Minería ilegal, el nocivo negocio que habría colapsado vía del Valle

Minería ilegal, el nocivo negocio que habría colapsado vía del Valle

Invías ya había alertado que esta actividad podría desestabilizar suelos entre Buenaventura y Buga.

El gigantesco daño en la vía, en sentido de Buenaventura a Buga.

El gigantesco daño en la vía, en sentido de Buenaventura - Buga.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

Por: Cali
08 de mayo 2019 , 10:59 a.m.

Aunque el Instituto Nacional de Vías (Invías) indicó que se harán estudios geotécnicos, geológicos y estructurales para determinar el estado real de la doble calzada entre Buenaventura y Buga, las autoridades ambientales en el Valle del Cauca recordaron los problemas de inestabilidad en los suelos por causa de la minería ilegal en este corredor vial que lleva construyéndose 11 años.

La obra ha tenido traspiés, no solo por oposición de algunas comunidades, también por problemas y riesgos de seguridad, debido a presencia de bandas criminales que también están detrás de la misma minería ilícita. 

De hecho, hace cuatro años en la región hubo una advertencia del mismo Invías regional y de autoridades como la Gobernación y ambientalistas sobre lo que podía pasar si seguía la explotación minera en la zona.

Metros por debajo de la capa asfáltica hay socavones que años atrás cavaron cientos de personas por la fiebre del oro, poniendo en riesgo no solo sus vidas, sino la estabilidad en esta carretera a la que le hacen falta 44 kilómetros para completar la doble calzada y en la que el Estado ha invertido más de un billón y medio de pesos. La doble calzada comprendería un total de 110 kilómetros. Van 66 kilómetros construidos. 

Estos túneles, de entre 10 y 15 metros de profundidad, fueron cavados por la comunidad, y muchas de estas personas lo han hecho al servicio de grupos armados y del narcotráfico, para moverse en línea recta por debajo de la calzada.

Aún no se precisa cuándo Invías hará la reparación en la vía por el desprendimiento del asfalto.

Aún no se precisa cuándo Invías hará la reparación en la vía por el desprendimiento del asfalto.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

Solo entre Cisneros y Alto Zaragoza se contabilizaron más de 324 socavones. Inclusive, Invías en el Valle del Cauca lanzó hace cuatro años esta voz de alerta, temiendo un futuro desprendimiento de la vía, como ocurrió el fin de semana en el kilómetro 89, en la zona entre Loboguerrero y Mediacanoa.  

Es así que Invías ha hecho millonarios aportes para reparar los problemas en las entrañas de la doble calzada por la minería ilegal, durante la construcción de esta obra y que ahora, por la emergencia tiene paso en contraflujo en una de las dos calzadas. De esta manera, se busca evitar traumatismos, pues por esta área se transporta más del 60 por ciento de carga que entra y sale del país. 

La cifra de recursos invertidos por Invías puede superar los 6.000 millones de pesos en arreglos por causa de aquellos viejos socavones. 

Sin embargo, las autoridades en Buenaventura indicaron que se han venido ejecutando controles contra la minería ilegal para desmontar muchos de los ranchos que estaban en pie, sobre todo, cerca de Zaragoza. 

Por ahora, como lo dijo la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, lo que se requieren son medidas y una intervención urgente por parte de Invías para reparar el tramo que se vino abajo por inestabilidad y para precisar si por causa de la minería ilegal o por una falla geológica se presentó el desprendimiento que tiene hoy en jaque esta carretera en el sentido de Buenaventura a Buga, zona que comunica el puerto del Pacífico con el interior del departamento y del país. 

De acuerdo con la gobernadora Toro y la Secretaría de Infraestructura del Valle del Cauca, la carretera venía presentando problemas de deslizamientos, sobre todo, desde marzo pasado, que se agravaron por las precipitaciones de las últimas semanas. 

El director nacional de Invías, Juan Esteban Gil, dijo que dentro de las medidas financieras que se tomarán para reparar el daño se contempla el traslado de recursos por parte de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), estamento que estuvo a cargo de la carretera entre Buenaventura y Buga hasta el 28 de marzo pasado. “Con estos recursos garantizaremos la ejecución de las obras en los puntos críticos que se llevarían a cabo para recuperar la segunda calzada que se perdió en esta afectación invernal”, anotó Gil. 

La emergencia es de grandes proporciones.

La emergencia es de grandes proporciones.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

El funcionario reiteró que "la realización de estudios geotécnicos, geológicos y estructurales para garantizar que la vía existente actualmente no presente afectaciones y sea totalmente estable al tránsito y a la operación del flujo vehicular".

Gil ratificó que la vía no está paralizada y que luego de que se trasladó él mismo a la zona se están tomando acciones. 

Así mismo, la Gobernación del Valle informó que se harán consultas con geólogos para determinar cómo está el terreno.

CALI

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.