Secciones
Síguenos en:
La médica que enseña a padres y a hijos a curar con palabras
Ella es Natalia Jiménez, ganadora del conrcuso internacional de literatura infantil El Barco de Vapor.

Ella es Natalia Jiménez, ganadora del conrcuso internacional de literatura infantil El Barco de Vapor.

Foto:

Biblioteca Nacional

La médica que enseña a padres y a hijos a curar con palabras

Ha escrito sobre sentido de la vida y enfermedades huérfanas. Ganó concurso iberoamericano.

Las palabras ayudan a 'aliviar' la confusión y el desasosiego que puede producir la muerte de un ser querido, la enfermedad o inclusive para darle más sentido a la vida misma y a los seres de la familia o de quienes son parte de un entorno.

Ese alivio y reflexión lo transmite una médica farmacóloga y estudiante de doctorado en Ciencias Biomédicas de la Universidad del Valle, a quien, como ella, lo reconoce, le llegaron las palabras de una manera precoz, cuando era una niña. 

Es Natalia Jiménez Cardozo, quien escribió una novela para jovencitos, como esta vallecaucana lo señala sobre cómo la muerte puede ser el pretexto para entender el sentido de la vida, pero no como un espacio para sentir tristeza o malestar. 

Es así que la caleña escribió una novela sobre la crisis de una madre por causa de una enfermedad que para un adolescente de 14 años es todo su mundo, en medio de los cambios juveniles que está viviendo y de la contingencia familiar.

Esa historia con el nombre No es un país, es un mundo hace una reflexión sobre la muerte física y más de allá de la vida, como también lo hacen otros de sus libros para comprender las enfermedades huérfanas que la médica ha escrito, mientras estudia para lograr su doctorado y, al tiempo, enseña Farmacología a estudiantes de pregrado y posgrado de la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad Javeriana de la capital del Valle del Cauca.
 
Para hablar de las enfermedades raras lo hizo a través de un libro de comics al que llamó Ser uno en miles. Fue un proyecto que nació con la genetista Paula Margarita Hurtado, quien trabaja con enfermedades raras y huérfanas.

(Le puede interesar: Despega Estación Central del MIO: obra clave de renovación de Cali)

Este libro sobre las enfermedades huérfanas fue como un guion de comics, porque explica que estas patologías suelen presentarse, más que todo, entre jóvenes. 

También escribió un libro de poesías con el río Cali de testigo en su evolución, titulado  Río dormido.

Pero su nueva novela, No es un país, es un mundo  le llena de satisfacción, porque se dirige al público juvenil.

Cuenta que lo escribió pensando en sus dos sobrinos, ambos niños muy diferentes, hijos de su prima mayor para quienes ella es su mundo. 

Lo hizo porque su prima le dijo que quería darles un legado.

Pero también escribió sobre la muerte, pensando en su gatico Lino que la acompañó por mucho tiempo y falleció por una enfermedad. 

La escritora fue exaltada por su novela.

Foto:

Biblioteca Nacional de Colombia

"Martina y Emilio son los hijos de mi prima mayor. Ellos compartían la misma madre y durante un tiempo, antes de que nacieran a este mundo, habían habitado ese país-madre y pensé que era un país hermoso. De la amalgama de estos sucesos, imágenes y sentimientos, se desencadenó No es un país, es un mundo", dice la médica escritora. 

Para ella, su profesión de cercanía con la gente hace que el mundo deba tener una narrativa, para así forjar esa relación de confianza. Por eso escribe. 

(Lea también: Pico y cédula para esta semana de abril en Cali)

"No es un país, es un mundo es una novela para jovencitos que entrego con mucho cariño", dice la caleña.

Habla, precisamente, de que este trabajo lo elaboró, pensando que se convirtiera en una oportunidad de hablar sobre la muerte, la enfermedad "sin que sea un espacio de angustia o malestar, sino un compartir en familia sobre una situación que realmente, tal vez ahora más que en ningún otro momento nos convoca a los seres humanos", dice la autora.

Su novela ganó concurso de literatura infantil

"Esta novela -No es un país, es un mundo- es una celebración del poder de las palabras para entender lo que nos hace humanos, el amor y el dolor. La voz del narrador nos transporta imperceptiblemente al mundo de un joven de su edad y las personas que lo rodean. El tema de la enfermedad y la muerte es llevado delicadamente a lo largo de un texto bien escrito y convincente. La historia está muy bien llevada, así como la relación entre los personajes". 

Acto de entrega del premio en Bogotá.

Foto:

Biblioteca Nacional de Colombia

Esta fue la opinión de los miembros del jurado del concurso de literatura infantil El Barco de Vapor que el Grupo SM convoca anualmente con el objetivo de promover la creación de una literatura para niños, niñas y jóvenes.

(Le puede interesar: Cierran otra vez bar del Mulato por repetir aglomeración)

De acuerdo con la convocatoria, se pretende fomentar el gusto por la lectura y transmitir con calidad literaria, valores humanos, sociales y culturales que ayuden a construir un mundo digno.

El premio se entrega no solo en Colombia, sino en otros países, como España, Brasil, Chile, México, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.

Para la versión XIII del Premio, que se realizó en alianza entre la Fundación SM Colombia y el Ministerio de Cultura, a través de la Biblioteca Nacional de Colombia, se recibieron 79 manuscritos que llegaron de diferentes departamentos del país, como Antioquia, Atlántico, Bolívar, Bogotá, Cauca, Caldas, Huila, Magdalena, Meta, Santander, Risaralda y Valle del Cauca, los cuales fueron evaluados por el grupo de jurados integrado por los escritores y gestores culturales Pilar Lozano, Claudia Rueda, Graciela Prieto y Antonio Hernando Rodríguez.

La escritora caleña recibió el premio, otorgado en Colombia por su obra No es un país, es un mundo, en una ceremonia que contó con la participación de Felipe Buitrago Restrepo, ministro de Cultura; Diana Patricia Restrepo, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia; Pablo Andrés Fernández, director de la Fundación SM Colombia, y Juan Pablo Pérez, director general de SM Colombia. 

"Desde hace 14 años, la Fundación SM está presente en Colombia y ha hecho innumerables aportes en la construcción del país, de la mano de actores como la Biblioteca Nacional y a través de estrategias como el premio El Barco de Vapor, que fomenta la lectura y la escritura en todo el territorio nacional y que hoy reconoce la obra No es un país, es un mundo de la caleña Natalia Jiménez Cardozo, a quien felicito por su creatividad, que le permitió obtener este reconocimiento. Apuestas como esta nos permiten avanzar en la meta del presidente Iván Duque de promover la equidad en todo el territorio, mediante el acceso a la cultura y lograr que Colombia sea un país de lectores", dijo el ministro Felipe Buitrago.

La gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, exaltó el logro de la vallecaucana, al igual que en la Secretaría de Cultura de la región.

El director de la Fundación SM Colombia, Pablo Andrés Fernández, expresó que la organización trabaja desde 1978 para fomentar el gusto por la lectura y la escritura, promover valores humanos, sociales y culturales y aportar en la construcción de una sociedad más digna y justa.

"En el Grupo SM tenemos una frase inspiradora: 'La educación nos mueve', y eso lo expresamos por medio de diferentes acciones. A pesar de la desafiante situación que vivimos hoy como planeta y sociedad, asumimos el reto que la educación no se puede detener y con este reconocimiento que entregamos, continuamos apostándole a trabajar por la educación en Colombia", añadió Fernández.

A su vez, Diana Patricia Restrepo informó que la alianza realizada entre el Grupo SM y el Ministerio de Cultura, a través de la Biblioteca Nacional de Colombia, es una acción que aporta en el proceso de construir un país de lectores e incrementar el índice de lectura de los colombianos.

"Nos alegra saber que la mayoría de los participantes son de distintas regiones del país, lo cual demuestra que hemos logrado fortalecer la creación literaria y el interés por la lectura y escritura en los territorios", agregó la directora de la Biblioteca Nacional de Colombia.

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.