Los sueños de dos ingenieros quedaron en la masacre del Cauca

Los sueños de dos ingenieros quedaron en la masacre del Cauca

Conductor y suboficial de la Armada Nacional eran los otros dos hombres asesinados en Corinto.

Carlos Mario López, ingeniero asesinado.

Carlos Mario López, ingeniero asesinado.

Foto:

archivo particular

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de noviembre 2019 , 08:21 p.m.

Carlos Mario López anhelaba un trabajo de menor riesgo como el que adelantaba en Corinto, mientras que para Diego Cerguera Picón, este era su primer trabajo de campo en ese norte del Cauca.

Desde el solitario paraje caucano, al que llegaron a realizar trabajos de topografía en un terreno, le envió por whatsapp a una amiga, la foto de la recién asesinada gobernadora indígena Cristina Bautista. Le comentó que ella era una de las cinco víctimas de un ataque en el vecino Toribío.

López, ingeniero agrícola egresado en el 2012 de la Universidad Nacional, ansiaba tener un trabajo de menor riesgo, así volvió y lo manifestó en esa conversación con su amiga, luego de enviarla la foto.

El profesional, de 31 años, la próxima semana se graduaba de una especialización en hidráulica, esperaba que eso le abriera otras puertas laborales.

Vivía con la mamá en Florida, sur del Valle, límites con el norte caucano. Bachiller de la Institución Educativa Absalom Torres. En la Universidad siempre se destacó como un gran estudiante, eso hizo que un profesor lo recomendara con la empresa Fundación Desarrollo de las Ingenierías y las Ciencias de la salud para la Proyección Social (Fundipros), en la cual inmediatamente se vinculó por proyectos, y aunque muchas veces tenía que esperar meses para que lo volvieran a llamar, siempre lo tenían en cuenta por su buen desempeño.

Diego Cerguera Picón, asesinado en Corinto (Cauca)

Diego Cerguera Picón, asesinado en Corinto (Cauca)

Foto:

archivo particular

De la situación del Cauca no fue lo único que habló con su amiga, hablaron de cosas personales y alguna que otra trivialidad, se mandaban memes, stickers, emoticones. Junto a él, estaba Diego Cerguera Picón, quien recientemente había salido de Huila y se adentraba en terrenos nuevos para él.

Era la primera vez que hacía trabajo de campo. Estaba a dos meses de graduarse como ingeniero industrial de la Corporación Universitaria del Huila y esta era una oportunidad que desde hace tiempo venía buscando,

Solo tres días antes había partido de su casa en Neiva, pasó por Cali y llegó a Corinto. De vez en cuando comentaba que sus padres le decían que tuviera cuidado porque la zona era muy peligrosa.

A sus escasos 21 años, este menor de cuatro hermanos, ya había estudiado electrónica en el Sena y estaba a punto de graduarse de una carrera profesional, por eso esta oportunidad lo tenía feliz y así se lo manifestó a sus padres cuando partió. El miércoles, en la mañana, llamó a su madre, le comentó que partía para el Cauca y le pidió la bendición.

En la tarde del jueves, pobladores encontraron los cuerpos de cuatro hombres en la vereda Santa Elena, a 20 minutos del casco urbano de Corinto.

Las autoridades llegaron al sitio, y corroboraron que dos de las víctimas eran Carlos Mario López y Diego Cerguera Picón.

En el sitio también asesinaron a Roosevelt Saavedra, de 55 años, quien se conoció que era el encargado de conducir el vehículo en que se movilizaban y era natural al igual que López de Florida, también eran muy amigos.

Roosevelt Saavedra, asesinado en Corinto

Roosevelt Saavedra, asesinado en Corinto

Foto:

archivo particular

Saavedra era padre de tres hijos y de pronto iba a ser abuelo. Yolanda Díaz, su esposa, cuenta, referente a la zona, es “que estaba muy peligrosa”.

La cuarta víctima del sangriento hecho fue Diego Hernán Rodríguez Torres, oriundo de Miranda (Cauca), a quien se le encontró un carné que lo acreditaba como integrante de la Armada Nacional.

Diego Hernán Rodríguez Torres, asesinado en Corinto

Diego Hernán Rodríguez Torres, asesinado en Corinto

Foto:

archivo particular

Investigadores revisan una hipótesis sobre que a las víctimas las pudieron haber relacionado con tareas de inteligencia de la Fuerza Pública.

Según versiones, cuando los cuatro hombres estaban haciendo las mediciones de terreno en esta zona, valiéndose de la ayuda de drones, hombres armados aparecieron y los hicieron poner bocabajo, para luego dispararles a sangre fría. A uno de ellos lo habrían degollado. Después de eso, trasladaron sus cadáveres a una zanja, donde los arrojaron y encontrados horas después.

El defensor del Pueblo Regional, Rossi Jair Muñoz, aseguró que el organismo había emitido una alerta temprana en la que se advertía sobre el riesgo que existía en esta zona.

“El defensor del Pueblo, Carlos Negret, había advertido este enfoque preferente en esas localidades, con el fin llamar la atención de las autoridades y así minimizar el riesgo para la población. La alerta se emitió el 23 de abril de este año y desde esa fecha hasta el día de hoy se han contabilizado 25 hechos victimizantes en la zona, lo que refleja la grave situación de orden público”, dijo Muñoz....

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.