Secciones
Síguenos en:
El drama de una madre que busca noticias de su hijo desaparecido en el paro
Juan Pablo Guzmán

Juan Pablo Guzmán, desapareció en protestas en Yumbo

Foto:

Archivo particular

El drama de una madre que busca noticias de su hijo desaparecido en el paro

Juan Pablo Guzmán, desapareció en protestas en Yumbo

La familia de Juan Pablo Guzmán completa cuatro meses sin saber de su paradero.

Con la sombra del miedo, los allegados han sufrido en silencio esa búsqueda porque el joven se perdió en el paro. 

A Juan Pablo Guzmán nunca lo vieron en revueltas antes de comenzar el paro del 28 de abril. Su vida laboral la ha dedicado a ser ayudante de construcción en el Valle del Cauca, sostienen.

(Lea en contexto: Dos muertos, 38 heridos y cuatro carros quemados en Yumbo)

Pero no están resignados a que se haya esfumado sin intentar saber qué pasó con él en esa revuelta. Ana María Rodríguez, la mamá, ha ido y venido por autoridades sin respuestas en Yumbo, Palmira y Cali.

Durante los confinamientos más estrictos por la pandemia y luego en el paro, el trabajo escaseó para Juan Pablo Guzmán, pero él no perdía el afán del rebusque en la construcción.

Cuando empezaron las movilizaciones en Yumbo, las transmisiones en vivo mostraban enfrentamientos de manifestantes y agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), cuya misión era habilitar el corredor humanitario para abastecimiento de alimentos y combustibles.

(Además: SOS de Alcalde por llegada de vacunas y poder realizar Juegos y Festivales)

El joven pudo haber estado durante esos días en al menos dos sitios de protesta, aunque sus allegados dicen que nunca antes participó en actividades de esa clase. Una amiga dice que él estaba descontento, porque quería estudiar.

La mamá de Juan Pablo Guzmán, pide ayuda para encontrar a su hijo.

Foto:

Archivo particular

El lunes 3 de mayo salió de su casa y se encaminó a uno de los sitios de protesta, según los testimonios. 

La familia ha recogido informaciones sobre que él llegó a los alrededores de la bodega en una empresa. 

En esas instalaciones se desató un incendio, bajo las alarmas de la comunidad en la llamada capital industrial del Valle del Cauca.

En esa zona, al parecer, se almacenaban alimentos. Las versiones y rumores de lo que acontecía en Yumbo corrían por redes sociales.

( Le puede interesar:  Desconocidos amenazaron a médicos y pacientes para robar hospital en Cali )

Desde esa noche se perdió el rastro del joven. La familia empezó con las horas a sentir más angustias, pero la búsqueda era complicada en el ambiente de miedo. Los enfrentamientos no cesaban.

Ana María Rodríguez, la mamá del joven, estaba trabajando en el municipio de La Cumbre. Pero viajó al saber qué algo pasaba con su hijo. En el recorrido tuvo el tropiezo de los bloqueos en las vías. Cuando llegó a Yumbo, empezó la búsqueda en condiciones de riesgo.

De hecho, hasta el 18 de mayo se vivieron momentos de drama por detonaciones, gases, gritería y sirenas.

En el barrio La Estancia fue vandalizado el Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía. La casa del alcalde de esta localidad, John Jairo Santamaría, no se salvó de un ataque a piedras.

En esos días de confusión, incertidumbre y hasta pánico, al hospital de la Buena Esperanza llegaron más de 30 heridos, 11 de ellos de gravedad. Uno de esos pacientes murió en la sala de urgencias.

La familia del ayudante de construcción, con sus temores, empezó la búsqueda por el hospital y las estaciones de Policía.

(En otras noticias: Alerta en Buenaventura por desplazamiento, amenazas y extorsiones)

Solo les llegaban versiones sobre que Juan Pablo sí se acercó a los alrededores de la bodega. En esos mismos comentarios se aseguraba que murieron quemadas dos personas, pero no hay reportes de muertes en esas noches cuando el ayudante de construcción desapareció.

Los Bomberos no confirmaron presencia de cadáveres entre ese 3 y 5 de mayo en el área de la bodega.

Fueron hasta el anfiteatro de Palmira y también visitaron Cali. La mamá del joven no se resigna que desaparezca y no haya razón de su vida. Es algo que la desvela y pide ayuda para saber qué le pasó a su hijo.

Lea más noticias de Colombia

'Me dieron 8 días para desocupar la casa que me robaron': Ingrit Valencia

- Así es la vida en el lugar más lejano e inaccesible de Colombia

Mujer, señalada como de Primera Línea, dice que no quemó alcaldía

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.