Secciones
Síguenos en:
Así vive la cuarentena una Secretaria de Salud con el coronavirus
Yenni Trujillo

Yeny Trujillo, secretaria de Salud del Quindío

Foto:

Cortesía Gobernación del Quindío

Así vive la cuarentena una Secretaria de Salud con el coronavirus

A 10 días de su aislamiento, la funcionaria relató su experiencia enfrentando el Covid-19.

Casi como una ironía fue recibida entre los quindianos la noticia de que la secretaria de Salud del departamento, Yenny Alejandra Trujillo, contrajo coronavirus cuando ya lideraba las acciones para tratar de frenar la propagación de la pandemia en el Quindío.

Aunque su contagio está en estudio, se presume que se dio en una reunión en Bogotá con el presidente de la República, Iván Duque, alcaldes, gobernadores y secretarios de salud de todo el país, donde también estuvo el alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón quien días después dio a conocer que dio positivo en las pruebas de coronavirus.

Tras la revelación de López, el pasado viernes 20 de marzo los funcionarios que estuvieron en esa reunión se practicaron las pruebas, entre ellos el gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo, el alcalde de Armenia, José Manuel Ríos y la secretaria. El 22 de marzo se conoció que los dos primeros salieron negativos para Covid -19 pero Trujillo salió positiva.

“No me asusté por mi salud, pero por un momento me llené de impotencia y temor por las personas que me rodean, 17 años de trabajar como servidora pública y de pronto venir a causarle un daño a alguien en este momento, eso fue lo que me preocupó”, dijo la mujer de 38 años.

La funcionaria, quien es fonoaudióloga y abogada de profesión, se había aislado desde el mismo viernes en una habitación de su casa en Armenia. Por su trabajo no alcanzó a tener contacto con su familia en Calarcá, y poco se vio con su novio con quien convive junto a sus dos mascotas. Las pruebas de su pareja dieron negativo a coronavirus.

Unos días después de su diagnóstico se conoció que Trujillo ha seguido trabajando como la jefe de esta dependencia pero desde su habitación.

“Yenny Alexandra es una mujer muy fuerte, la palabra que le aplica es berraca, emprendedora, luchadora, está desde su casa y desde su aislamiento ayudándome a coordinar absolutamente todo lo que tiene qué ver con salud, por fortuna los síntomas de ella son leves. Hasta ahora todas las personas que estaban con ella han resultado negativos a coronavirus”, dijo el gobernador.

Luego la secretaria envió un video a través de sus redes sociales agradeciendo por el apoyo y contó que seguía coordinando labores de su secretaría. “Estos son gajes del oficio”, manifestó la mujer con respecto a su contagio.

“Yo no he parado de trabajar, por voluntad propia no he querido retirarme de mis funciones, sigo orientando todo, enviando informes día y noche al Ministerio, Superintendencia, Presidencia, de todo, no he tenido tiempo ni para aburrirme” le contó Trujillo a EL TIEMPO.

Sus síntomas han sido leves, de hecho se hizo la prueba porque todos los asistentes a la reunión en Bogotá debieron practicársela, pero no por sus síntomas. “Me empezó una carraspera en la garganta, estornudos y tos por la mañana y por la noche, pero pensé que era por el clima, porque me levanto muy temprano y salía muy tarde. No he tenido fiebre, sí he sentido demasiada sed, los ojos un poco rojos, y a ratos se me va el aire pero es tolerable, es como cuando a uno le está empezando una amigdalitis”, expresó.

Yo no he parado de trabajar, por voluntad propia no he querido retirarme de mis funciones

Pese a su alto cargo y a mantenerse trabajando en medio de la contingencia, asegura que se ha sentido discriminada por algunas personas. “Yo fui secretaria de salud municipal, concejal y alcaldesa de Calarcá y mucha gente que he conocido en todos estos años me ha enviado sus mensajes de solidaridad pero también he recibido otros que lo sorprenden a uno”.

Desde hace unos días, su pareja ya no puede sacar a pasear a sus perros porque se lo prohibieron en la unidad residencial donde vive, pese a que él no tiene coronavirus ni contacto directo con Trujillo. “Yo tengo una vajilla solo para mí, cuando tomo los platos de la puerta les aplico desinfectante y alcohol al piso y a la puerta, luego desinfecto mi vajilla, y se hace desinfección en el hogar. No me asomo ni a la ventana y no tengo contacto con nadie”.

Aunque viven en la misma casa, a su novio solo lo ve por videollamada. “Yo tomo las cosas con tranquilidad. Mi novio ha sido un gran apoyo en medio de esta situación”.
Y agregó que “uno se sorprende, a veces las personas de menos recursos son las más solidarias. Sé que la comunidad en general está en pánico por el virus, que algunas de las personas que estuvieron conmigo también lo están, pero este virus es una realidad que debemos afrontar entre todos”.

Quizá ser portadora del virus le ha dado más autoridad para enfrentarse a él y buscar las estrategias para hacerle frente al aumento de casos en el departamento. Por eso, ha aprovechado estos días para adelantar conversaciones con propietarios de varios hoteles del Quindío con el objetivo de que presten esta infraestructura para aislar a personas contagiadas, en el caso de que llegue a ser necesario.

También coordina la revisión de las sedes de universidades como la del Quindío o la Escuela de Administración y Mercadotecnia que ofrecieron espacios para dotarlos con camas y unidades de cuidados intensivos, pues lo más probable es que se lleguen a necesitar.

Cabe recordar que la población de adultos mayores tiene un riesgo más alto de contraer la enfermedad y que esto contrasta con que el Quindío tiene la tasa más alta de envejecimiento del país.

De ahí que Trujillo sigue trabajando y buscando cómo ayudar. Ya les pidió acompañamiento a los profesionales del Hospital Mental de Filandia para las personas contagiadas y las familias que también enfrentan este contagio.

“Tenemos el hospital de Circasia que está nuevo pero necesita toda la dotación, también un centro de salud en Barcelona, que se pueden habilitar temporalmente para pacientes con coronavirus. Sin embargo lo más importante es que debemos cuidarnos y ser responsables, acatar las medidas del gobierno nacional y local”.

El departamento busca donaciones para habilitar varios sitios como hospitales temporales. La red hospitalaria del Quindío solo cuenta con 40 camas en las unidades de cuidados intensivos con ventiladores mecánicos para una población de poco más de 500 mil habitantes por los 12 municipios. Y hay 19 camas en cuidados intermedios pero estas no cuentan con ventiladores mecánicos. “Estamos revisando si podemos comprar más ventiladores o alquilarlos, pero estamos en la etapa de revisión”, dijo la secretaria.

Quindío, con muchos casos de Covid-19

Quindío tiene 16 casos positivos (14 en Armenia y 2 en Calarcá) y todos están con seguimiento médico en sus hogares, ninguno en estado grave hasta el momento. Al día se toman muestras para unas 45 pruebas de coronavirus en el Quindío, sin embargo se espera la confirmación del Instituto Nacional de Salud para comenzar a realizarlas en Armenia en un trabajo conjunto entre la Secretaría de Salud del departamento y la Universidad del Quindío.

En Armenia se han dispuesto varias líneas de comunicación y asesoría para las personas que presentan síntomas del virus. Una de ellas fue habilitada por la Alcaldía de Armenia con apoyo del Sena regional Quindío. Los instructores del área de salud del Centro de Comercio y Turismo del Sena son los encargados de atender la línea amiga de asesoría 318304 6184 que funciona de lunes a domingo entre las 8 a.m. y las 8 p.m.

Y la Cámara de Comercio de Armenia en convenio la Secretaría de Salud de Armenia habilitaron un sistema de call center para dar seguimiento a casos del Covid-19. La línea de atención es 3022907493.

Los 14 casos de Armenia se habría dado según la secretaria de Salud de Armenia, Mayerly Pacheco Orduz, por la población proveniente de otros países, pues los primeros casos registrados fueron importados de países como Italia y España y los casos siguientes fueron de personas, en su mayoría relacionadas con estas personas.

“Cuando se empezaron a ver los casos en el país empezamos a pedir que cerraran el aeropuerto El Edén pero esto no es posible a menos que lo haga el Presidente de la República o la Aeronáutica Civil y por esto nos empezaron a llegar las personas contagiadas a la ciudad, faltaron controles en Bogotá cuando llegaban estos viajeros”, le dijo Pacheco a este medio.

Y manifestó que las labores ahora van encaminadas a aplanar la curva “si la gente acata las medidas, si se quedan en sus casas, yo creo que vamos a poder disminuir los casos”.

LAURA SEPÚLVEDA HINCAPIÉ
PARA EL TIEMPO
ARMENIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.