Platos con sabor japonés y vietnamita en Cali

Platos con sabor japonés y vietnamita en Cali

Una propuesta concebida por el chef bogotano John Castellanos, en el barrio Granada.

Jhon Castellanos, chef de Miyamoto en Cali

Jhon Castellanos, chef de Miyamoto en Cali

Foto:

Archivo particular

08 de marzo 2018 , 03:06 p.m.

“Es ir despacio descubriendo ingredientes, conociéndolos desde su historia hasta su preparación. Es entrenar el paladar, y convertir el comer en un exquisito placer”, dice Castellanos, uno de los más reconocidos chef de sushi en el país. El sitio en la ciudad.

En la Zona Gastronómica de Granada, norte de Cali, Jhon Castellanos estableció el restaurante Miyamoto, donde se invita a entrenar el paladar con tranquilidad, comiendo poco a poco, para disfrutar cada uno de los sabores.

Para este inquieto chef, el recorrido inició a los 18 años, en Bogotá, su tierra natal.
Cuando decidió estudiar cocina, en el Sena. De ahí, su pasión por la gastronomía lo
lleva a conocer otras culturas.

Viajó a Estados Unidos, y pasó por Texas, Orlando, New York y New Jersey.
“Explorando y aprendiendo de este amplio mundo que permite innovar, como también fusionar saberes y sabores”.

“Lavé platos durante cuatro días, y al quinto ya estaba donde quería estar… en la
cocina”, afirma con gran satisfacción.

Al mismo tiempo, asistió a la escuela Le Cordon Bleu, donde conoció entradas, platos
fuertes y pastelería internacional.

“Fueron 25 años de aprendizajes en pequeños e importantes restaurantes de comida
japonesa. En el último, trabajé 13 años dirigiendo diariamente a 45 cocineros”.
De regreso a Bogotá, manejó con gran acierto la cadena de restaurantes Teriyaki,
como chef principal. Y, a finales de 2016, llegó a Cali para hacer realidad su sueño:
tener su propio restaurante.

“Es ir despacio descubriendo ingredientes, conociéndolos desde su historia hasta su preparación. Es entrenar el paladar, y convertir el comer en un exquisito placer

Para el chef, el comer, debe ser una fabulosa experiencia gastronómica. “Es ir despacio descubriendo ingredientes, conociéndolos desde su historia hasta su preparación. Es entrenar el paladar, y convertir el comer en un exquisito placer”.
Siempre tiene el tiempo y la amabilidad para guiar a sus visitantes, cuando sus
creaciones llegan a la mesa en cuencos, fuentes rectangulares o sobre piedra de
robata.

La conquista empieza por la vista. Platos del mar, preparados con productos que vienen de una pesca responsable; y de la tierra, con alimentos orgánicos y naturales.
“La cocina japonesa conquista los paladares porque trata muy bien el producto y
cuida mucho su elaboración”, asegura.

Su cocina es de elegante sencillez, se caracteriza por conservar el sabor natural y
por su esmero en aprovechar productos frescos, y utilizar grasas en su justa
medida.

Restaurante MIyamoto en Cali

El 90 por ciento de la comida es japonesa y el 10 por ciento es vietnamita.

Foto:

Archivo particular

En su restaurante, el 90 por ciento es comida japonesa y un 10 por ciento vietnamita. El cien por ciento de la carne de res se importa de Texas. “Es de altísima calidad, muy suave y jugosa”.

Los pescados y mariscos, igualmente, son importados, en un 30 por ciento. “Insisto mucho en conseguir producto proveniente de una pesca responsable, porque son piezas de buen peso, con madurez sexual, lo que garantiza mayor y mejor sabor”, afirma el chef de Miyamoto.

Tango mango, es una de las creaciones más aplaudidas. Preparado con arroz Chino, queso crema, langostino crocante, coco dorado, tenpura y un toquecito de crema de mango. Una delicia infinita. 

Los yakitori, brochetas de res y cerdo, bañados con salsa teriyaki, son servidos en
piedra de robata sobre hoja de bambú, y acompañados por pimentones y tomates
asados. Son excelentes.

Las Diosas de pollo y cerdo preparadas con pasta japonesa rellena de carne molida y
otros ingredientes orientales, se consumen con salsa picante a base de jengibre.

Alrededor de 70 opciones gastronómicas, trae la carta de Miyamoto, entre variedad
de ensaladas; sopas y platos ligeros y fuertes. El comensal tiene para escoger entre
mariscos, pescados, carne de res, cerdo y pollo.
Travesía en busca del sabor

Miyamoto llegó a Cali, en la mente de este apasionado chef, quien a partir de sus
vivencias, tenía muy claro cómo quería su restaurante.

Con ambientes sobrios, tranquilos, reservados y abiertos, adecuados para dejarse
llevar por las delicias de la cocina japonesa.

Con los cuatro elementos

“En Miyamoto, queremos que nuestro visitante se sienta cómodo, relajado, sin
estrés, sólo con la expectativa y deseo de disfrutar una buena comida”.

Los cuatro elementos de las tradiciones japonesas: tierra, agua, fuego y aire tienen su
sitio en los diferentes espacios del restaurante.

El fuego de los pebeteros da la bienvenida a la Terraza, donde se disfruta de la brisa
que baja de la montaña, renovando constantemente el aire, al tiempo que desplaza el
calor tropical.

Allí, el comensal puede ir comiendo poco a poco, bocados de sal y dulce, que van
muy bien con una copa de vino, una cerveza bien fría, o ¿por qué no? con una taza
de café.

Luego, encontramos un salón pequeño, para quienes gustan de mayor tranquilidad,
ya sea para una conversación de negocios de familia o de amor. Una de las obras del
pintor británico Hush, engalana este espacio con la belleza y sensualidad femenina.

La barra ofrece diversidad de cocteles y licores, está de cara a un espacio abierto,
ambientado por los suaves sonidos del agua que va y viene, en su recorrido por la
fuente.

Por supuesto, el Tatami, preparado para acoger a aquellos que buscan conocer y
acercarse más a la cultura nipona, y vivir la experiencia de sentarse en el piso para
comer.

Al fondo, está el Buddha room, donde una escultura de dos toneladas, tallada en
piedra de cantera, domina el espacio y rinde tributo al Buda Sidharta, conocido por su
iluminación espiritual y tranquilidad mental.

En cuanto a la decoración, el negro, rojo, ocre y dorado se juntan armoniosamente,
en barandas, paredes, sillas, mesas, servilletas y lámparas, y dan el toque de
elegancia al lugar.

El sitio, en la avenida 9 Norte No 13-21, está abierto de lunes a miércoles, entre las 12:00 m y las 3:00 p.m; y de 5:00 a 10:00 p.m.; los jueves y viernes de 12:00 a 3:00 p.m. y de 5:00 a 11.00 p.m., los sábados de 1:00 a 11:00 y los domingos de 1:00 a 9:00 p.m.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.