Escobar, la gloria del Cali que a sus 73 años clama por una pensión

Escobar, la gloria del Cali que a sus 73 años clama por una pensión

Miguel Antonio Escobar es el futbolista que más partidos jugó con Deportivo Cali.

Miguel Antonio Escobar

El bugueño, Miguel Antonio Escobar, jugó durante 13 años en el Deportivo Cali.

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

Por: Carolina Bohórquez
27 de febrero 2019 , 07:06 p.m.

Haciendo uso de un laringófono que le donaron, pues el cáncer le robó su voz hace una década, Miguel Antonio Escobar, el exfutbolista que más partidos ha jugado en la historia del Deportivo Cali, está rodeado de recuerdos en fotografías en una mesita que tiene en un rincón de su casa en el centro de Cali. 

Allí están reflejados aquellos momentos en la cancha con figuras como Diego Umaña, Pedro Zape y Fernando ‘El pecoso’ Castro, cuando jugó por 13 años, entre 1967 y 1980, para el equipo de los azucareros, distinguiéndose en la mayor parte de ese tiempo como su capitán con la camiseta número 13, pues pensaba que le traía suerte.

Pero esa nostalgia que le arranca una sonrisa a este bugueño nacido el 18 de abril de 1945, pasa a una mirada de melancolía, pues lleva 10 años esperando el pago de su pensión por las semanas que el Cali debía haberle cotizado en el desaparecido Instituto de Seguros Sociales, hoy Colpensiones, luego de que la ley empezó a cobijar a los futbolistas para hacer valer sus contratos laborales con su respectiva seguridad social.

Después de que la Corte Suprema de Justicia dio por terminada una lucha de nueve años que arrancó en 2009 en el Juzgado Cuarto de Descongestión Laboral de Cali, cuando este exdefensa central tenía 64 años, para luego pasar al Tribunal Superior de Cali hasta alcanzar el máximo estamento de la justicia ordinaria en Bogotá, el excapitán de los verdiblancos aún sigue esperando el pago de las mesadas que no llegan.

Pero no es el único exjugador de fútbol en esta situación. A ese listado se suman Fernando ‘Pecoso’ Castro, Germán ‘Burrito’ González, Julián Martínez, Henry ‘La mosca’ Caicedo, Ángel María ‘Nato’ Torres, Carlos Samboní, Jairo Arboleda, Óscar  ‘Moño’ Muñoz, Mario Moreno (quien además del Cali jugó para Independiente Santa Fe), Víctor Lugo, Edgardo Caicedo, Ramón Cáceres, Jorge Estrada, Gabriel Chaparro y Hugo Valencia.

Todos son representados legalmente por el mismo abogado que llevó el caso de Miguel Antonio Escobar, quien jugó 46 partidos en la Copa Libertadores. Se trata de León Arturo García de la Cruz, quien aseguró que luego del pronunciamiento de la Corte, el Deportivo Cali no se ha comunicado con él para determinar cómo se hará el pago a Miguel Escobar y en qué condiciones, teniendo en cuenta que se deben actualizar los cálculos de las semanas de dichas cotizaciones partiendo de ese 1967, cuando el vallecaucano tenía 22 años.

Hoy, a dos meses de cumplir 74 años, Miguel Escobar volvió a animarse con el fallo de la Corte y dijo que en esta década le ha tocado vivir de pocos pesos que le generaban la panadería y una tienda que tuvo con su actual esposa, la palmirana María Plácida Acosta, en su vivienda en el barrio Villamercedes, donde sigue viviendo.

También tuvo que rebuscar dinero del taxi que era de su propiedad hasta el 2006. Sin embargo, en ese año tuvo que venderlo para percibir un poco más de recursos, pues le detectaron cáncer en la garganta. En esa época vivía en Buga y de allí lo remitieron a la clínica de Occidente de Cali, donde le extirparon un tumor, pero lo dejó sin voz. Con ayuda de su esposa, como dijo el bugueño, ha podido pagar la EPS de Sura para sus tratamientos con los medicamentos después de la intervención. “Cuando manejé el taxi pude subsistir”.

El exjugador, quien es devoto del Señor de los Milagros de su ciudad natal y era reconocido como el ‘Maestro’ Escobar, uno de los mejores futbolistas en la historia del país, aseguró que firmó un contrato de ley el 31 de diciembre de 1966 con el Deportivo Cali. Un año y medio antes jugaba en el Deportivo Pereira que lo cedió por 50.000 pesos en esa época.

Miguel Antonio Escobar

El exfutbolista tiene que usar un laringófono que le donaron, pues el cáncer le robó su voz hace una década,

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

El excapitán de los azucareros le contó a EL TIEMPO que estaba tan emocionado con ese dinero del pase que lo invirtió en la compra de una casa en Buga, predio que  vendió años atrás.

“Yo firmé contrato por dos años y así se hizo sucesivamente hasta que jugué 13 años y medio”, dijo don Miguel, cuya afición por el fútbol empezó desde que hizo su primaria en la escuela José María Villegas de Buga y luego cursó hasta cuarto de bachillerato, que hoy se conoce como noveno grado en el colegio José Joaquín Torres. No terminó sus estudios y su vida la dedicó al fútbol. Es así que se inició jugando para el club Boca Junior de Buga y después pasó al Pereira hasta que entró al Deportivo Cali.

“Mi mamá que era ama de casa, María Dabeiba Montalvo; mi papá, Miguel Ángel Escobar que trabajó en Bavaria, y mis hermanos eran hinchas, como yo, del Cali”, dijo el ‘Maestro’ Escobar que anotó su emoción cuando se puso la camiseta por el Deportivo Cali en ese 1966.

Hace cinco años esperaba respuesta de la Corte

Ahora, Escobar sigue atento a la pensión con más anhelo, teniendo en cuenta la orden de la Corte. En la sentencia se indicó que sí un hubo un vínculo de trabajo, pues en un interrogatorio, el representante del equipo dijo que el jugador prestó su servicio, le pagaron y esto fue regular, pues Escobar jugó varios partidos con el equipo. De hecho, otro de los aspectos que enorgullecen al bugueño es haber jugado 536 partidos, siendo el mayor número desde la fundación del equipo vallecaucano y su primer gol para el Cali lo marcó el 29 de octubre de 1967 ante el Millonarios. Ese encuentro, recordó don Miguel, tuvo como escenario el estadio Pascual Guerrero de la capital vallecaucana, ante 41.000 espectadores. En el Santafe jugó 61 partidos.

Ahora con la pensión que le reconoció la Corte Suprema se convirtió, quizás, en el primer exjugador del país en recibirla, sentando todo un precedente por el histórico fallo.

EL TIEMPO se comunicó con el Deportivo Cali que informó que siendo la Corte, la tercera y última instancia en un proceso judicial como este, acoge y respeta el fallo. Se espera que se hagan los cálculos o reajustes para precisar el monto de la pensión que se debe pagar.

En el proceso contra el Cali que empezó en el Juzgado Cuarto de Descongestión Laboral del Circuito de Cali, esta instancia había absuelto al equipo y condenó solo a los Seguros Sociales a pagar una indemnización sustitutiva de la pensión que apenas llegaba a 8 millones de pesos. “¿Cómo iba a vivir mi vejez con esa cantidad?", preguntó el bugueño, por lo que su abogado apeló y el Tribunal Superior revocó dicha sentencia.

Esto no gustó al Cali que en el mismo proceso en segunda instancia respondió: “(…) que la condición de jugador de fútbol profesional no acarreaba la calidad de trabajador subordinado en los términos de la ley laboral, para con ello estar obligada a afiliarlo a la seguridad social en pensiones, máxime que ‘no tiene evidencia alguna de lo afirmado por el actor’, esto es, que hubiese estado vinculado laboralmente”.

Sin embargo, la Corte dejó en claro: “Entre las partes, a la luz del principio de la primacía de la realidad, se ejecutó un verdadero contrato subordinado” y agregó que sí se aplicaron “los tres elementos que configuran el contrato de trabajo realidad; esto es, la prestación personal del servicio, la continuada subordinación o dependencia y el salario”.

Hace cinco años, según el abogado García de la Cruz, el caso estaba ya en la Corte porque el Deportivo Cali no estuvo de acuerdo con la revocatoria del Tribunal, en segunda instancia. Solo hasta hasta un mes el alto estamento dio su veredicto.

En cuanto a los otros 14 exjugadores y el director técnico el ‘Pecoso’ Castro que García de la Cruz defiende, la demanda sigue y no ha habido un fallo como tal.

El año pasado, Castro dijo que el Cali tampoco hizo los respectivos pagos de seguridad social y pensión, y que esto afectó las semanas requeridas para alcanzar su jubilación.

Había clubes que pagaban dos o tres meses y quedaban debiendo siete u ocho meses del año

“En 2014, presenté la renuncia en el Huila porque me llamaron del Deportivo Cali y me obligaron a pagar cinco meses que faltaban, y esa plata salió de mi bolsillo para poder volver al Cali. Entonces les pido a los señores dirigentes del fútbol colombiano que cumplan con esto. Había clubes que pagaban dos o tres meses y quedaban debiendo siete u ocho meses del año”, dijo ‘El pecoso’, en ese momento.

El abogado de Escobar anotó que en los casos del ‘Ñato’ Torres y del ‘Mono’ Muñoz ocurrió lo mismo que en el proceso de Escobar
. En primera instancia, el fallo fue en contra y al apelarlo, el Tribunal Superior de Cali revocó la sentencia. Esto fue hace más de tres años. Desde entonces, están en la Corte Suprema a la espera de un fallo en última instancia.

Así mismo, dijo el abogado García de la Cruz, a los exjugadores del América Hugo Valencia y Gabriel Chaparro que están reclamando sus jubilaciones, el Tribunal Superior les reconoció sus pagos. Añadió que el América no apeló por lo que ambos procesos no pasaron a la Corte. Pero a pesar de ese fallo favorable, ambos no han recibido esos pagos. Esperan un pronunciamiento del América al respecto.

En cuanto a los exjugadores Willington Ortiz, ‘Burrito’ González, Julián Martínez, Henry ‘La mosca’ Caicedo, Ángel María ‘Nato’ Torres, Carlos Samboní, Jairo Arboleda y ‘Moño’ Muñoz, EL TIEMPO consultó con el Deportivo Cali, el cual insistió en su respuesta, como lo hizo en el caso de Miguel Escobar: "Acoge y respeta la ley".

El también exjugador Willington Ortiz también señaló en este año, después de conocer el fallo de la Corte a favor de Miguel Antonio Escobar ,que está reclamando pagos de pensión al Cali, al Millonarios y al América.

Enrique Camacho, presidente del Millonarios, respondió a las declaraciones de Ortiz en la radio que tenía un contrato laboral con la Corporación Club Deportivo Los Millonarios, estamento que es diferente al Azul y Blanco, hoy propietario del equipo capitalino. Explicó que la Corporación Club Deportivo Los Millonarios se llama hoy Corporación 224 y es la dueña de los activos y pasivos. Sostuvo que el exjugador debe establecer una comunicación directamente con esta corporación y no con Azul y Blanco.

Señaló que Azul y Blanco compró el nombre del Millonarios y reiteró que no está al frente de los activos ni pasivos.


La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutbro) reiteró que el fallo de la Corte Suprema de Justicia es decisiva para que los clubes de fútbol reconozcan estos pagos. Calificó que el pago de la pensión a Miguel Escobar es un reconocimiento a su trabajo.

CAROLINA BOHÓRQUEZ
Corresponsal de EL TIEMPO
CALI

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.