Secciones
Síguenos en:
¿Fue accidental el desplome del Monumento al Soldado en Palmira?
Monumento al Soldado en Palmira

Monumento al Soldado en Palmira tenía una pala como una relación con el Batallón de Ingenieros Codazzi.

Foto:

Archivo particular

¿Fue accidental el desplome del Monumento al Soldado en Palmira?

Versión dice que se cayó en velatón cuando le quitaron manta que lo cubría. ¿O alguien lo tumbó?

La noticia del desplome del monumento, que no era de materiales resistentes, se fue regando en esta ciudad del Valle del Cauca en la noche del pasado viernes.

El incidente ocurrió 10 días después de una acción en la que los indígenas de la etnia Misak derribaron la estatua de Sebastián de Belalcázar, en un cerro de Popayán.

Pasadas las 7:00 p.m. del viernes se estaba celebrando una velatón alrededor del Monumento al Soldado,  cerca de la sede del Batallón de Ingenieros Codazzi, vinculado a la Tercera División del Ejército.

En el acto participaban integrantes de la comunidad Lgbti en una oración en memoria de Juliana Giraldo Díaz, quien murió baleada en un incidente con soldados en la carretera del municipio de Miranda a la vereda Guatemala, en el norte del Cauca. La ceremonia era acompañada por estudiantes.

(Además: Fiscalía reconstruyó hechos en los que soldado disparó contra Juliana)

La estatua fue cubierta con una manta negra durante el acto. En su pedestal pusieron velas encendidas.

Unos testimonios se refieren a que el acto se estaba terminando y le iban a retirar la manta a la estatua, pero la misma se desbalanceó y se fue al piso. Otra versión dice que fue un golpe con objeto contundente.

(En fotos: Indígenas Misak derriban estatua de Sebastián de Belalcázar)

Las autoridades no lo han determinado. El Monumento quedó partido en tres: uno era la mitad del cuerpo, con la pala que tenía en la mano como símbolo del Batallón de Ingenieros, la segunda era un brazo con parte del tórax; y la tercera eran las piernas. 

El pasado miércoles 16 de septiembre fue derribada la estatua de Sebastián de Belalcázar, en una jornada de protesta de los indígenas Misak contra la corrupción en el Gobierno y la justicia, y los crímenes de líderes sociales.

(Lea también: Abrazo de perdón entre la hermana de Juliana y la familia del soldado)

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.