le puede interesar: Medellín habilitó un coliseo para vacunar contra covid-19)

“Por eso venimos trabajando en todo lo que es agenda a través de un Comité de sostenibilidad y de resiliencia, todo lo que es la misma discusión del Comité científico, del Nodo Regional de Cambio Climático y con una discusión abierta con la ciudadanía, porque entendemos que aquí la responsabilidad es de muchos”, detalló.

Por lo pronto, el departamento avanza en crear un documento que tendrá las recomendaciones y análisis del comité, que cuenta con expertos como Brigitte Batiste (exdirectora del Instituto Humboldt) y Alejandro Gaviria (exministro de Salud y rector de la Universidad de Los Andes).

Con este comité científico se definen unas acciones que en principio estaban en el Plan Integral de Cambio Climático, pero se están validando, revisando, ajustando y definiendo unas nuevas con este equipo de expertos, quienes tienen la tarea de definir los grandes propósitos de Antioquia. Una vez eso esté desarrollado, el departamento los validará a través del Nodo Regional de Cambio Climático para que se conviertan en políticas de acción.

Pero para poder lograr que se materialicen las acciones, se deben crear dos sistemas y un plan de acción de reducción de gases de efecto invernadero, que son los retos del 2021.

(Le recomendamos: 58 años de prisión a hombre que mató a expareja y a su hijo)

“Nosotros en Antioquia no tenemos un sistema de medición que permita evaluar si vamos bien, regular o mal con los propósitos que tenemos frente al cambio climático. Eso se llama un sistema de Monitoreo, Reporte y Verificación y un sistema de Monitoreo y evaluación. El primero tiene que ver con las medidas de mitigación, y el segundo con medidas de adaptación”, explicó el secretario.

Por ello y una vez se establezcan los sistemas, gran tarea de este año, en el 2022 y 2023 serán años en los que se aplicará la línea de gestión y de medición para ir evaluando cómo van en términos de mitigación y de adaptación.

Esto porque, de manera tangible, el departamento se planteará un plan de acción al año 2040 que permita decir en cuánto se van a reducir los gases de efecto invernadero al 2030 y los años siguientes, hasta llegar a la meta.

Así van las 100 acciones

De acuerdo con Uribe Tirado, la Secretaría de Medio Ambiente viene avanzando en alguna de las 100 acciones. Una de ellas es que tras tener una meta de sembrar 25 millones de árboles en el departamento de Antioquia durante este cuatrienio, en el mes de marzo, conjuntamente con el Ministerio de Ambiente, la incrementaron a 40 millones de árboles, de los cuales ya se han sembrado 7 millones 800 mil árboles.

Se espera que al finalizar 2021, en Antioquia se hayan sembrado 18 millones árboles. Durante el 2020, en el departamento se sembraron 5 millones 500 mil árboles, un 52 por ciento de la meta nacional, en un año que tuvo a bordo el inicio de los gobiernos y la pandemia por el covid-19.

De otro lado, con el modelo de conservación y de control de deforestación en el programa de pago por servicios ambientales, el departamento pasó de tener 45.000 hectáreas conservadas a 70.000, con lo que 9.800 familias están vinculadas.

Otra de las acciones es declarar 150 mil nuevas hectáreas de aprovechamiento para el departamento. Uno de los primeros logros en este sentido, destacó Uribe, fue la declaratoria del Cerro Quitasol en Bello, con Corantioquia, proceso que se adelanta también en el Bajo Cauca en el municipio de Nechí.

“Tenemos unas acciones en otros sectores, por ejemplo lo que tiene que ver con reconversión de suelos. El sector de la ganadería es el que más gases de efecto invernadero genera; el 26 por ciento de los gases de efecto invernadero en el departamento son generados por el sector agrario en virtud de la deforestación, las grandes hectáreas que se requieren para pocas unidades de ganado, también por el metabolismo de las vacas que generan metano”, explicó Uribe.

Otra meta que calificó como muy importante es la de cultivos en invernadero. En marzo de este año entregaron la Ciudadela Agroindustrial del Oriente, en el municipio de Marinilla, donde se instaló el primer espacio de reproducción agrícola en invernadero, “que eso significa menor área para mayor productividad, menor consumo de agua”, indicó.

En el componente de movilidad sostenible, el departamento avanza en el proyecto del Tren del Río, que fue radicado recientemente ante el Ministerio de Transporte.

Responsabilidad de todos

Uribe concluyó que en este proceso, es fundamental la articulación de los gremios, las corporaciones autónomas regionales y el ciudadano de a pie, que con solo aprender a disponer los residuos sólidos puede aportar a este propósito.

“No es la Gobernación de Antioquia la que definitivamente va a lograr mover los indicadores en términos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Nosotros somos un pedacito de la torta, pero necesitamos trabajar unidos con un propósito que es la emergencia climática”, concluyó.

Retos por subregiones

-El tema de una industria baja de carbono se centra en Oriente y el valle de Aburrá.

-El reto de la movilidad sostenible, en el valle de Aburrá.

-Urabá, Norte y Bajo Cauca son las subregiones que tienen más retos en la ganadería.

- En el Urabá antioqueño también hay otro foco y es lo que tiene que ver con la erosión costera.

- Restauración de suelos degradados en el Bajo Cauca y Nordeste y en menor medida en el Occidente, producto de la extracción ilícita de minerales.

- Oriente y suroeste trabajarán fuertemente en el componente de agricultura.

MELISSA ÁLVAREZ CORREA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MEDELLÍN

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.