‘Medellín necesita al menos 400 agentes de tránsito más’

‘Medellín necesita al menos 400 agentes de tránsito más’

Cuerpo de guardas pasará, desde hoy, de 714 a 514. Según expertos, temporada navideña será caótica.

Agentes de tránsito en Medellín

Distintos gremios lamentan que en la temporada navideña haya disminución de los agentes de tránsito.

Foto:

Jaiver Nieto

Por: Víctor Vargas
30 de noviembre 2019 , 06:10 a.m.

Un diciembre bastante caótico en materia de movilidad les esperaría a los medellinenses desde hoy porque la ciudad se queda con 200 agentes de tránsito menos.

Así lo consideran expertos, agentes y comerciantes que piensan que una ciudad como Medellín, con más de 1,4 millones de vehículos en circulación, una dinámica comercial tan activa, falta de cultura vial, cientos de obras públicas en marcha y vías limitadas, no debería reducir su cuerpo de agentes en un 28 por ciento.

“Nos parece una irresponsabilidad y casi que un ataque con el sector comercial del centro de la ciudad”, manifiesta Daniel Manzano, director ejecutivo de Asoguayaquil, que reúne a los comerciantes de este sector del centro.

“Nosotros recibimos por Maturín, nuestra calle principal, más de 145.000 vehículos diarios que tienen que tener regulación. El 25 por ciento de esos vehículos son de cargue y descargue, se requiere presencia de agentes para que haya circulación”, agregó Manzano.

A esta voz se suma la del director ejecutivo de Fenalco, Sergio Ignacio Soto, quien señaló que desde su agremiación se ha mantenido un diálogo con la secretaría de Movilidad para buscar soluciones, pero no niega que el impacto de la reducción es alto.

Sentimos una alta preocupación ante la carencia de recurso humano pues obviamente el transporte masivo no es suficiente para atender el flujo de visitantes

“Sentimos una alta preocupación ante la carencia de recurso humano pues obviamente el transporte masivo no es suficiente para atender el flujo de visitantes. Nadie se va a montar en el metro con un televisor de 43 pulgadas. Es una premisa fundamental de comercio: ‘no parking, no bussiness’ (sin parqueo no hay negocios)”, advirtió el dirigente gremial, quien agregó que 400.000 personas llegan allí a trabajar y a estudiar a diario.

Sin embargo, el centro no es el único afectado. Son múltiples sectores de la ciudad que en la época decembrina soportan andanadas de vehículos, motos, buses y camiones, muchos de ellos atraídos por las dinámicas comerciales y turísticas propias de la temporada: El Poblado, Laureles, Belén, La 33, Carabobo Norte -sede principal del alumbrado navideño-, la avenida Regional y los ingresos y salidas con los municipios.

Es por ello que Luis Eduardo Echeverri, agente con 22 años de servicio y actual representante de la Asociación de Empleados de Tránsito y Transporte de Medellín, ve con pesimismo la salida del servicio de estos 200 agentes.

Agentes de tránsito en Medellín

900 agentes de tránsito es el número ideal que debe tener la ciudad, de acuerdo con la opinión de expertos.

Foto:

Jaiver Nieto

“En realidad, con el número de agentes de tránsito que tenemos, no alcanzamos a cubrir en óptimas condiciones toda la movilidad de Medellín que es tan compleja”, recalcó el líder de los agentes.

Asimismo, indicó que tan solo por los 300 a 500 incidentes viales que a diario vive la ciudad, se necesita un número importante del recurso humano y la asignación de agentes según la complejidad, ya sea un choque ‘solo latas’ o incidentes viales con lesionados e, incluso, homicidios en vías.

De hecho, al momento de la llegada de estos 200 agentes, la Secretaría de Movilidad reportó que se mejoraban los tiempos de respuesta de incidentes en un 6 por ciento en siete corredores críticos de la movilidad y hubo una reducción en promedio del 11 por ciento en tiempo de viaje en cuatro corredores estratégicos: la Regional, Las Vegas, El Poblado y Las Palmas.

Ahora, el problema no se queda solo en las calles de Medellín. Según el representante de los agentes, a los 514 hombres y mujeres de la planta permanente de la ciudad, les deben en promedio entre 400 y 500 horas de tiempo compensatorio, lo que representa una deuda de casi dos meses de deuda por agente.

¿Entonces por qué se van?

El secretario de Movilidad de Medellín, Humberto Iglesias, señaló que la administración gestionó un permiso especial ante el Departamento de la Función Pública para -dentro del marco de la Ley 617 de gastos de funcionamiento que limita la inversión-, afrontar desde el año anterior las más de 1.400 obras que de manera simultánea adelantaba la alcaldía y que, indica el funcionario ya están concluyendo en su mayoría.

Siempre será pertinente tener mayor presencia de agentes en las vías. Sin embargo, hay que entender que termina el permiso especial y trataremos nuevamente de solicitarlo, pero creo que se autorizará en la próxima administración”, señaló el secretario.

Frente al impacto de la reducción del recurso humano para atender una temporada tan compleja como la de fin de año, el funcionario argumentó que se priorizarán los agentes en los sectores más críticos, además de apoyarse en recursos tecnológicos como la red de semáforos inteligentes, las cámaras y el monitoreo del Centro de Control.

Hay que entender que termina el permiso especial y trataremos nuevamente de solicitarlo, pero creo que se autorizará en la próxima administración

Pero el representante de los agentes, Luis Eduardo Echeverri, consideró que la ciudad requiere de decisiones más de fondo y no de un vaivén administrativo y operativo como el que se enfrenta en la actualidad con una ciudad por momentos paralizada.
“Es cuestión de voluntad política”, señaló con contundencia el agente.

Indicó, además, que el espíritu de la Ley 617 es netamente financiero y que si de ello se trata Medellín tiene con qué sumar entre 200 y 400 agentes más a su cuerpo, acotando que 900 agentes sería el número ideal de agentes para la ciudad (con la reducción cada agente atendería hipotéticamente, cerca de 3.000 vehículos).

El agente y líder, manifestó que espera que esa voluntad política llegue con el nuevo alcalde Daniel Quintero y que la ciudad demuestre su coherencia frente a este reto económico, laboral, de movilidad y de seguridad vial que desdibuja a una ciudad destacada en Latinoamérica, por ejemplo, por su sistema integrado de transporte.

La movilidad también le compete a los ciudadanos

Para el exsecretario de Movilidad de Medellín, José Fernando Ángel, la tecnología por sí sola no puede subsanar la falta de agentes de tránsito, pero destacó que la ciudad vive una transformación cultural en progreso y que ya los ciudadanos se comportan mejor.

“Ante esta reducción de agentes solo resta apelar a los ciudadanos para que sean muy conscientes, por ejemplo, no bloqueando los cruces, una actitud crítica para la movilidad”, indicó el experto.

De igual manera piensa la directora de Fundapeatón, Martha Giraldo, quien considera que es la autorregulación de los actores viales la clave y no la cantidad de agentes.

Agentes de tránsito en Medellín

En Medellín hay más de 1,4 millones de vehículos en circulación.

Foto:

Jaiver Nieto

“Como usuarios de la vía pública, los ciudadanos no deberíamos estar sujetos a la presencia de un agente de Tránsito para saber qué es lo correcto o incorrecto. Siempre serán insuficientes en proporción al número de habitantes. Tenemos 2’549.537 habitantes, es decir que de los poco más de 500 agentes que quedan en planta, cada uno atendería en promedio 5.028 personas, teniendo en cuenta que no todos trabajan en campo. Así que la invitación es autorregularnos en la nuestra conciencia vial y espacios compartidos”, dijo.

Una mirada a la seguridad vial

Entre tanto, Medellín celebró el año anterior una reducción histórica en el número de víctimas fatales en las vías, pasando de 258 muertes en 2017 a 239 en 2018, es decir, se salvó la vida de 219 personas. Para expertos internacionales como Darío Hidalgo, exintegrante del World Resources Institute (WRI) y actual director ejecutivo de la Fundación Despacio, los 200 agentes de tránsito pueden hacer la diferencia en materia de seguridad vial.

“El tema del control es esencial en la movilidad, pero sobre todo en seguridad vial. Los agentes de tránsito no deberían llamarse así, sino ‘agentes de seguridad vial’. La función de ayudar en la regulación no debería ser la principal sino la de ejercer control sobre las conductas más riesgosas de conductores, motociclistas, ciclistas e incluso peatones”, advirtió el experto.

Expresó que la tecnología por sí misma puede prevenir conductas como las velocidades y el cruce en rojo, pero no ejercer control al uso de cinturón de seguridad, de conducción manipulando celulares o de casco (motociclistas). “En este sentido no es bueno lo que le pasa a Medellín. Reducir su pie de fuerza disminuye la posibilidad de controlar esas conductas riesgosas”.

VÍCTOR VARGAS
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.