La batalla de Sandra por su hijo no ha terminado

La batalla de Sandra por su hijo no ha terminado

Es Sandra Piedrahíta, que ganó un litigio en La Haya, en Europa. Como cabeza de hogar busca empleo.

Sandra Piedrahíta, junto a su hijo. Ella creó una emisora virtual a favor de las mujeres.

Sandra Piedrahíta, junto a su hijo. Ella creó una emisora virtual a favor de las mujeres.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO

27 de junio 2018 , 01:53 p.m.

Después de ganar toda una batalla jurídica ante seis jueces de La Haya, en Holanda, con el padre de su único hijo, de 5 años, y traerlo de regreso a Cali no cesaron los ‘calvarios’ para Sandra Piedrahíta.

Esta licenciada en filosofía de la Universidad del Valle debió demostrar en Europa que el pequeño viajó en el 2016 al país de origen de su expareja, el holandés Roger Rijke, a unas cortas vacaciones, pero se convirtieron en seis dramáticos meses para finalmente corroborar que el menor siempre había vivido con ella en Cali y que tiene su custodia. El progenitor no quería dejar regresar al menor al país. 

Es el drama de numerosos colombianos y vallecaucanos, entre mujeres y también hombres, que han roto relaciones con sus parejas en el extranjero y que no hallan respuestas para restituirlos a sus hogares de origen.

Después de que Sandra, una activista que creó la emisora virtual La Q Radio Género, superó ese litigio solo tenía necesario el dinero para los pasajes de regreso de su hijo y de ella a Cali, pues en Holanda tuvo que gastar 800 euros (más de 2’6 millones de pesos), para el abogado que la defendió en el litigio con el padre del niño en Europa.

En octubre de 2017, uno de esos ‘calvarios’ fue empezar a tocar puertas en diferentes dependencias del Estado, tanto del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), como de las dependencias de educación y Ministerio Público para que en algún jardín o establecimiento educativo oficial le abrieran un cupo en transición.

En octubre de 2017, uno de esos ‘calvarios’ fue empezar a tocar puertas en diferentes dependencias del Estado para que en algún jardín le abrieran un cupo en transición

Además, Sandra, que en el pasado trabajó en Univalle Estéreo y que maneja unos viejos equipos para que funcione la emisora virtual a favor de los derechos de las mujeres o víctimas de género, dice que solo cuenta con su mamá. Hace dos años falleció el padre de ella. Empezó la encrucijada de buscar empleo, pero también de pensar quién podía cuidar al niño y la opción era que lo recibieran en transición en algún Centro de Desarrollo Infantil público por la gratuidad de la educación.

“Ha sido una lucha difícil. Tocar muchas puertas, recurrir a amigos e ir a la Personería, pero me decían que no había esa posibilidad”, dijo.

EL TIEMPO consultó el caso con la Secretaría de Educación municipal, donde informaron que la edad del niño para transición oscila entre 0 y 4 años por ser la primera infancia, según ICBF, y el menor ya había cumplido 5. Sin embargo, Sandra siguió insistiendo con allegados suyos hasta que finalmente en un plantel de El Aguacatal recibieron al pequeño a finales del año pasado. Así que se superó uno de los escollos, el de la educación sin costo de su hijo, pero esta madre no ha podido encontrar un empleo estable. Añadió que ha subsistido, trabajando para algunas familias que necesitan que les cuiden y que les asista a algún allegado. Además, señaló que es poco el dinero que recibe de su expareja desde el otro lado del mundo. Con todo esto”, dijo en su casa en Alto Aguacatal, en Cali, se dio cuenta de que en Holanda, quienes tienen hijos pueden recibir un subsidio y, al parecer, eso quería el papá del niño con él allá.

Ahora bien, “insistí también con Bienestar para que el niño reciba una asesoría psicológica por el impacto que tuvo con todo lo de su padre”. Hace dos meses logró esa asesoría.

De hecho, el mismo Bienestar Familiar recalcó que uno de los principales impactos en un niño es el psicológico por separaciones y por pleitos entre los padres.
A su vez, el ICBF habla de que el aspecto emocional incide en el panorama de los daños que sufren los niños en todo el país.


El Instituto Nacional de Medicina Legal también da cuenta de que entre enero y abril de este 2018, 202 niños en el Valle han sufrido impactos y daños físicos y psicológicos en el interior de los hogares; 99 son varones y los 103 casos restantes son niñas y adolescentes.

CALI

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.