Alcaldía de Medellín presentó un libro para amar a las mariposas

Alcaldía de Medellín presentó un libro para amar a las mariposas

Se busca mostrar la relación que tienen los insectos con las plantas e incentivar su conservación

Mariposa

Una de las mariposas protagonistas en el libro es la “Pteronymia medellina”, quien lleva el nombre de la ciudad.

Foto:

Daniel Jaramillo

Por: Esneyder Gutiérrez
22 de septiembre 2019 , 12:00 p.m.

Acercar las personas a las mariposas, para que conozcan toda la riqueza natural que rodea a la capital antioqueña, descubran lo que tienen, la valoren y cuiden, es parte del objetivo del libro Mariposas de Medellín y sus ecosistemas estratégicos lanzado recientemente por la Alcaldía.

La idea nació gracias a Daniel Jaramillo, un joven graduado de administrador de negocios de la universidad Eafit quien hace 15 años emprendió un trabajo dedicado a estos insectos.

Lo que en un principio buscó fue generar recursos a partir de la crianza de mariposas para exportar.

Fue así como Jaramillo inició aprendiendo sobre su ciclo de vida, cómo viven y cómo se reproducen, hasta que creó un mariposario en la vía entre Rionegro y el Carmen de Viboral, en el oriente antioqueño, para exhibirlo al público y que, al igual que él, conozcan más acerca de estos insectos voladores y de colores brillantes del orden Lepidoptera y cuyo nombre científico es Danaus plexippus.

En el texto, el autor expone la vida de 90 especies de las 258 que han sido identificadas en la ciudad. De acuerdo con estudios, el 9 por ciento de la diversidad de mariposas del país habita en Medellín.

Cuatro años tardó en la identificación de dichas especies y luego se dio la oportunidad de que ese trabajo se convirtiera en un texto de calidad, un documento que les sirviera a las comunidades para estudiar, para consultar, que generara interés y amor por la riqueza natural local, que las personas conozcan las especies, que sepan cómo cuidarlas y, básicamente, acercar la gente a la belleza de las mariposas.

La conexión entre Medellín y las mariposas se evidencia con esa especie en particular (hablando de la Pteronymia medellina) que rinde homenaje a la capital antioqueña con su nombre. 

El secretario de Medio Ambiente de Medellín, Sergio Andrés Orozco Escobar, un funcionario público enamorado de la naturaleza y quien desde el principio se sumó a la idea de Jaramillo, destacó la importancia de las mariposas y la de una en especial: Pteronymia medellina.

“La conexión entre Medellín y las mariposas se evidencia con esa especie en particular, que rinde homenaje a la capital antioqueña con su nombre. Es una mariposa que está incluida en nuestro libro y fue descubierta en 1905 por Richard Haensch, quien en honor a la ciudad le otorgó ese nombre a este polinizador que encontramos en los bosques periurbanos”, explicó.Orozco.

Por su parte, Jaramillo agregó que en la medida en que las personas entiendan que la naturaleza también tiene un valor, un costo, los procesos de conservación salen más fácil.


“Es entender que el mismo ejercicio de conservación hace al proceso auto sostenible, para no estar detrás de nadie buscando apoyos y dependiendo de donaciones y la caridad de alguien, que zoocrear mariposas es una forma de conservarlas y ha sido una fortaleza en la tarea de cuidar la naturaleza y algunas especies amenazadas en las urbes”, puntualizó. Para Jaramillo, la tarea ahora es que los adultos conozcan el rol de estas especies en el entorno que son fundamentales en el proceso de polinización y son las segundas más importantes en la naturaleza después del proceso de la fotosíntesis.

Es entender que el mismo ejercicio de conservación hace al proceso auto sostenible, para no estar detrás de nadie buscando apoyos y dependiendo de donaciones y la caridad de alguien

Que no se trata de repetir el pasado cuando a los niños se les decía que los insectos son malos, que hacen daño, que enferman y que se pueden matar y no pasa nada. 

Precisamente, el libro busca eso, que la población entienda que hay una relación directa y muy específica de las mariposas con la naturaleza, que antes de volar son larvas y por eso se deben cuidar los gusanos que se ven en los jardines, porque esos gusanos serán mariposas.

Medellín es la única ciudad del país con una Política de Biodiversidad, enmarcada en la Política Nacional para la Gestión Integral de la Biodiversidad y los Servicios ecosistémicos. Esto ha llevado a la preservación y fortalecimiento de ecosistemas estratégicos que sirven de fuente de alimento a las larvas de las mariposas hasta su nacimiento e incluso después.

Entre ellos están las reservas forestales, los corredores y muros verdes, los cerros tutelares y los jardines que vienen siendo fortalecidos en el Centro.

Esneyder Gutiérrez
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.