La Arenosa estrena cara tras década de inversión

La Arenosa estrena cara tras década de inversión

Una ciudad con más parques, escenarios deportivos y menos arroyos. Así es ahora Barranquilla.

Malecón Bquilla

El Gran Malecón del río cuenta con jardines, zonas verdes, baterías de baños e iluminación LED.

Foto:

Archivo El Tiempo

Por: REDACCIÓN + CONTENT EL TIEMPO
30 de agosto 2018 , 03:17 p.m.

Indiscutiblemente, la Barranquilla de hace 10 años no se parece mucho a la de hoy. No solo piensan así los locales, también lo perciben los visitantes ocasionales y
turistas que llegan a la Puerta de Oro y se maravillan con lo que la ciudad tiene para ofrecerles.

El primer gran cambio, sin duda alguna, es la disminución notable de los arroyos que habían vuelto famosa a Barranquilla ante el mundo por su singular letrero de ‘arroyos
peligrosos’. Las canalizaciones que se han llevado a cabo en vías importantes han aumentado la confianza de los locales hacia un fenómeno que parecía no tener solución y durante décadas le ha significado muertes y pérdidas millonarias a la cuarta urbe más importante de Colombia. 

En febrero de 2016, Alejandro Char, alcalde de Barranquilla, anunció que había tomado “la valiente decisión de acabar con esta tragedia”. En este propósito, le
presentó al Concejo Distrital un proyecto para darles solución a siete peligrosos arroyos que suman una longitud de 16,3 kilómetros y requieren de una inversión de 1 billón de pesos. Los primeros arroyos que desaparecieron de las calles, ante el
aplauso de quienes sufrían la parálisis de la ciudad debido a las lluvias, fueron los de la calle 79, la calle 84 y La María, donde las aguas ya no circulaban por encima de las
vías sino que atravesaban unas rejillas hasta encauzarse en los box coulvert que fueron construidos bajo estas calles. Esto demostró que con una adecuada planeación de proyectos hidráulicos es posible resolver el problema y que no
era cierto que Barranquilla estuviera condenada a vivir con el drama de los arroyos.

Otro de los grandes cambios se evidencia al adentrarse en los barrios. Se trata de la recuperación de los parques alrededor de toda el Área Metropolitana en los cuales
se han reencontrado familias enteras en torno a la recreación y el deporte. El proyecto, llamado Todos al Parque, surgió hace cuatro años después que se modernizó uno de los más emblemáticos de la ciudad, el parque Tomás Suri
Salcedo, en la calle 70 entre carreras 46 y 47. Desde entonces, este programa le ha entregado a la ciudad 130 nuevos parques que se han convertido en pulmones y espacios de convivencia, reemplazando los lugares donde antes reinaba el abandono y la delincuencia.

Con estos nuevos parques también se le han devuelto a la ciudad aproximadamente 12.480 árboles que antes se estaban muriendo, un paso gigante hacia la mejora de
la calidad de vida de los habitantes. No obstante, la meta es ambiciosa, ya que Char cuenta que su compromiso, estipulado dentro de su programa de gobierno, es entregarles a los barranquilleros 1’000.000 de metros cuadrados de zonas verdes y sembrar 250.000 árboles.

El río como eje del desarrollo

La mayoría de las antiguas civilizaciones se establecieron a orillas de grandes arterias fluviales con el fin de posicionarse estratégicamente. Barranquilla no es ajena a esa realidad, aunque en su desarrollo posterior haya decidido, sin querer, darle la espalda al río Magdalena, pero muchos años después la ciudad empieza a fijar su mirada en esa dirección y el Gran Malecón del río es solo el primer paso.

Este comenzó en el Puerta de Oro Centro de Eventos con un primer tramo de 300 metros de largo que recuperó en su totalidad 20.000 metros cuadrados de espacio que cuenta con jardines, zonas verdes, baterías de baños e iluminación LED. A este primer tramo se unió posteriormente la Unidad funcional 1, que comprende 500 metros lineales de vía en doble calzada, paralela al río, con el desarrollo de un corredor verde, ciclorruta y malecón turístico con sus respectivas obras de protección de la ribera. Asimismo, están en ejecución tres tramos más que asegurarán el 100 por ciento de esta ventana con la que Barranquilla puede mirar orgullosa hacia la arteria fluvial que la vio nacer.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.