Dragones, calaveras, pájaros y mariposas gigantes tuvieron su Carnaval

Dragones, calaveras, pájaros y mariposas gigantes tuvieron su Carnaval

El desfile magno del Carnaval de Blancos y Negros se vivió en pleno corazón de Pasto. 

Uno de los cabezones que participaron en el Carnaval.

Uno de los gigantes que participaron en el Carnaval.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Por: Mauricio de la Rosa
07 de enero 2020 , 09:30 a.m.

Con el contagioso grito “¡qué viva Pasto, carajoooo!” y que retumbó por todas las calles y avenidas de la ciudad, el cierre del Carnaval de Negros y Blancos estuvo enmarcado por las gigantescas carrozas que dejaron boquiabierto a más de un habitante y turista, atraídos por la festividad, llena de magia, arte, alegría y el juego sin descanso con talco y espuma.

Fueron más de 500.000 personas, quienes observaron durante más de cinco horas el paso de unos 10.000 artistas, entre danzantes, músicos y artesanos que vistiendo prendas de colores fuertes se constituyeron en los protagonistas en el marco del desfile magno del 6 de enero que tuvo dragones, calaveras moviendo sus cabezas de un lado a otro, chamanes, pájaros y mariposas gigantes. 

A lo largo y ancho de la llamada 'Senda del Carnaval', hombres y mujeres, entre niños, jóvenes y adultos, no dejaron de aplaudir a las 11 carrozas, de las cuales, 10 no eran motorizadas, además de 30 comparsas, 35 disfraces individuales, 2 colectivos coreográficos y las 30 murgas que se inscribieron con anticipación ante la Corporación del Carnaval de Negros y Blancos (Corpocarnaval). 

El colorido siempre, en las calles de Pasto.

El colorido siempre, en las calles de Pasto.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Como cada año, los disfraces individuales impresionaron a todos los observadores, como el denominado 'Quillacinga', cuya autora, Cristina Dueñas, hizo una representación de las raíces indígenas de esta cultura indígena y su amor por el territorio con una estrecha relación cultural con el volcán Galeras, testigo majestuoso de estas fechas en la fría capital nariñense.

“Es una muestra de la función de una cultura y su territorio y un pequeño reconocimiento a su grandeza espiritual”, explicó la cultora.

Más atrás apareció la comparsa 'Transformación chamánica', sobre la cual, Carlos Iván Bucheli, señaló que buscó presentar al chamán con todos sus poderes. Dijo que puede tratar enfermedades causadas por los espíritus malignos, “pero además puede emplear técnicas para inducir trace para incitar éxtasis visionario”. 

La puesta en escena predominó en el recorrido.

La puesta en escena predominó en el recorrido.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Las murgas juegan un papel trascendental en el colorido desfile si se tiene en cuenta que transmiten la alegría con su música y con aquellos temas que ponen a bailar a los pastusos, como La Guaneña, El Miranchurito y Sandoná

Las murgas juegan un papel trascendental en el colorido desfile si se tiene en cuenta que transmiten la alegría con su música, como 'La Guaneña', 'El 'Miranchurito' y 'Sandoná'

Diego Caicedo destelló su creatividad e imaginación con la comparsa 'Y nos llegó la hora, carajo', compuesta por siete pasos con figuras que fueron muy representativas en Pasto, como Pedro Bombo, Pericles Carnaval y las artesanas, cada una de ellas elaboradas en icopor y hierro, pesa 20 kilos, lo que significa el gran esfuerzo para quien las lleva en sus hombros durante todo el recorrido y las cuales fueron elaboradas en tres meses.

La murga 'Andino, armonía sureña', elaborada por Henry Pérez, mostró 23 figuras del oso perezoso que se encuentra en vía de extinción, por lo que su mensaje es muy claro “debemos tomar conciencia, porque estamos acabando con el planeta y con este animalito que no le hace daño a nadie”.

Fabio Fernando Argoty como todo artesano que se respete elaboró 20 chivas pequeñas que miden 55 centímetros de alto por 40 de largo y 35 de ancho, con el fin de rendir un reconocimiento a ese medio de transporte más utilizado en las zonas rurales del país “pero lastimosamente por cuestiones del gobierno las quieren sacar de circulación, por eso nosotros pensamos que se las debe rescatar”.

Con el disfraz 'El ánima del carnaval', Juan Carlos Tovar quiso representar la unión de los animales y los seres que ya partieron, como una propuesta elaborada durante cuatro meses y que tiene un alto contenido artístico porque implicó tallado y pintura lo que demanda tiempo.

El majestuoso y colorido desfile tiene en su parte final a las hermosas y gigantescas carrozas como la que presentó el maestro Olmedo Delgado con el nombre de “Origen ancestral”, para la que tomó como inspiración al águila “ya que simboliza la altura, la conexión con lo divino debido a su proximidad al sol y sobre todo, el principio de la espiritualidad”, explica y añade que nuestros ancestros utilizaban siempre una pluma de águila tanto para sus rituales como para su cotidianidad.

Los artesanos Servio Tulio Carvajal, Jairo Enríque Carvajal y Carlos Eduardo Carvajal decidieron unirse este año para elaborar la carroza 'El guardián del fuego', con la cual describen a las leyendas que relatan hechos que sucedieron hace muchos años, “cuando los hombres todavía no sabían leer ni escribir, así que las historias se contaban y la gente las guardaba en la memoria para después contárselas a otros”, anotó.

En esencia dijo que es la leyenda que recoge la historia de un guardián que se lo representa como un dragón que según el mito de la cultura occidental es una enorme criatura cubierta de escamas, con aspecto de reptil y generalmente con alas parecidas a las de un murciélago.

Una guardián fue representado como dragón. Resaltaron sus alas, parecidas a las de un murciélago.

'Un sueño de carnaval' fue el nombre de la carroza del artesano Edwin Fernando Ramos, quien dijo que en esta oportunidad su obra artística es una vivencia personal. "Yo he querido expresar lo que para mí ha significado el carnaval, que desde muy niño en mi pueblo (Santiago, Putumayo) he tenido la admiración y deseo de ser parte de esta magna fiesta”, expresó. Ahora, con cara de satisfacción reiteró que ve cumplido su sueño, el de construir su propia carroza, con la que debuta precisamente en el Carnaval de Negros y Blancos, en Pasto.

Mientras tanto, Jimena Morales, una turista que llegó a Pasto desde Ibagué para gozar el festejo, mira con mucha atención el paso de los distintos motivos, no se cansa de aplaudir y dice que “este desfile es espectacular, las carrozas son maravillosas, los artesanos de Pasto son los mejores del mundo indudablemente”. 

¡El juego nunca falta!

Si hay un día en las calles de Pasto en las que se vuelve imposible identificar a los familiares y amigos es el 5 de enero, porque todos se cubren el rostro con el cosmético negro que los hace irreconocibles.Este fue el juego de los negritos o de la 'pintica', como también se le denomina a esta vieja tradición incluida en el Carnaval de Negros y Blancos. 

El juego con pinticas.

El juego con pinticas.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Según el investigador y periodista pastuso Neftalí Benavides Rivera (q.e.p.d.), el origen del juego de los “negritos” se remonta al año de 1854, cuando un 5 de enero, víspera de la fiesta de los Santos Reyes Magos, fue declarado por las autoridades de la época como día libre para los negros esclavos, que sin pensarlo dos veces con alegría y entusiasmo se congregaron en las calles de la ciudad para bailar con su música y rendirle culto a su folclor. Fue tal su euforia que hasta los blancos y mestizos se contagiaron de los negros y se unieron a su fiesta con un grito espontáneo: ¡que vivan los negros!

El alcalde de Pasto, Germán Chamorro de la Rosa, fue el primero en dar ejemplo porque este domingo salió en horas de la mañana a las calles a poner la “pintica” a sus paisanos y era tal su alegría que la contagió a todos con el grito “¡qué viva Pasto carajoooo!”, y la respuesta no se hizo esperar con la exclamación espontánea de hombres y mujeres: “¡qué vivaaaaa!”.

Para el gobernante, que se estrena en el cargo, con el festejo “el Carnaval de Negros y Blancos es incluyente, diverso y de todos los colores, eso lo hace distinto”.

Sobre el juego del 5 de enero indicó que “es un día para reconocernos como iguales sin importar nuestro color de piel, si somos de aquí o de allá”.

En plena Plaza de Nariño cuando el sol tímidamente comenzaba a salir, seis integrantes de la familia Correa se divirtieron con el juego y se echan el cosmético negro en sus caras, no parecen cansados a pesar que viajaron durante 20 horas entre las ciudades de Bogotá y Pasto, con el fin de gozar por primera vez el Carnaval de Negros y Blancos.

“Estamos muy contentas aquí, Pasto nos parece una ciudad muy bonita y tranquila, tenemos deseos de conocer la laguna de La Cocha y el santuario de Las Lajas”, comenta Irene, quien le pide a su hermana Pilar que le coloque una mancha negra en su frente.

“Este juego de los negritos nos parece que es muy chévere, la estamos pasando bien, aquí hay gente muy buena y hospitalaria”, agrega.

En el otro extremo de la misma plaza con el talco en su mano izquierda y el cosmético negro en su mano derecha, Camila, una economista de la ciudad de Cali parece estar muy bien “armada” para jugar a los negritos.

“Llegué de Cali el viernes, ya he venido a tres carnavales a Pasto, porque me encantan, me divierto mucho”, apunta con su rostro totalmente cubierto con el cosmético negro, y admite que el carnaval es la mejor manera de olvidarse de los problemas y empezar bien el año.

A ella la acompañaron dos hermanos y una tía que corren unos metros para esconderse y evitar que otros ciudadanos les echen la espuma o carioca.

El juego de negros no podía tener un mejor remate con los conciertos del carnaval que eran otro motivo para bailar y gozar. En el tablado de la Plaza del Carnaval hizo su presentación el artista Hernán Hernández, quien alternó con agrupaciones de la región, mientras que en el tablado de la Plaza de Nariño se presentó la orquesta Los del Caney y el reconocido cantante Henry Fiol.

MAURICIO DE LA ROSA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
PASTO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.