Incolballet, orgullo caleño, no tiene agua potable

Incolballet, orgullo caleño, no tiene agua potable

Llamado desde la institución para que a sus instalaciones en Valle del Lili llegue el líquido vital

Incolballet

Lizandro Cabrera, director de formación de Incolballet.

Foto:

Juan Pablo Rueda, EL TIEMPO

07 de octubre 2018 , 09:00 a.m.

No todo es motivo de celebración en los 40 años del Instituto Colombiano de Ballet Clásico (Incolballet), no solo le faltan salones, necesita agua potable. Todos sus estudiantes y profesores deben cargar con sus termos desde las casas con el preciado líquido para poder pasar el día.

“Nosotros estamos en el sur, rodeados de casas de mil millones de pesos, pero resulta paradójico que somos la oferta cultural y no tenemos agua potable”, dice Lizandro Cabrera, director de formación de Incolballet.

“El agua llega hasta la puerta de la Escuela y no entra, y no ha habido poder humano, ni siquiera con tutela, para que nos suministren agua potable”, agrega Cabrera.

Incoballet tiene la Escuela de Formación, las dos compañías de Ballet Clásico y Danza Contemporánea y trabaja por impulsar una tercera compañía, la del Folclor, comparten el mismo terreno en Valle del Lili, y todos necesitan del líquido vital. Pero también requieren de más salas de ballet, de más salones y más profesores.

Hoy la Institución tiene 397 estudiantes, donde el 80 por ciento es de los estratos 1, 2 y 3.

Incolballet

El pasado 2 de octubre Incolballet celebró sus 40 años en sus instalaciones de Valle del Lili.

Foto:

Juan Pablo Rueda, EL TIEMPO


¿Qué necesitan?
Agua potable; siete salas de ballet; ocho salones y un teatrino, para la celebración delos 40 años nos tocó alquilar una tarima que nos costó un millón de pesos y no tenemos ese presupuesto; que nos cerquen el colegio para que los estudiantes estén más seguros; necesitamos más personal administrativo.

¿Cuántos maestros tienen?
Tenemos 42 nombrados y 10 pagados por la gobernación del Valle, yo ya le presenté el plan de desarrollo para el 2019 a la secretaría de Educación, necesitamos siete maestros en ballet y cuatro en folclor. Es difícil conseguir un maestro en puntas, pero tengo egresados que pueden venir para acá, nosotros tenemos relevo generacional.

¿Qué presupuesto les asignaron para este 2018?
La Escuela maneja el único presupuesto que tenemos que es el de gratuidad, 52 millones de pesos. Pero estamos inmersos dentro del instituto descentralizado de la Gobernación que es Incolballet, por ahí tenemos varios proyectos, uno de educación y formación de públicos, ahí recibimos apoyo de la Estampilla departamental y de la Gobernación, son unos dineros que nos llegan para proyectos específicos, el ministerio de Cultura también nos apoya, pero así y todo, siempre estamos necesitando cosas porque queremos dar una educación con más calidad y para más niños.

¿Y de cuánto es ese presupuesto?
Son 4.000 millones de pesos. Quedamos con un déficit cercano a los 400 millones porque cuando hacemos una presentación atrás hay un montaje, pruebas de vestuarios, ensayos porque no son uno sino hasta 10 y eso implica transporte, sonidista, tarima. Estos terrenos son de Bellas Artes, entonces, la secretaría de Educación Municipal no nos aporta, no nos construye salas porque el terreno no es de la municipalidad. Lo que buscamos es un convenio interinstitucional entre el departamento y el municipio y nos arreglen las aulas que tenemos, porque ya estamos dando el terreno lo que ellos nos tienen que dar son los ladrillos.

¿Cuántos recursos necesitan para las obras pendientes?
Con 2.000 millones de pesos tendríamos instalaciones locativas óptimas para seguir ofreciéndole a Colombia lo que es Incolballet.

¿Cuántos egresados?
Cerca de 400, lo que pasa es que tenemos 18 grupos, ocho salas y siete salones, los grupos más grandes que tenemos aquí son de 16 niños porque ellos tienen que ver las áreas propias de cada una de sus especialidades. Por eso suena poquito el número, pero no, son 400 bailarines que están impactando y construyendo un nuevo país. Necesitamos que los gobiernos local, departamental y nacional nos apoyen para poder demostrarle, definitivamente, al mundo que somos un modelo diferente, un modelo que se construye sin masificar; necesitamos recursos para que los niños puedan bailar más fácilmente porque los implementos de ballet son muy costos, unas zapatilla de punta cuestan 500.000 pesos y como este es un colegio de gratuidad, pues necesitamos ese apoyo. Soñamos con seguir bailando y seguir girando, llevando nuestro nombre, mostrando que la patria se hace con educación en movimiento.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.