Por violencia y desplazamientos suspenden carnaval en Tumaco

Por violencia y desplazamientos suspenden carnaval en Tumaco

Carnaval del Fuego de este año. Sigue crítica situación de desplazados por grupos armados ilegales.

Tumaco está en el Litoral de Nariño.

Tumaco está en el Litoral de Nariño.

Foto:

Archivo. EL TIEMPO

Por: Mauricio de la Rosa
07 de febrero 2020 , 10:18 a.m.

Como un baldado de agua fría cayó entre los tumaqueños el anuncio de la alcaldesa de Tumaco, María Emilsen Angulo Guevara, de suspender la celebración del Carnaval del Fuego en lo que corresponde a la versión de este año.

“Lamentamos informar a la comunidad la cancelación de la versión 2020 de los Carnavales del Fuego en Tumaco”, aseguró la funcionaria, en medio de la admiración y el desconcierto de una docena de periodistas.

El evento popular más importante en ese municipio de la costa Pacífica de Nariño se llevaría a cabo del 22 al 25 de febrero próximos.

Pero la ciudadanía quedó aún más sorprendida con las razones que expuso la funcionaria, para haber tomado una decisión desde todo punto de vista raya en lo impopular.

Según Angulo, “hay muchas causas de la decisión que acabamos de tomar”, pero las dos principales tienen que ver con la grave situación financiera que enfrenta el municipio derivada de malos manejos de los recursos por parte de la pasada administración municipal.

“La alcaldía tuvo un incidente muy vergonzoso y lamentable, se realizaron unos robos y aparentemente jaquearon aparentemente las cuentas de la Secretaría de Hacienda”, expresó y dijo que la situación es aún peor porque la administración pasada no entregó el estado financiero. Calificó la situación financiera como “calamitosa”.

La segunda causa que obligó a la penosa determinación tiene que ver con el reciente desplazamiento de más de 3.000 personas del río Chaguí, por los enfrentamientos entre grupos armados ilegales; ahora, hay similares episodios en el río Mexicano.

Frente a esta dramática realidad la alcaldesa cree que es conveniente concentrar toda la atención en la realización de un plan de choque, “que nos permita atender de la mejor manera a la gente de estos consejos comunitarios que han sido afectados por la violencia”.

Dijo además que se requiere dirigir los recursos financieros y administrativos hacia la atención a la población golpeada por el conflicto armado en su territorio.

Y fue aún más contundente cuando dijo sin vacilaciones: “vamos a concentrar nuestros esfuerzos administrativos y financieros en la atención a la ciudadanía que nos necesita, queremos dedicarnos a generar oportunidades para la gente en el tema productivo, de salud y educación”.

Concluyó que Tumaco más que fiesta lo que necesita es brindar la atención a la grave crisis social por la que está pasando.

Reacciones a la medida

Las reacciones a la decisión de la alcaldesa no se han hecho esperar desde los distintos sectores sociales, culturales y económicos del municipio.

Para el dirigente político tumaqueño Everth Castillo es inminente que se avecina una nueva elección atípica de alcalde en Tumaco, “por lo que ella (la alcaldesa) quiere ganar tiempo para sacar recursos y va a tratar de echarle el agua sucia a la administración anterior”.

Recordó que Angulo cuando estuvo en campaña electoral había hecho un anuncio “populista” de que invitaría a Marck Antony a un concierto del carnaval, que generaría unos gastos excesivos y agregó que muchos empresarios y comerciantes ya habían hecho sus inversiones de cara al festejo, por lo que puso como ejemplo a quienes adquirieron los licores, “por eso los negocios se van a ver altamente perjudicados y esas pérdidas no las va a asumir la alcaldía”, anotó.

Mientras tanto Cintia Angulo, quien se desempeñó como directora de la Casa de la Cultura de Tumaco al opinar acerca de la controvertida medida subrayó que la primera inconsistencia de la funcionaria radica en que ya existe un presupuesto para el carnaval correspondiente a la vigencia 2020, “es decir, que recursos para realizar el evento si los hay”, aclaró.

Según la cultora para Tumaco el Carnaval del Fuego desde el punto de vista artístico “convoca a las familias, a las instituciones educativas, a quienes viven lejos y regresan a su tierra para compartir con sus seres queridos y amigos para disfrutar de la música y de nuestra gastronomía”.

Puso de presente que para nadie es un secreto las difíciles circunstancias de violencia que viven muchas regiones del país, “pero en el caso de Tumaco donde existen 14 grupos de danzas, más de 10 grupos de teatro, diferentes agrupaciones musicales y orquestas, tomar esa clase de decisiones implica cortarle las alas no solo al sector cultural, sino a muchos jóvenes y talentos que día a día ensayan y se preparan para mostrar sus capacidades artísticas”.

Angulo considera que es un grave error magnificar la violencia para deslucir la cultura y agregó “si fuera así entonces en diferentes partes de Colombia y del mundo entero no se celebrarían ni cumpleaños, ni ferias, ni carnavales”.

Isaac Castro, quien se desempeña como director de la orquesta Batuta en el puerto nariñense reconoció estar sorprendido con la determinación de la alcaldesa y precisó que el gusto de los tumaqueños por su fiesta llega a tal extremo que hasta piden plata prestada con tal de disfrutarla.

“Es que están desconociendo todas nuestras tradiciones y se está echando al piso todo el trabajo de los gestores culturales”, dijo y cree que durante esos cuatro días del carnaval habrá muchos habitantes que sacarán la carioca y el talco e instalarán sus equipos de sonido frente a sus casas en señal de protesta.

El único antecedente que se recuerda sobre una suspensión del Carnaval del Fuego en San Andrés de Tumaco se remonta al año 2009, cuando por las graves inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Mira que dejó a miles de familias damnificadas, la administración municipal de esa época decidió tomar esa decisión.

Decisiones similares también se adoptaron en los municipios de Roberto Payán y Maguí Payán, en el denominado Triángulo del Telembí.

En Candelaria, en el Valle, aplazaron su feria  también por violencia

La Alcaldía de Candelaria anunció la suspensión de las fiestas por la Feria de esta municipalidad.

De acuerdo con la Administración, la decisión se tomó en un consejo extraordinario de seguridad, en el cual se analizó la situación de orden público de las últimas dos semanas por los asesinatos de los activistas de Candelaria Jhónatan Borja e Iván Giraldo, el jueves de la semana pasada, cuando se movilizaban por Palmira.

Además de estos dos crímenes, hubo otros dos asesinatos de candelareños en un ataque sicarial ocurrido el martes de esta semana. Las víctimas estaban en un taller de autos. Por este caso hay una persona herida.

MAURICIO DE LA ROSA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
PASTO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.