Mexicana murió tras someterse a 'combo' de cirugías estéticas en Cali

Mexicana murió tras someterse a 'combo' de cirugías estéticas en Cali

Aunque la clínica cuenta con los permisos, estas cirugías no son recomendables en una sola jornada. 

Toda cirugía es riesgosa. La población debe tomar conciencia de ello.

Toda cirugía es riesgosa. La población debe tomar conciencia de ello.

Foto:

EL TIEMPO

Por: Cali
22 de agosto 2019 , 04:50 p.m.

Una ciudadana mexicana, identificada como Elizabeth Sosa Sánchez, murió luego de someterse a una lipectomía o abdominoplastia para lograr un abdomen plano, además de una liposucción para eliminar grasas de diferentes partes del cuerpo y una gluteoplastia para aumentar el volumen en esta zona.

Sin embargo, la mujer, de acuerdo con el secretario de Salud de Cali, Nelson Sinisterra,  dijo que aunque la extranjera, quien era ingeniera, dejó una hija de 10 años y vivía en La Flora, estaba sana, pues los exámenes previos no arrojaron alguna anomalía, según lo verificado por este estamento, esta paciente presentó problemas posteriores para respirar y taquicardia, y después falleció. 

Tenía 33 años, resaltó el funcionario. Sin embargo, reiteró el llamado  que se repite cada año por parte de especialistas de la Sociedad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, así como del Centro Médico Imbanaco de Cali, a donde llegan pacientes con problemas por intervenciones y operaciones bajo la mano de quienes no cuentan con la idoneidad, porque no son médicos y laboran en sitios sin los debidos permisos. 

Recomendamos no hacerse estos procedimientos tan largos, hacemos un llamado de atención para que lo hagan en instituciones autorizadas

“Recomendamos no hacerse estos procedimientos tan largos, hacemos un llamado de atención para que lo hagan en instituciones autorizadas”, expresó Sinisterra.

El secretario Sinisterra dijo que las autoridades sanitarias están investigando el lugar, una clínica en el sur de la capital del departamento, donde se practicó estas cirugías en 'combo' que deben evitar por los riesgos en una sola jornada. 

Por ahora, “la clínica estaría al día con los documentos y los que exige la Secretaría de Salud del Valle del Cauca", estamento que otorga los permisos de funcionamiento o habilitaciones. 

“Al parecer no hubo complicaciones en la sala de cirugías. Sin embargo, presenta problemas para respirar, taquicardia, la llevan a cuidados intensivos”, dijo Sinisterra. 

Después de que esta extranjera ingresó a esta unidad tuvo un paro cardiorespiratorio. 

“Tengan claro dónde se van hacer estos procedimientos, que tengan la información del sitio y también de los riesgos que representa las intervenciones”, sostuvo el secretario de Salud de Cali. 

Todo un historial de muertes y aun así no hay conciencia de la población

El año pasado, Nayla Betty Catacoli, de 39 años, falleció luego de someterse a una lipoescultura (para eliminar depósitos de grasa) y a un aumento de glúteos en una clínica estética del barrio Tequendama, en el sur de Cali. La clínica, de acuerdo con la Alcaldía, tendría los respectivos permisos que otorga la Secretaría de Salud del Valle.

En ese 2018 y por 'combo' estético murió la estadounidense Jessica Joan Captorricio, quien llegó a Cali en mayo de ese año, decidida a someterse no una, sino a tres intervenciones. El 12 de mayo, la extranjera, de 32 años, se practicó una lipectomía o cirugía para lograr el abdomen plano, así como a una liposucción o succión de grasa subcutánea, y a una lipoescultura para moldear su cintura y su cuerpo.

El 3 de marzo del 2016 murió Leydi Jhoanna Leyton, de 34 años, luego de realizarse un procedimiento estético en un sitio no determinado del barrio Unión de Vivienda Popular.

El 30 de marzo de ese 2017, Luz Mery Gómez Díaz, de 43 años, murió al serle inyectada una sustancia aceitosa para aumentar el tamaño de sus glúteos, al parecer, en una peluquería del barrio El Diamante, oriente de la ciudad.

El 4 de abril de ese 2017 falleció Elena Moreno, madre de una niña de 12 años, quien se practicó una cirugía en una abdominoplastia en una clinica del barrio el Trébol. Mientras que Jacqueline Bravo de 53 años, murió después de ser operada en una clínica de Tequendama.

El 4 de mayo, también del 2017,  la estadounidense Cristine Ann Deras, de 28 años, murió cuando se sometió a una lipoescultura y reducción de busto en una clínica del sur de Cali, donde sufrió, al parecer, un trombo embolismo pulmonar

El 3 de agosto de 2017, la chilena Lorena Victoria Reyes murió después de una lipoescultura en el sur de la ciudad.

El 17 de agosto de ese mismo año, Gloria Janeth Cuéllar, de 43 años, murió en un procedimiento en sus senos y glúteos, en una centro estético de Salomia, en el nororiente de Cali.

CALI

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.