Fiscalía investiga la muerte de Júpiter, el ‘Rey León de Cali’

Fiscalía investiga la muerte de Júpiter, el ‘Rey León de Cali’

Buscan precisar cómo fue el deterioro del animal que tuvo hemoparásitos, edema y otros males.

Júpiter, el león que inspiró una cruzada para traerlo desde Córdoba a Cali. El animal llegó gravemente enfermo a la ciudad.

Júpiter, el león que inspiró una cruzada para traerlo desde Córdoba a Cali. El animal llegó gravemente enfermo a la ciudad.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

Por: Carolina Bohórquez 
19 de marzo 2020 , 07:09 p. m.

Júpiter empezó a luchar por su vida desde el vientre de su madre, una leona de aquel circo que había llegado a Cali hace más de dos décadas.

El veterinario Delio Orjuela recuerda que fue hace 20 años cuando estaba en el Zoológico de la ciudad, donde recibió el llamado para asistir un parto complicado de la felino que ya había perdido uno de sus primeros cachorros en dar a luz. Júpiter aún seguía en el vientre y con el tiempo en su contra, el veterinario Orjuela con el también veterinario Jorge Alberto Gardeazábal, como su mentor, sabía que debía intervenir a la leona, a través de una cesárea para salvar al resto de la cría. Júpiter no pesó más de 2 kilogramos y dio sus primeros gemidos en una camilla especial en el Zoológico de Cali a donde, anestesiada, la leona fue llevada para finalizar el delicado parto.

Fue así que empezó la historia del ‘Rey León de Cali’, como el alcalde Jorge Iván Ospina se refirió a Júpiter desde el 27 de febrero pasado, cuando el animal ya no tenía suficiente melena y su cuerpo dejaba ver los huesos a su regreso a la ciudad, luego de toda una cruzada que conmovió al país para su desplazamiento y que incluyó al mismo Ministerio de Defensa al ordenar a la Fuerza Aérea disponer de una aeronave para traerlo desde el Zooparque Los Caimanes, en Buenavista (Córdoba).

Júpiter, bautizado así por Orjuela porque le gustaban los nombres mitológicos y el veterinario quería que el mamífero tuviera uno tan significativo por lo que pensó en el padre de los dioses, solo resistió los últimos 21 días luchando por su vida, al tiempo que el veterinario Orjuela, casi como un padre para el animal, estuvo todo el tiempo pendiente de su estado de salud. Mientras tanto, se realizaban velatones y cadenas de oración en la capital del Valle del Cauca para que hubiera un milagro.

El animal que en sus años de juventud llegó a pesar más de 200 kilos y a su regreso a Cali no superaba los 100, tenía una "falla multisistémica" con diagnósticos que no eran esperanzadores. Los primeros análisis médicos en el transcurso de este mes, como ayer lo ratificó Orjuela, dieron cuenta de hemoparásitos, anemia, hipoalbuminemia, ascitis (acumulación de líquido en órganos del abdomen) y edema pulmonar. Pero también padecía fallas renal y hepática, además de caquexia (se caracteriza por deterioro orgánico), encefalopatía hepática y tumoraciones en el hígado.
Todo esto, mientras Orjuela y otros especialistas con funcionarios del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma) buscaban la manera de que el león subiera los niveles de hemoglobina y que comiera, pero los tumores y todo el cuadro clínico le fueron dificultando cada vez más a Júpiter que se pudiera mover y alimentar.

Es así que durante estos 21 días, Júpiter no salió de su agonía hasta que su corazón se detuvo en la noche del miércoles de esta semana, pese además de los ruegos de Ana Julia Torres, la animalista que lo recibió y lo crió desde que era un cachorro hace 19 años, cuando ella tenía un refugio para animales silvestres, algunos con maltratos y otros en abandono, y que funcionó en el barrio Floralia en el nororiente caleño. Este sitio era conocido como Villa Lorena y Ana Julia empezó a tratar a Júpiter como un bebé, alimentándolo a punta de teteros.

“Nosotros tuvimos a Júpiter en el Zoológico hasta los cuatro meses de edad, cuando ya no necesitaba más cuidados críticos, porque ya comía carne y estaba bastante crecidito. En ese momento, el Zoológico terminó su labor de atención al circo. Después, la señora Ana Julia lo recibió”, dijo el veterinario Orjuela, quien también estuvo en la necropsia realizada este jueves y cuyos resultados se esperan en los próximos días para precisar los daños que condujeron a su irremediable muerte. Claro está que Júpiter era un león ya longevo, pues un animal de su tipo vive entre 16 y 20 años.

“Lo crié con pañalera, con el termo, el tetero, todo lo que se hace con un bebé, lo subía al carro. Fueron 19 años en los que lo vi convertirse en un niño, un joven, un adulto, ahora en un anciano, al que cuidé durante su enfermedad”, dijo Ana Julia, quien no ha dejado de llorar desde que le avisaron el miércoles sobre el deceso. Ella dijo que espera saber qué pasará con el cuerpo del animal que vio crecer, que la rodeaba con sus patas a través de la jaula que había en Villa Lorena, mientras ella lo besaba en la trompa. Fue una de las imágenes que medios de comunicación como EL TIEMPO captó en el 2005 para mostrar el refugio de los animales en abandono y necesitados de un lugar para su mantenimiento.

Sin embargo, 15 años después, Cali aún no cuenta con un sitio para animales silvestres o para buscar que puedan estar a salvo aquellas especies heridas por maltratos o vejámenes a los que se exponen durante el tráfico ilegal o en estado agónico, como Júpiter.

Una de las imágenes de hace más de 15 años, publicada por EL TIEMPO.Júpiter y sus tiernos abrazos y besos.

Una de las imágenes de hace más de 15 años, publicada por EL TIEMPO.Júpiter y sus tiernos abrazos y besos.

Foto:

Archivo. EL TIEMPO

Júpiter estuvo en Villa Lorena hasta junio de 2018, cuando el Dagma hizo un decomiso de las especies de fauna silvestre y ordenó el traslado de las que se albergaban en ese sitio. Júpiter siguió en ese año en Villa Lorena hasta el 28 de marzo de 2019, cuando el felino fue trasladado al Zooparque Los Caimanes, en Buenavista.

Después de que Júpiter fue traído desde Córdoba, en estos 21 días surgieron dudas del alcalde de Cali y de otros defensores de animales en esta capital y hasta de la Fiscalía que anunció la investigación para determinar si hubo maltrato sobre cómo fue su permanencia en el Zooparque Los Caimanes de Córdoba.

Ante esto, un reporte de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinu y del San Jorge (CVC), entidad que dio el visto bueno para que Júpiter fuera recibido en Los Caimanes y el cual fue enviado al Dagma, señaló: “El león llegó con un peso de 110 kilos y en buen estado de salud. “Sin embargo, se ve bajo de peso, tiene los dientes desgastados y de un color rojizo, es un león que no tiene garras ya que estas le fueron quitadas quirúrgicamente (…) es un ejemplar que por la edad puede estar padeciendo problemas renales y hepáticos comunes en estos animales criados en cautiverio”.

¿Qué pasará con el cuerpo?

De acuerdo con la Alcaldía de Cali, debido a que la Fiscalía había abierto en este mes una investigación para determinar si el estado de salud en el que terminó Júpiter fue producto de negligencia o maltrato y precisar responsabilidades al respecto, es este ente el que informará qué hacer con el cuerpo y el cual ordenaría nuevos análisis de los órganos. Por el momento, Júpiter permanecerá en una nevera para evitar que se acelere su descomposición.

Por su parte, el director de Zoonosis de Cali, Joaquín Palomeque, cuando se trata de otro tipo de animales, como perros que han fallecido, la ciudadanía los lleva para iniciar una ruta hospitalaria que incluye cremación. Pero el funcionario señaló que en el caso de Júpiter, en Zoonosis están pendientes de las disposiciones finales por parte del Dagma. Además, en Cali no hay sitios donde se entierren animales, debido a que los hay, pero en municipios vecinos, pues el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) nunca los permitió dentro del perímetro urbano.

No obstante, Ana Julia tiene el deseo de rendirle homenaje a Júpiter y también quiere saber qué pasará con el cuerpo y si ella lo puede recibir.

¿Y el Centro de Bienestar Animal de Cali?

Liliana Sierra, asesora de la Alcaldía de Cali en temas de protección y bienestar animal, dijo que el Centro de Bienestar Animal es una de las apuestas que se espera concretar. No obstante, este es el proyecto que en la ciudad lleva planteándose desde hace dos décadas y aún no ha nada concreto sobre cuándo se hará la obra, debido, primero a los trámites para adquirir el terreno que era de la Universidad del Valle y en los últimos años, por oposiciones de algunos vecinos en el área donde quedaría situado.

“Cali no puede seguir quedando atrás en la protección de animales, estamos atrasados en estos temas y estamos trabajando en eso, en ejecutar esas acciones que nos permitan proteger los animales de una mejor forma, que este gobierno no solo considere el bienestar de sus ciudadanos, sino también de esos otros ciudadanos que son los animales y que conviven con nosotros en todos los niveles de la sociedad”, dijo Sierra.

Señaló que el Centro de Bienestar Animal, quedará cerca del cerro La Bandera, con una inversión de unos 12.000 millones de pesos. Según la asesora del Alcalde, en los próximos meses su construcción saldrá a licitación.

El proyecto consistirá en una edificación de tres niveles, con un sótano donde se ubicarán los parqueaderos y espacio para el archivo. En el siguiente nivel se adecuará el desembarcadero para especies grandes, es decir, equinos y bovinos, asimismo, habrá un auditorio para realizar labores de educación y una plazoleta de entrada; también, zonas de atención veterinaria con consultorios, quirófanos y oficinas. 

En Cali hubo una velatón con Ana Julia Torres, rogando por la recuperación de Júpiter.

En Cali hubo una velatón con Ana Julia Torres, rogando por la recuperación de Júpiter.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

El otro nivel de la edificación tendrá un albergue para los animales pequeños; un bloque para perros y otro para los gatos. También se contará con un ascensor para los animales.

Sobre las quejas de vecinos del terreno donde se construirá el Centro de Bienestar Animal, la asesora Sierra aclaró que el lugar contará con todas las condiciones para mitigar cualquier impacto que se pueda generar a la comunidad.

Por su parte, el Dagma tiene como meta en el Plan de Desarrollo de Cali, la localización, diseño y construcción de otro centro de atención y valoración de fauna silvestre (CAV) para lo cual está gestionando otros 12.000 millones de pesos. Donde estuvo Júpiter era un centro de atención y valoración de fauna silvestre, en el norte de Cali.

“Aquí en Cali tenemos este hogar de paso, pero es un centro con equipos, tecnología y personal de un nivel mucho más alto que un hogar de paso, realmente somos un CAV, pero por la cuestión que estamos dentro del casco urbano no le llamamos CAV”, dijo el veterinario Orjuela y añadió que hay unos lotes vistos para desarrollar el proyecto.

El concejal Terry Hurtado dijo que la situación de Júpiter debe servir para cuestionar las acciones especialistas que llevan a que miles de animales sigan estando en cautiverio "y otros millones sufran a causa de las decisiones para el egoísta interés humano”.

CAROLINA BOHÓRQUEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CALI

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.