Abecé para entender la nueva alerta que enfrenta Hidroituango

Abecé para entender la nueva alerta que enfrenta Hidroituango

Entienda en qué consiste la más reciente novedad ubicada cerca de casa de máquinas en la megaobra.

AUTOPLAY
Gerente (E) de EPM explica hallazgo de un hueco en HidroituangoGerente (E) de EPM explica hallazgo de un hueco en Hidroituango
Hidroituango

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Por: Medellín
12 de enero 2019 , 04:48 a.m.

Casa de máquinas es un componente de Hidroituango ubicado en el interior de un macizo rocoso de 600 metros en el que irán ubicadas ocho turbinas tipo Francis que generarán los 2.400 MW (megavatios) de energía que generará el proyecto (cerca del 17 por ciento de lo que produce el país).

Esta caverna, explicó el profesor Gabriel Fernández, integrante del board de expertos de EPM, no fue diseñada para almacenar agua. Sin embargo, el 10 de mayo del año pasado, la empresa decidió abrir algunas compuertas de casa de máquinas para que esta se inundara y por allí fluyeran las aguas del río Cauca ya que la presa no estaba terminada y los túneles de desviación se habían taponado.

Para determinar el nivel de afectación de este espacio, ocasionado por la entrada de agua, era vital cerrar las compuertas y esperar que se evacuara toda el agua para poder comenzar el proceso de reparación y poner a punto la central, que operaría en 2021, según estimados de EPM.

John Maya Salazar, gerente encargado de EPM, explicó que el riesgo al hacer esto, es un efecto de succión parecido al de un lavamanos o a sorber por un pitillo que amenazaba con colapsar el techo de casa de máquinas lo que sería catastrófico para la obra.

“Por eso se decidió hacer una serie de excavaciones desde la montaña hasta la casa de máquinas para que sirvieran como pequeños huecos que dieran aire a este espacio y en el momento de cerrar las compuertas solo succionara aire”, explicó Maya.

El pasado 27 de diciembre, cuando llevaban aproximadamente cuatro excavaciones, a 35 metros de profundidad hallaron un ahuecamiento o socavación con agua que obligó a suspender este proceso y tomar medidas.

Desconociendo la causa de esta novedad y la magnitud total (podría ser entre 18 y 40 metros) de la misma, EPM solicitó a la empresa Integral y al board de expertos de la empresa realizar un informe técnico que diera claridad sobre este vacío. El plazo para hacerlo era de 72 horas, es decir, entre el sábado 12 y el domingo 13 de enero.

Horas después ya hubo más claridad en algunos aspectos del socavón. El profesor Fernández explicó que la cárcava hallada corresponde al 0,1 por ciento de todo el macizo rocoso mientras que todas las excavaciones no superan el 2 por ciento.

Esto no quiere decir ni se puede garantizar que no haya más cárcavas

Según los voceros de EPM, esta está localizada y tiene una forma como de hongo, con una especie de base y después se abre. Agregaron que ya saben que este ahuecamiento está confinado y no está conectado con casa de máquinas, lo que genera más tranquilidad y en caso de algún desprendimiento, no tendría incidencia con el resto del macizo.

“Esto no quiere decir ni se puede garantizar que no haya más cárcamas. Pero todas las señales y monitoreos que se hacen en la totalidad de sectores de la obra indican que no hay variaciones significativas que indiquen que esté pasando algo como desestabilización de la montaña”, expresó el experto.

Agregó que este ahuecamiento podría llevar más de ocho meses allí y la teoría más fuerte es que se formó con el destaponamiento de uno de los túneles de desviación el pasado 12 de mayo. Sin embargo, otra posible causa sería la entrada de agua por casa de máquinas, por lo que se decidió acelerar el proceso de cierre de las compuertas y cortar así el flujo.

Explicó Maya que hay ocho captaciones que llevan a casa de máquinas, de las cuales, utilizaron dos al momento de la inundación en mayo pasado.

“Lo que se hará es cerrar una de esas compuertas, la segunda, con lo que el caudal que ingresa a este espacio bajará de 750 a 370 metros cúbicos por segundo aproximadamente. Con esto esperamos que el nivel del embalse suba a 405 metros sobre el nivel del mar (hoy está en 392) y poder activar de nuevo el vertedero. Cuando esto pase procedemos a cerrar la segunda compuerta”, explicó el gerente (e).

El plan, agregó Maya, es cerrar la segunda compuerta la próxima semana. Pero para lograrlo, se debe hacer primero una serie de perforaciones exploratorias entre 50 y 100 metros en otras zonas para que no se vean afectadas por el efecto succión cuando baje el nivel del agua.

EPM espera este fin de semana tener listas todas las perforaciones.

¿Entonces por qué se tiene que cerrar si el riesgo es mínimo? Maya respondió que una de las razones es para evitar que se siga horadando la tierra. De igual forma, reiteró que casa de máquinas no se hizo para albergar agua por lo que se debe evacuar el líquido. 

MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.