Secciones
Síguenos en:
En Nariño ubican restos de 757 'NN' que serían víctimas del conflicto
Cementerio Nuestra Señora del Carmen, en Pasto.

Cementerio Nuestra Señora del Carmen, en Pasto.

Foto:

Mauricio de la Rosa

En Nariño ubican restos de 757 'NN' que serían víctimas del conflicto

Para investigadores, muchos occisos llevan 33 años sin ser identificados. Están en 4 cementerios.

En cuatro cementerios en Nariño (dos en Tumaco; el tercero, en Pasto, y el cuarto, en Ipiales) no quieren que se repita la misma escena que hace 10 años empezó en La Macarena (Meta), cuando se hallaron cientos de cuerpos sin identificar en camposantos.

Aunque los cuatro cementerios no son ilegales, en estos territorios de Nariño hay 757 cuerpos que se están convirtiendo en todo un desafío para las autoridades y organismos defensores de derechos humanos en el departamento.

Nadie los ha reclamado entre 1987 y lo que va de este 2020, es decir, los primeros cuerpos inhumados llevan 33 años y ninguna persona, familiar o doliente, llegó para identificarlos y borrarlos de los registros de desaparecidos en la región nariñense.

(Lea también: Los cementerios de NN a los que nadie se atreve a ir en Cauca y Nariño)

De esos 757 occisos, 293 están en el cementerio Nuestra Señora del Carmen localizado en Pasto. 

En el cementerio interparroquial La Catedral, de Ipiales, municipio fronterizo con Ecuador, están otros 177 cuerpos sin identificar.

En Tumaco hay dos cementerios con un total de 287 NN.

Uno de estos cementerios de este puerto está en las afueras de la localidad, considerada la más violenta de Nariño, pues hubo 150 homicidios de 292, entre enero y octubre de este año, según el Instituto Nacional de Medicina Legal.

Uno de los cementerios de Tumaco está en las afueras de la localidad, considerada la más violenta de Nariño, pues hubo 150 homicidios de 292, entre enero y octubre de este año

Allí, en este cementerio público, hay 266 cuerpos sin identificar y los 21 cadáveres restantes están en el parque cementerio San Andrés, en el perímetro urbano de Tumaco.

¿Pero cómo se llegó a determinar la existencia de estos 757 NN?

Fue el producto del trabajo entre delegados del Colectivo Socio Jurídico Orlando Fals Borda en alianza con la Universidad de Nariño, la Gobernación departamental y la Mesa de Trabajo para la Prevención, Asistencia y Atención a Víctimas de Desaparición.

(Además: Estas son las cuatro víctimas de la nueva masacre en Cauca)

Todos estos estamentos tuvieron a su cargo el análisis y depuración de cerca de 1.500 registros de NN que al cruzarlos con bases de desaparecidos identificados y otras informaciones dio como resultado la cifra de 757 casos sin ninguna identidad. 

Además, hay que tener en cuenta que el número reportado de desaparecidos en Nariño con corte a noviembre de este 2020 alcanzó los 3.850. En esa cifra, las autoridades pudieron hallar a 750 personas vivas, pero aún se desconoce el paradero de 3.100. 

Mapa sobre la ubicación de los cementerios y las regiones donde están estos cuerpos NN.

Mapa sobre la ubicación de los cementerios y las regiones donde están estos cuerpos NN.

Foto:

Archivo particular

De esos 757 NN, 96 eran mujeres  y 533, hombres. Pero en 128 casos no se logró determinar el sexo por el deterioro de las osamentas. 

96 eran mujeres y 533, hombres. Pero en 128 casos no se logró determinar el sexo por el deterioro de las osamentas

En cuanto a la edad de estos occisos, la investigación logró determinar que 333 personas estaban entre 18 y 39 años; 66, entre 40 y 59 años; otros 30 con 60 años en adelante. En 321 casos se desconoce su rango etario.

El mismo informe no descarta que muchas de esas personas podrían haber sido víctimas de desaparición en el contexto del conflicto armado que Nariño ha soportado en las últimas décadas.

Después de este trabajo viene ahora una ruta para lograr encontrar más datos, ya sea con familias o conocidos de estas personas.

Amelia Valencia, de la Asociación de Víctimas de Desaparición Forzada en Nariño, indicó que se ha buscado a los familiares en muchos lugares. “Vamos a seguir adelante, porque la unión hace la fuerza", expresó.

(Le puede interesar: Cauca se agitó por asesinatos de comuneros y masacre en un solo día)

Es el comienzo para dar, inclusive, respuestas a familiares de víctimas del conflicto y en la actualidad, por causa de un derramamiento de sangre por grupos ilegales en alianza con el narcotráfico, porque se disputan el control de la droga y de las armas.  

Para Naya Parra, del Colectivo Orlando Fals Borda, se trata de la propuesta de una ruta metodológica para la búsqueda de personas dadas por desaparecidas y que están en estos camposantos, como una apuesta orientada a congregar, tanto a la sociedad civil como a las instituciones públicas, que permita dar respuesta efectiva a esas familias víctimas.

Este es el camposanto de la capital de Nariño.

Este es el camposanto de la capital de Nariño.

Foto:

Mauricio de la Rosa

“Queremos hacer un aporte con este trabajo de investigación con el que hemos podido recabar información sobre 757 casos de personas que fueron sepultadas sin mayores datos”, dijo Parra y resaltó el respaldo obtenido por la Gobernación de Nariño para alcanzar el hallazgo.

Insistió en que el tema debe ser abordado desde la visión de política pública y precisó que “las desapariciones suceden mucho en territorios fronterizos y son un hecho muy grave”.

Puso de presente que Nariño es un departamento pionero en la aplicación del mecanismo de búsqueda urgente, al igual que en la articulación de las distintas instancias que han permitido resultados satisfactorios.

Amilcar Pantoja, subsecretario de Paz y Derechos Humanos de la Gobernación de Nariño, calificó como muy importante el proceso para la reconstrucción de la memoria y la verdad en el departamento.

(En otras noticias: Confesiones de una pionera del cine porno en Colombia)

“Varias entidades nos hemos comprometido con seguir este proceso de búsqueda; ahora sigue la implementación de la ruta para lograr las identificaciones de todas estas personas a lo largo de tres décadas “, dijo el funcionario.

Pantoja subrayó que el objetivo fundamental es lograr que las familias puedan saber con toda certeza dónde están los restos de sus seres queridos. 

De acuerdo con la antropóloga del Colectivo Orlando Fals Borda, Zuly Bastidas, uno de los mayores desafíos ha sido la falta de ubicación clara de un gran número de los cuerpos, puesto que en los camposantos de Nariño existen dificultades en la custodia y cuidado adecuado de las personas no identificadas.

MAURICIO DE LA ROSA
Especial para EL TIEMPO
PASTO

Otras noticias de Colombia

Invías amplió por dos meses el cierre del túnel de La Línea

Hombre atacó a tiros a tres personas porque le patearon los faroles

El día cuando el buque Gloria fue azotado por un supertifón

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.