Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Jefferson Riascos
Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Luego de permanecer 66 días hospitalizado y nacer en la clínica Versalles, de Cali, por medio de una cesárea cuando tenía 27 semanas de gestación y su mamá, Diana Paola Angola se debatía entre la vida y la muerte por covid-19 en coma inducido, el pequeño Jefersson Riascos Angola, salió del centro de salud hacia su casa con 1965 gramos y un perfectos estado de salud. Los médicos le colocaron toga y birrete, pues se graduó como bebé prematuro.

Cali 12 de agosto de 2020 , 09:46 a. m.

Así se graduó el bebé prematuro que nació en medio del covid-19

El pequeño Jefferson nació con tan solo 27 semanas de gestación y con su mamá en coma inducido.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.