No se cierra polémica sobre quiénes estuvieron tras desórdenes en Cali

No se cierra polémica sobre quiénes estuvieron tras desórdenes en Cali

Autoridades y ciudadanos piden apoyo para identificar a responsables de generar pánico colectivo.

Paro en Cali

En el centro de Cali se busca volver a la normalidad.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Por: Cali
25 de noviembre 2019 , 09:53 a.m.

El jueves 21 y viernes 22 se convirtieron en fechas que no olvidarán los caleños, varias de cuyas generaciones no habían vivido un toque de queda ni un pánico colectivo.

En la jornada se reportaron 46 policías y 51 civiles lesionados mientras que fueron denunciados 56 saqueos, 19 buses y tres estaciones del sistema masivo MIO vandalizadas y tres semáforos destruidos.

Pero todavía sigue los interrogantes sobre quiénes armaron los desmanes. Hay controversia sobre videos de supuestos autores.

Mientras tanto, circulan mensajes con amenazas a nombre de las llamadas 'Águilas negras'.

La movilización de más de 20.000 personas, que participaron en el paro del jueves 21 de noviembre, llegó pasado el mediodía del jueves, sin mayores tropiezos, hasta el centro urbano.

Pero a las 2:00 de la tarde empezaron incidentes que multiplicaron la alarma al rodar por cadenas de redes sociales. En el centro de Cali se presentaron ataques contra tres sedes bancarias, una oficina del diario El País y otros negocios.

De acuerdo con las autoridades, en los saqueos participaron, en su mayoría, jóvenes y menores de edad, que aprovecharon el desorden,

En imágenes se aprecia la arremetida de numerosas personas, incluidas no pocas mujeres, en una panadería en el sector de Alfonso Bonilla. cerca de la avenida Ciudad de Cali, en el oriente de esta capital.

En la misma zona fue saqueada una compraventa, de donde salieron varias personas cargando electrodomésticos. Y un supermercado fue también objeto de hurtos.

Cerca de las 7:00 de la noche, cuando se inició el toque de queda decretado por la Alcaldía, surgieron llamadas de auxilio desde el exclusivo sector de Valle del Lili,. en el sur, donde los habitantes empezaron a unirse y a sacar armas y otros objetos de defensa ante dos intentos de asaltos en dos unidades residenciales.

En redes no pocas personas consideraban inexplicable que se diera esa alarma y no aparecieran autoridades, que estaban a pocos minutos en el sector de la estación Universidades del MIO y dos dependencias oficiales.

Las autoridades madrugaron el viernes a pedir que los ciudadanos les facilitaran videos que permitan identificar a quiénes cometieron los actos vandálicos y buscan a quienes están moviendo cadenas de datos falsos. Distintas fuentes aseguran que podría haber organizaciones que movieron rumores sobre asaltos y también para llegar a sitios como Valle del Lili que está distante a pie de sectores de donde presuntamente provendrían asaltantes.

Al amanecer del viernes no se despejó la tensión porque las calles de Cali seguían como las de una ciudad fantasma. Solo pasadas las 7:30 de la mañana, cuando se reactivó el sistema de transporte masivo MIO, con algunos buses, se fue despertando de esa noche de miedos.

Pero hacia las  9:00 de la mañana, al menos cuatro personas empezaron a correr la voz: "Cierren que vienen los capuchos". El término se refiere a personas encapuchadas El mensaje provocó carreras y el cierre de numerosos negocios en las calles 12, 13, 14 y 15.

La Policía y el Ejército desplegaron patrullas al sector céntrico, pero muchos comerciantes decidieron que tocaba asumir su segundo día de pérdidas, antes que asumir el peligro de asaltos o saqueos. 

Una voz parecida sobre llegada de 'asaltantes' llego al sector de Alameda, entre el centro y sur de la ciudad, donde hay una plaza de mercado y numerosos negocios que cerraron sus puertas..

"Es puro pánico", dijo un comerciante de la zona, pero ese anuncio falso llegó a que se paralizaran las actividades cotidianas. Hacia las 11 de la mañana Metrocali reportaba que estaban en operación más de 80 de su centenar de rutas.

En medio de la alarma, autoridades buscaban verificar la procedencia de mensajes a nombre de la 'Aguilas negras', con presuntos anuncios de 'limpíeza social'.

A voz en cuello, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, le salió al paso a una controversia sobre falta de apoyo a la Fuerza Publica. "Desde cuando me lancé a la campaña y en los cuatro años en este despecho he dicho que Cali es una ciudad con problemas sociales que tenemos que intervenir y no solo con Fuerza Publica, que la necesitamos y llevo cuatro años pidiendo su refuerzo y hemos invertido en dotar a las autoridades para tener el control. Pero en ningún momento he descuidado el trabajo social. Lo que pasó ayer, la juventud que atracaba el jueves, que todos eran muchachos, jóvenes y niños, es producto de un abandono de nuestra sociedad con la juventud. Yo he perdido réditos pol¿iticos porque me la he jugado con la educación y por darles oportunidades a esos muchachos, hemos puesto gestores sociales pero no puedo admitir que  después de cuatro años me digan que he rechazado la Fuerza Pública. Pido la fuerza Pública pero y pido la inversión social".

La gerente de la Andi Valle, Lina Sinisterra, dijo que "todas las fuerzas vivas de Cali hacemos un llamado a unidad y a respaldar la institucionalidad. La ciudad necesita que sus gobernantes, gremios, líderes políticos y sociales, sumen esfuerzos para que retorne la calma. Es el momento de sumar, no dividir".

Según el coronel Didier Estrada, comandante Operativo de la Policía, aseguró que en el centro no hubo nuevos casos de hurto o vandalismo. "Ante una cadena de whatsapp alertando sobre la posibilidad de la ocurrencia de un hecho de este tipo, los comerciantes salieron a las calles con palos y se encontraron con personas de otro centro comercial que pretendían hacer lo mismo. Todo se aclaró y se normalizó".

El oficial llamó a no replicar cadenas ni comentarios porque desde el Puesto de Mando Unificado, PMU, donde convergen autoridades municipales y militares se está atento para verificar las informaciones.

En la mañana del viernes n grupo de estudiantes llegó para apoyar limpieza y reparaciones de la estación La Buitrera,. cerca de la universidad del Valle y centros comerciales. Lo mismo hacían ciudadanos voluntarios en sectores del centro urbano mientras que se realizaba el retiro de barricadas en distintos extremos de la ciudad.

"Cali ha sido siempre una ciudad que trabaja por la paz y el civismo.No vamos a dejarnos intimidar, somos muchos los caleños comprometidos y hoy le demostramos al país que somos la sucursal del cielo y de la paz", dijo la secretaria de Desepaz, Rocío Cely.

La sicóloga Sarita Echeverry, @LadelDiminutivo, dice que "lo que pasó ayer en Cali "no fue la ora cara del paro, es la otra cara de Cali, la que nadie ve de frente y todos le dan la espalda".

El ingeniero Francisco Romero dijo que "lo que vivieron anoche en Cali es la mitad de lo que se vive en zonas de conflicto, ese miedo, temor y pánico que ustedes sintieron anoche es el pan de cada día para campesinos, indígenas y personas que se ven obligadas a desplazarse".

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.