En Mesetas (Meta) excombatientes construyen la paz a paso

En Mesetas (Meta) excombatientes construyen la paz a paso

213 exguerrilleros de las Farc trabajan para reincorporarse tras dejar atrás las armas.

Paz

Exsubversivos comparten espacio, en paz y completa armonía, con los integrantes de la Fuerza Pública que los acompañan en la zona de Mesetas (Meta).

Foto:

Jaime Moreno Vargas

Por: Bucaramanga
31 de agosto 2019 , 01:24 p.m.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), usaban durante 53 años la misma frase es sus comunicados oficiales “Desde las montañas de Colombia”. El 26 de septiembre de 2016, en el Patio de Banderas del Centro de Convenciones Julio César Turbay, en Cartagena, se realizó la firma protocolaria del Acuerdo Final de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc.

Ese lunes, cuando oficialmente se acabó la guerra en Colombia contra las Farc, era el inicio de una nueva etapa para el país. En ese momento miles de combatientes se dirigían en 16 departamentos a las 23 Zonas Veredales Transitorias de Normalización.

Han pasado los días y cada uno ha tomado caminos diferentes, algunos fueron en búsqueda de sus familias, otros conformaron hogar con los mismo compañeros de lucha, algunos no quisieron renunciar a las armas (disidentes) y muchos han creado una nueva vida desde los territorios que el Gobierno dispuso para que ellos comenzaran una nueva vida.

En tantos años de recorrer por selva y trocha el país, subiendo montañas para llegar a un lugar estratégico para la guerra que vivían en el momento, fueron conociendo lugares maravillosos que tiene la geografía colombiana.

Un grupo de excombatientes decidió quedarse y construir empresa motivados en su experiencia ‘desde las montañas de Colombia’. Crearon la propuesta turística ‘Paraísos Ocultos’, donde invitan al turista a conocer cascadas y caminos que solo ellos conocían en tantos años de patrullaje.

En febrero de este año se inauguró el corredor ecoturístico Mesetas - Uribe (Meta) con la presencia del Príncipe Haakon Magnus de Noruega, embajador de buena voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud).

La iniciativa hace parte de la propuesta de realizar turismo ecológico para mostrar lugares y paisajes que por el conflicto armado era imposible visitar.

Caminar por estos senderos escuchando los sonidos de la variedad de aves presentes, con las indicaciones de los guías que van contando qué animales se encuentran en la zona, cómo identificar sus madrigueras y sentir como la alta vegetación sirve para refugio del sol - caminando hasta llegar a las diversas cascadas de agua que se encuentran en el lugar-, es un verdadero privilegio que solo se ve en las montañas de Colombia.

Eli Roberto Sanabria, tiene 50 años de edad y 38 de ser militante de las Farc donde lo conocían como ‘Aldemar’.

Cuenta que vivió el conflicto, escuchó el ametrallamiento de los fusiles, el estallido de las bombas, el sonido de los helicópteros y los aviones, vio morir muchos de sus compañeros de causa que eran su familia y por eso afirma que no quieren volver a eso, “hoy estamos viviendo la tranquilidad, siempre con ciertos temores, pero no interesa, si andábamos allá estábamos como guerrilleros dispuestos a dejar la vida en cualquier chamizo, hoy debemos seguir adelante como verdaderos revolucionarios y nuestras armas son la palabra”.

Los campesinos de la zona que tuvieron que sufrir las barbaries de la guerra hoy cuentan que es muy bueno cuando llega la Fuerza Pública a un evento y los que anteriormente eran guerrilleros se saludan y comparten con ellos porque hoy en día son iguales, una sociedad que quiere la paz.

Iniciar este nuevo proceso de vida era un mundo desconocido para muchos, “la mayoría de personas que estuvimos en las Farc, salimos de la casa para las filas y en la organización duramos 10, 20, 30 años, toda una vida y volver no es fácil, es una construcción de tejido social con nuestra misma familia, donde en muchos casos nos rechazaron o sentían temor de decir que mi hijo fue guerrillero. Esa reconstrucción y ese reencuentro ha hecho que esto sea un poco difícil, complejo, compañeros que salieron a buscar su familia y no la encontraron”, así lo cuenta Luz Marina Giraldo, que en las filas de la guerrilla más antigua del mundo era conocida como ‘Yesenia’,

Hoy en día trabaja por defender el Proceso de paz desde el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación ‘La Guajira’, o como ellos lo nombraron ‘Mariana Paez’, en memoria de una guerrillera muerta. Actualmente es candidata al concejo de Mesetas donde espera ganar y aportarle al crecimiento de la región.

Ella, al igual que los demás excombatientes que aportan desde diferentes procesos, está convencida “que este país merece tener personas comprometidas con el proceso de paz y le digan al enemigo, ¡vengan hagamos las paces!.

'Amasan' sueños por la paz

Elena Romero excombatiente de las Farc, que por más de 10 años sirvió en las filas como enfermera y ahora lidera el proyecto de enfoque de género que se llama ‘Amasando Sueños’, labora en la panadería conformada por 9 mujeres y 2 hombres que fueron aprendiendo a punta de prueba y error, con muchos panes duros pero con la satisfacción de los clientes que los animaban para seguir intentando.
Actualmente le apuesta a la paz ofreciendo diferentes clases de panes a los habitantes del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación MarianaPáez, en Mesetas (Meta).

Sueñan con tener una panadería más grande que les de a cada uno una casa, sencilla pero bonita. Para eso trabajan en equipo desde muy temprano, en especial para hacer las mantecadas y el pan hawaiano que es lo que más venden.

Los datos

* Los Proyectos productivos que han generado con el apoyo de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), les han permitido a los excombatientes ser productores de bebidas lácteas, sembrar café, frutales y aguacate, tener pozos de agua para cultivo de peces, criaderos de cerdos para venta y producción de cárnicos, ganado doblepropósito, panadería, construcción y servicios de hotelería, restaurante y guianza turísitica, entre otros sueños materializados.

*  La crianza porcina, uno de los proyectos bandera para producción de cárnicos.

* A pico y pala han construido pozos para la elaboración de cultivos de peces.

* Son constantes las capacitaciones que reciben para resolución de conflictos.

* El fútbol siempre acompaña el final de las jornadas de trabajo, dejando a un lado los problemas y las obligaciones para concentrarse en hacer más goles.

JAIME MORENO VARGAS
EL TIEMPO/ADN
MESETAS (META)

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.