Con El Carnavalito se prendió la fiesta en Pasto, ¡carajo!

Con El Carnavalito se prendió la fiesta en Pasto, ¡carajo! 

El recorrido por siete kilómetros rindió tributo a Nariño, a la agricultura y a la naturaleza. 

El Carnavalito fue pura alegría a lo largo de siete kilómetros.

El Carnavalito fue pura alegría a lo largo de siete kilómetros.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Por: Pasto
03 de enero 2019 , 07:00 a.m.

Alrededor de 1.500 niños, con edades entre 4 y 13 años, empezaron a animar a los fiesteros del Carnaval de Blancos y Negros de Pasto.

Ellos fueron ayer los protagonistas de El Carnavalito, que empezó a abrirles paso a los desfiles más esperados de esta semana: el de los Colectivos Coreográficos bajo el nombre ‘Canto a la Tierra’, el de la tradicional Familia Castañeda y el desfile magno con más de 4.000 artistas y las monumentales carrozas de los artesanos de este 6 de enero.

Los menores forman parte de más de 10 instituciones educativas y organizaciones independientes.

El recorrido partió del parque Atahualpa.

El recorrido partió del parque Atahualpa, en Pasto.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Un pequeño de 9 años elaboró la carrocita ‘Expresión natural’ con un búho que representa la sabiduría y un hombre para dar a entender el paso de la naturaleza al ser humano. ‘

“Participamos cinco amigos de la Institución Liceo Central de Nariño porque queremos ser los artesanos del futuro para que el Carnaval de Negros y Blancos no muera con el paso del tiempo”, dijo el niño y reconoció que aunque fue la primera vez que participa en el evento, sus demás amigos lo animaron para que saliera orgulloso de su creación. 

Las calles de la capital nariñense se llenaron de colorido e ingenio por cuenta de las carrocitas que fueron el abrebocas del Carnaval de Blancos y Negros.

Las calles de la capital nariñense se llenaron de colorido e ingenio por cuenta de las carrocitas que fueron el abrebocas del Carnaval de Blancos y Negros.

Foto:

Mauricio de la Rosa


Durante 10 días, otro menor, de 7 años, estuvo elaborando su carrocita acompañado de otros cinco menores que a lo largo del recorrido de siete kilómetros por las principales calles de la ciudad sorpresa de Colombia. No se cansaron de gritar: “Qué viva Pasto carajo”. En medio de su timidez e inocencia confesó:“Estoy muy feliz de participar, mis papas me están acompañando y me han dado mucho aliento”.

Por la institución educativa San Juan Bosco hizo presencia el colectivo coreográfico denominado 'Don Bosco y sus guaguas', creado hace siete años. Ya cuenta con 70 niños, aunque en el desfile salieron 50 danzantes y 20 carrocitas en un proyecto que maneja el área de artística del plantel. La docente y coordinadora Yenny Marcela López Villarreal cuenta que Corpocarcanaval seleccionó al colegio porque es pionero en esta materia “y porque los niños son la semilla para los artesanos del futuro, nosotros ensayamos tres días en la semana de 3:30 a 5:30 de la tarde”.

Todos salieron animados a la celebración.

Todos salieron animados a la celebración.

Foto:

Mauricio de la Rosa

“Me voy al pueblo, hoy es mi día’ fue otra de las pequeñas carrozas que sobresalió por un carro escalera con campesinos y los productos agrícolas de Nariño. Álvaro Díaz, padre del niño, dijo que a su hijo lo acompañaron siete amigos más en el trabajo artesanal.

La creatividad también se reflejó en los atuendos de los participantes.

La creatividad también se reflejó en los atuendos de los participantes.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Por su parte el reconocido artesano Raúl Ordóñez, quien es parte de una familia de artesanos en Pasto y quien desde hace 10 años es profesor en la escuela artística de Comfamiliar de Nariño, en la que no solamente les inculca a los niños las técnicas del carnaval, sino también que aprendan avalorar, a jugar y a respetar y amar el Carnaval de Negros y Blancos, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Los menores marcaron el paso en este desfile, uno de los primeros dentro del Carnaval de Blancos y Negros en Pasto.

Los menores marcaron el paso en este desfile, uno de los primeros dentro del Carnaval de Blancos y Negros en Pasto.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Pero con su experiencia y como crítico del evento que al iniciar cada año se celebra en la capital de Nariño, el artesano Ordóñez admitió que hoy tiene muchos riesgos desde lo estético, ecológico, artístico y organizacional “porque hay una cantidad de problemas serios desde la administración que se los debe corregir a tiempo”.

En cuanto a la aparición de colectivos coreográficos integrados por niños si bien los aplaude también los cuestiona cuando afirma que “es muy fácil montar un grupo porque enseñar al menor el bombo y la flauta, pero se está perdiendo la parte artística y se fomenta únicamente el baile pero sin nuestra propia música que es el sonsureño, los otros son ritmos de otros países que no nos pertenecen”.

Así transcurrió en Pasto el 2 de enero, cuando los niños hicieron su gran fiesta en el preámbulo del Carnaval de Negros y Blancos y demostraron que tienen "pinta" de buenos artesanos.

'Me voy al pueblo, hoy es mi día’ fue otra de las pequeñas carrozas que sobresalió por un carro escalera con campesinos y los productos agrícolas de Nariño. Álvaro Díaz, padre del niño, dijo que a su hijo lo acompañaron siete amigos más en el trabajo artesanal. 

Este jueves,  la programación seguirá con unos 3.000 artistas, en el desfile de Colectivos Coreográficos por la avenida Boyacá.

MAURICIO DE LA ROSA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
PASTO

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.