Secciones
Síguenos en:
‘Nuestro interés en Corfecali es decir la verdad de frente’
El gerente encargado de Corfecali, Argemiro Corsté, en la rendición de cuentas.

El gerente encargado de Corfecali, Argemiro Corsté, en la rendición de cuentas.

Foto:

Alcaldía de Cali

‘Nuestro interés en Corfecali es decir la verdad de frente’

Gerente (e), Argemiro Cortés, dice que hubo fallas en gestión, tras revisoría fiscal. 

El gerente encargado de la Corporación de Eventos, Ferias y Espectáculos (Corfecali), Argemiro Cortés, reconoce que “hay debilidades en la gestión administrativa” de la entidad.

Las reconoce a partir del informe de revisoría fiscal que entregó la firma Millán & Asociados, auditores y consultores de negocios S.A., a miembros de la junta directiva de Corfecali, en medio de la polémica por la renuncia del entonces gerente Alexánder Zuluaga al haber estado en un lanzamiento en el Mulato Cabaret sin los debidos protocolos de bioseguridad.

Este informe, en el que se cuestionan contratos no acordes con los estatutos de Corfecali y montos de la Feria, se conoció, al tiempo que en el sector cultural se vivió otra polémica: la acalorada discusión por WhatsApp entre Luis Eduardo ‘Mulato’ Hernández y Ricardo Cabezas.

Sobre el informe de la revisoría, Cortés dice que se conocieron cifras que dejarían en evidencia deficiencias de dicha gestión y sobre la cual, el alcalde Jorge Iván Ospina ya está al tanto. 

Es así que el directivo dice que Corfecali habría gastado unos 600 millones de pesos en contratos relacionados con artistas internacionales. 

(Lea también: Desde sábado abrirán 4 de los 6 carriles que tendrá vía Cali-Jamundí)

Uno de ellos, con base en la revisoría fiscal, es el contrato directo de 385 millones de pesos con un establecimiento comercial que es discoteca y donde se hacen conciertos de salsa para contar con los videos de Eddie Palmieri y Bobby Valentín.

“Corfecali debe contar con la determinación estricta sobre la experiencia de los candidatos a contratar, cumpliendo el principio de ‘Selección Objetiva’, exigido en su reglamento de contratación”, dice la revisoría.

“Debemos reconocer que hay discrepancias en el interior de la junta directiva de Corfeali, pero nuestro interés es decir lo que ha pasado, es decir la verdad de frente”, sostiene Cortés.

Señala que en ese propósito de dar cuentas es que ayer se realizó una rendición para mostrar el panorama de Corfecali. “Queremos construir confianza hacia el futuro”, afirma.

Cortés explica que de los 600 millones de pesos (688,5 millones) en contratos con artistas internacionales (no se podía pasar de 500 millones), la Alcaldía aportó directamente 60 millones -el 10 por ciento.

(Le puede interesar:  Cali, a sanar epidemia de robos y justicia por la mano propia

Los demás 540 millones, sigue explicando, fueron invertidos por Corfecali de recursos propios. Pero enfatiza en que serán los entes de control los que deberán precisar los cuestionamientos, si los hay de tipo penal, fiscal y disciplinario.

Sin embargo, reitera problemas en la gestión administrativa, añadiendo que en el caso de la Feria, virtual en su versión 63 y que tenía aprobación del Concejo para invertir 12.376 millones de pesos, “faltó escuchar a la comunidad y dialogar con la junta directiva de Corfecali”. 

Faltó escuchar a la comunidad y dialogar con la junta directiva de Corfecali

Al respecto, la revisoría resalta que la inversión en la Feria habría superado ese tope en 249 millones de pesos. 

Pero Cortés destaca que la Feria llegó a 11 millones de personas y tuvo más de tres millones de visualizaciones desde 96 países.

En el informe de la revisoría fiscal de Millán & Asociados también se cuestionan dos contratos para la Feria que no podrían superar los 817 millones de pesos y que habrían costado, presuntamente, 1.131 millones, los cuales, debían ser autorizados por la junta directiva. Uno era para realizar encuentros con bioseguridad en las comunas y el otro, por 167 presentaciones artísticas de la Feria. 

(Lea también: Con firma de pacto se cierra disputa entre gestores culturales)

Otros cuestionamientos de la revisoría fiscal

Otro cuestionamiento por parte de la revisoría fiscal tiene que ver con el mapping (técnica audiovisual para proyectar imágenes en 3D sobre superficies), utilizado para el Salsódromo y el Cali Viejo por 948 millones de pesos.

Los contratos fueron firmados con la Asociación de Músicos y Artistas del Valle del Cauca, Amvarc y Cacumen Post SAS, respectivamente. También cuestiona la adquisición de dos pantallas touch screen por 157 millones de pesos y equipos de cómputo por 45 millones.

“En consecuencia, los actos adelantados por el gerente de Corfecali excedieron los límites impuestos dentro de los estatutos”, dice la revisoría.

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.