La creación caleña que es evaluada por la Nasa para aplicarla

La creación caleña que es evaluada por la Nasa para aplicarla

Jóvenes elaboraron celdas solares. Fueron llevados a la Friedrich Alexander Universität de Alemania.

La creación caleña que es evaluada por la Nasa para aplicarla

El grupo se preparó en la Tecnoacademia regional Valle.

Foto:

Archivo particular

Por: Redacción Cali
27 de octubre 2019 , 02:46 a.m.

Alejandro Quintero Piamba tiene 14 años y ya estuvo en Alemania intercambiando ideas con científicos de ese país acerca de un proyecto para construir celdas solares orgánicas. El mismo proyecto que está siendo evaluado por la Nasa para saber qué tan resistentes son los materiales utilizados y si podrán ser aplicados en Colombia.

Este paso lo dio de la mano de otros cuatro jóvenes que por las tardes –luego de su jornada escolar– se formaron en la Tecnoacademia del Sena en Cali y avanzaron en el proyecto investigativo.

Terminó integrando el grupo gracias a sus conocimientos en robótica, para aportarles a los otros jóvenes, más conocedores de temas como la mecánica, la biotecnología y la nanotecnología.

El proyecto comenzó en el 2017 como un sistema de riego automático o sistema hidropónico y se fue transformando, porque a medida que los muchachos investigaban se dieron cuenta de que faltaba una iniciativa amigable con el ambiente.

Fue en el 2018 cuando una de las jóvenes que hacía parte del proyecto inicial, Karen Sofía Asprilla Altamirano, estaba investigando cómo almacenar la carga y decidió incluir los paneles solares, entonces la Tecnoacademia fue invitada a un encuentro de clubes de ciencias de Univalle y Colciencias, y llevaron el proyecto.

“Escogimos a los mejores estudiantes, los de más destrezas”, explica la profesora Leidy Catherine Díaz Montealegre, quien lidera en el Sena el proyecto con los jóvenes. Además de Karen y Alejandro, estuvieron Braian Andrés Lozano Vélez, Dana Valentina Martínez Arango y Laura Vanessa García Hurtado.

En el encuentro de los clubes de ciencias compartieron con investigadores nacionales y extranjeros, experimentaron cómo fabricar ellos mismos una celda solar orgánica y se dieron cuenta de que lo que estaban buscando con paneles solares aportaba mucho.
Durante esa semana trabajaron con equipos artesanales, porque los industriales son muy costosos y de esos no hay en Colombia.

La creación caleña que es evaluada por la Nasa para aplicarla

Los jóvenes usan elementos orgánicos para la fabricación de las celdas. Su creación fue enviada al espacio para estudiarla.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Las celdas solares, explica la profesora Díaz, son elaboradas con polímeros de tercera generación que no contaminan, se renuevan y en un futuro podrían constituir una forma sencilla de ahorro en sistemas de riego, empresas, negocios y viviendas.

“Es demasiado gratificante ser parte de la creación de las celdas solares y que los conocimientos de todo un equipo vuelen hasta el espacio, más aún teniendo en cuenta que todavía no me he graduado del colegio”, dice la joven Dana Valentina Martínez.

En el encuentro, los investigadores le vieron tanto potencial a la iniciativa que se concretó una invitación de la Friedrich Alexander Universität de Alemania para que los jóvenes fueran a ese centro educativo, y ellos viajaron con el apoyo financiero y académico del Centro de Asistencia Técnica a la Industria (Astin) del Sena.

Además, lograron ser incluidos en el programa Clubes In Space, que unió 100 iniciativas mundiales en un aerostático que la Nasa envió fuera de la Tierra.

En Alemania intercambiaron con más científicos. “Estuvieron una semana en la que enfrentaron el reto de ser investigadores grandes y se dieron cuenta de todas la técnicas que tienen que emplear y el estudio que tienen que hacer, porque esas celdas no se fabrican, apenas están en proceso de investigación”, dice la profesora Díaz.

Fue inolvidable trabajar con gente que sabe y le encanta el tema, no son cualquier tipo de amigos. Es como que siempre vas
a tener que hablar    científicamente

Entre otras cosas, les enseñaron cómo hacerlas y lograron tener sus primeras celdas solares con materiales y equipos industriales. En cuanto a estas, la Friedrich Alexander Universität también las mandó a probar su calidad en el espacio.

Alejandro todavía no se cree lo lejos que ha llegado desde que decidió aprender más de ciencia. “Cuando empecé estaba inexperto, pero quería probar. Me imaginaba armar un robot, con el tiempo se pudo y ahora ya competimos”, dice el joven.

De su paso por Alemania destaca los laboratorios con tecnología que todavía está lejos de llegar al país, además de compartir con científicos.

“Fue inolvidable trabajar con gente que sabe y le encanta el tema, no son cualquier tipo de amigos. Es como que siempre vas a tener que hablar científicamente”, recalca. Y hace una invitación a otros estudiantes: “A los muchachos les diría que estudien, porque si yo pude, ellos pueden”.

Tanto el grupo de Alejandro como el personal de la Tecnoacademia y la Friedrich Alexander Universität esperan que la evaluación les indique cuál fue el comportamiento de los materiales que se usaron en Colombia y Alemania para las celdas solares y si se podrá darles uso en el país.

“La ventaja de enviarlas allí es que cuando salen de la estratósfera se mide el nivel de oxidación de las celdas solares, se miran las condiciones óptimas que van a tener; si pasan las condiciones en ese nivel de la estratósfera, van a pasar cualquier nivel, porque acá van a estar siempre a la intemperie”, recalca la profesora Díaz.

La Tecnoacademia del Sena nació en septiembre del 2015. Allí pueden ir menores que cursen entre el grado 6.º y el 11.º en instituciones públicas y privadas que quieran aprender de biotecnología, nanotecnología, tecnologías de información y comunicación, robótica, electrónica y mecánica.

“Buscamos generar cultura en ellos, enseñarles a investigar, a ser curiosos a través de la metodología de aprender haciendo”, dice la directora de Tecnoacademia en el Valle, Diana Velásquez.

Esta Tecnoacademia del Sena también tiene presencia en otros ocho departamentos y busca impulsar y promover a jóvenes talentos que todavía están en etapa de colegio en innovación e investigación aplicada.

Las sedes de esta iniciativa están en Medellín, Manizales, Cúcuta, Soacha, Neiva, Pereira, Bucaramanga e Ibagué. De igual manera, en Tuquerres, Nariño.

REDACCIÓN CALI​@ColombiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.