Secciones
Síguenos en:
Cauca se agitó por asesinatos de comuneros y masacre en un solo día
Las masacres ni asesinatos de indígenas y lno cesan en el Cauca

Las masacres y asesinatos de indígenas no cesan en el Cauca.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Cauca se agitó por asesinatos de comuneros y masacre en un solo día

En masacre, comunidad se enfrentó a pistoleros. Horas antes fueron asesinados tres líderes más.

El sábado más violento en el norte del Cauca fue el de hace dos días antes de la Noche de las Velitas con una masacre y los asesinatos en diferentes horas de tres líderes más. 

Ese día sangriento, que tuvo hasta una masacre, empezó con los asesinatos de un líder del municipio Buenos Aires que pertenecía a la Unidad de Víctimas. Era Yildon Ambuila, quien había denunciado amenazas. Le dispararon y su cuerpo fue hallado en el corregimiento Honduras de esa localidad.

La Fiscalía señaló que se venía realizando el proceso de analizar el nivel de riesgo para el funcionario. 

(Le también: Estas son las cuatro víctimas de la nueva masacre en Cauca)

Ese sábado también fue asesinado Hernán Eduardo Pino Julicué, de 30 años y quien era hijo de la exconsejera de esa organización Luz Eyda Julicué. El homicidio ocurrió en Caloto, en el norte de esta región. 

De acuerdo con las primeras hipótesis, Pino Julicué recibió disparos. Autoridades dijeron que desconocidos intentaban robarle la motocicleta en la que se movilizaba, pero indígenas de la población y de la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca (Acin) sostuvieron que el crimen tendría relación con haber sido hijo de la lideresa.
Los hechos ocurrieron en el barrio Los Tanques, en Caloto, municipio en el norte del Cauca.

En la noche, la muerte se ensañó aún más y lo hizo contra comuneros de Santander de Quilichao. Pistoleros irrumpieron en un local comercial del municipio en el norte caucano. Allí llegaron buscando a una persona y luego le dispararon.

Otros ciudadanos que estaban en el sitio intentaron enfrentarse a los sicarios por lo que también les dispararon, dejando un saldo de cuatro personas asesinadas. Dos de ellas murieron en el lugar y otras dos, en el hospital local. La masacre se registró en un local de la vereda San Pedro, en la zona Gualanday a 10 minutos de la cabecera municipal. 

(Le puede interesar: Verifican estado de carro accidentado con 20 encuestadores del Sisbén)

Las víctimas eran dos indígenas y dos campesinos. Otras tres personas resultaron heridas y fueron trasladadas al hospital, entre ellas, una mujer.

Aunque las autoridades habían dicho que horas antes había sido asesinado otro comunero, con el nombre de Carlos Escué, precisaron que él es una de las cuatro personas que estaba en Gualanday. Las otras tres víctimas son Emerli Basto, y los hermanos Fernando y David Tróchez.

Ese sábado, 6 de diciembre, también fue asesinado el líder y comerciante Juan Carlos Petins. El crimen ocurrió a las 11 de la mañana.

Petins era comunero del resguardo indígena de Nega Çxhab-Belalcázar. y trabajaba, ofreciendo servicios de internet. Le dispararon repetidas veces. 

El senador Feliciano Valencia repudió todos estos derramamientos de sangre contra líderes e indígenas, hechos que se han venido recrudeciendo en los últimos dos años.

Valencia señaló que ha venido circulando un panfleto en el Cauca, presuntamente, de quienes dicen pertenecer a la columna móvil 'Dagoberto Ramos', disidentes de las Farc.

No obstante, las autoridades no han precisado quiénes serían los autores de esta reciente masacre y de los otros asesinatos ocurridos el mismo sábado.

(Siga leyendo: El paseo a Cancún que terminó en la muerte de joven colombiana).

“No es posible que nuestros planes de vida cada día estén en riesgo y que el tejido social la guerra los quiera quebrantar”, expresó el líder indígena Jorge Sánchez.

El 2 de agosto de este año hubo un triple asesinato en Santander de Quilichao. Fue similar al que se registró el pasado sábado. Aquel domingo de hace tres meses, hombres armados llegaron también a un establecimiento público, pero en la vereda California. Allí asesinaron a Manuel David Larrahondo, de 24 años; Lizardo Collazos Findo, de 23, y a Brayan Stiven Guetio Ipia, de 18. Todos ellos eran comuneros del resguardo Canoas.

CALI Y POPAYÁN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.