Antioquia ya empezó a fumigar coca con drones en el Bajo Cauca

Antioquia ya empezó a fumigar coca con drones en el Bajo Cauca

El gobernador Luis Pérez contrató drones privados para fumigar con glifosato cultivos ilícitos.

Fumigación con drones

Este es uno de los drones que usa la empresa privada contratada por la gobernación para fumigar cultivos ilícitos.

Foto:

Cortesía Policía Antinarcóticos

Por: Heidi Tamayo
20 de octubre 2018 , 10:20 p.m.

El uso del glifosato para fumigar cultivos de coca revivió esta semana en el país, luego de que el gobierno de Antioquia puso en marcha un plan piloto con drones.

Los artefactos ya están en terreno, según lo aseguró el gobernador Luis Pérez, quien añadió que la prueba durará 40 días, tras los cuales serán evaluados los resultados para determinar si los costos del proyecto son acordes con los beneficios.

Para la prueba fueron elegidos seis municipios: Valdivia (en el norte del departamento) y Cáceres, Caucasia, El Bagre, Nechí y Tarazá (en el bajo Cauca).

Esta última subregión fue priorizada por ser la que más cultivos ilícitos aporta en el departamento, con el 70 % del total, explicó Lina Marcela de los Ríos, gerente del programa Antioquia Libre de Coca, quien recordó que el 31 de diciembre del 2017, en el departamento se reportaron 13.681 hectáreas sembradas de coca, lo que representa un incremento significativo frente al mismo periodo de 2016, cuando había 8.855.

Para desarrollar la propuesta de fumigación con glifosato, la gobernación contrató una empresa privada que opera los drones, cuyo alquiler cuesta 1’200.000 pesos por día cada uno. Inicialmente, el piloto comenzó con dos de estos artefactos, cada uno con capacidad de fumigar tres hectáreas diarias.

Pérez aseguró que la decisión de usar los drones radica en que los problemas para el “medioambiente son prácticamente inexistentes”, en tanto que el sistema tiene un alto nivel de precisión: la fumigación se hace a una altura de entre 2 y 3 metros directamente en el cultivo que será afectado, pues a cada dron se le implanta un mapa con la ubicación exacta.

El gobernador también dijo que hay permiso oficial para el uso de glifosato con esta tecnología. Y añadió que están en regla las pólizas requeridas en caso de que ocurra algún problema con los dispositivos o que perjudiquen a algún campesino fumigando otros cultivos.

La prueba durará 40 días, tras los cuales serán evaluados los resultados para determinar si los costos del proyecto son acordes con los beneficios

“Volvemos a la fumigación, pero no con una avioneta fumigando por todo el país, sino a una que puede ser de dos maneras: un helicóptero con fumigador de precisión o con drones. No se va a fumigar el cacao del vecino, se va a fumigar la coca que está sembrada al lado”, expresó el mandatario y dijo que cuenta con apoyo de la Policía Antinarcóticos, que aporta las moléculas de glifosato.

El departamento reinició el uso del glifosato, tras las reiteradas peticiones de Pérez de usar un método innovador que ayude a eliminar por fin los cultivos de coca en Antioquia, donde uno de los mayores problemas es la resiembra.

De hecho, según información de Policía Antinarcóticos, que mantiene planes de erradicación en la zona, los drones serán usados en el terreno ubicado en una vereda de Tarazá, en la que el martes pasado un erradicador activó una mina antipersonal en medio de las labores. El artefacto explosivo había sido instalado por el Eln, según explicó el coronel José Rodas del área de erradicación de cultivos ilícitos, y su activación dejó un policía y tres civiles heridos, todos erradicadores.

En este sentido, el gobernador aclaró que la fumigación con drones es solo un componente del proceso, es decir que la erradicación manual, en la que trabajan 2.600 soldados, 1.000 policías y varias familias campesinas, se mantendrá. De hecho, el uso de esta tecnología es para lugares en los que los problemas de orden público ponen en riesgo a las personas que erradican.

Pero en las comunidades el uso de glifosato, aun con drones, no cayó bien. Organizaciones de la región siguen con miedo. Jorge Ríos, líder de la Asociación Campesina Unidos del Río Nechí, manifestó que el uso del glifosato causa efectos adversos en la tierra y que el viento hace que se disperse y llegue a otros lugares.

Temen desplazamiento

“No estamos de acuerdo, es un sentir de la comunidad; la solución no es el veneno porque eso causa muchos problemas ambientales”, indicó el líder, quien añadió que de acuerdo con los rumores, los drones ya están funcionando en El Bagre, pero que no tienen certeza de ello.

Una habitante de la zona que pidió guardar su identidad expresó que tras una reunión hecha ayer la por comunidad, concluyeron que si el glifosato llega a sus territorios van a tener que desplazarse, pues están seguros de que aunque se haga a 3 metros, la tierra no quedará sirviendo para sembrar proyectos productivos. También dijo que en el bajo Cauca apoyan el programa de sustitución de cultivos ilícitos, pero sin glifosato.

Algunos campesinos están contentos con la estrategia porque quieren erradicar cuanto antes, pero hay algunos que se oponen porque consideran que les van a esterilizar la tierra

Al respecto, Gladis Rebeca Miguel, alcaldesa de Tarazá, considera que las opiniones están divididas en el municipio . “Algunos campesinos están contentos con la estrategia porque quieren erradicar cuanto antes, pero hay algunos que se oponen porque consideran que les van a esterilizar la tierra”, explicó.

La funcionaria añadió que está de acuerdo con el proceso, pues sería ágil para eliminar las hectáreas de coca, pero espera que se mantenga el acompañamiento a la gente para que pueda sustituir por cultivos legales.

En este punto trabajan con fuerza desde el programa Antioquia Libre de Coca, indicó De los Ríos, quien añadió que el proceso no ha sido sencillo y se debe fortalecer el trabajo con las comunidades. Además, aseguró que no se trata solo de la erradicación, sino que hay otros frentes como infraestructura rural, equidad, sostenibilidad ambiental, seguridad y derechos humanos.

La Gobernación de Antioquia aún no ha entregado informes parciales de los días que llevan los drones en terreno. De los Ríos aclaró que pasados los 40 días, los resultados darán cuenta de la eficacia del procedimiento.

El plan del Gobierno

Aunque la estrategia del gobernador de Antioquia cuenta con el aval de la Presidencia, no forma parte del plan del Gobierno Nacional, que anunció que implementará en diferentes regiones el uso drones de la Policía Antinarcóticos para fumigar, también con glifosato, los cultivos de coca, que se calculan en 171.000 hectáreas en todo el país. Esta iniciativa todavía se encuentra en prueba y se analiza su impacto.

HEIDI TAMAYO
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter: @HeidiTamayo

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.