Secciones
Síguenos en:
La historia de la sentencia por homicidio de bebé desde antes de nacer
En un año se pueden registrar más de 20.000 nacimientos. En 2019 hubo 23.799 nacimientos, 975 menos que en el mismo periodo del año pasado.
Foto:

Archivo. EL TIEMPO

La historia de la sentencia por homicidio de bebé desde antes de nacer

Un parto en el norte del Cauca terminó con la muerte cerebral por ahogamiento del niño.

Esta es la historia de una mujer que esperaba con ilusión tener a su bebé. Sin embargo, en aquel 14 de marzo de 2013 lo que empezó como ese sueño de una nueva vida terminó en una pesadilla.

Paradójicamente, el niño nació muerto y dos médicos fueron enjuiciados y sentenciados a dos años y seis meses de prisión.

El Juzgado 1 penal del Circuito de Puerto Tejada condenó a estos profesionales a esos 32 meses por homicidio culposo, que quiere decir homicidio negligente o involuntario.

No obstante, para la madre, Dora Yaneth Sánchez, esa medida nunca será suficiente por la pérdida irreparable de su hijo. 

(Le recomendamos leer: Estas son las tres hipótesis de la masacre que conmueve a Samaniego)

Todo comenzó en el hospital local de Puerto Tejada, en el norte del Cauca. Allí, la señora llegó con los dolores de parto

De acuerdo con la Fiscalía, el médico de turno la hizo esperar, argumentando no estar lista. Ante la negativa -argumentó el ente acusador- Dora Sánchez pasó así todo el turno, a pesar de que presentaba mucho dolor.

(Lea también: ¿Quiénes eran los jóvenes asesinados en Samaniego?)

El bebé no estaba con la posición adecuada de la cabeza hacia abajo, sino todo lo contrario. En la llamada posición podálica. 

Ninguno de los dos médicos le practicó a la madre gestante una ecografía ni procedimiento
alguno

En el cambio de turno, aseguró la Fiscalía durante las audiencias de sentencia, una de las médicas "asumió el mismo comportamiento de su colega y no le brindó ninguna atención ni estuvo pendiente del control a la madre y al bebé". 

“Ninguno de los dos médicos le practicó a la madre gestante una ecografía ni procedimiento alguno para establecer el estado de salud de la madre y observar la posición del bebé”, anotó el representante de la Fiscalía, durante la audiencia de sentencia. 

Los dolores continuaron más intensos y desgarradores, según el abogado de la Fiscalía. Fue así que en medio de los gritos, la señora Dora fue atendida y llevada a la sala para el parto.

(Lea también: Violencia sacude a Nariño: lo que se conoce de masacre en Samaniego)

"Tenía nueve centímetros de dilatación y el bebé no estaba en posición para salir. La médica decidió detener el procedimiento y remitirla a un centro asistencial especializado de Cali". 

El tiempo siguió corriendo y aumentaba el riesgo.

Puerto Tejada se encuentra ubicado en el norte del Cauca, departamento vecino del Valle, y está distante 36 kilómetros de Cali, capital de esta última región.

El desplazamiento tarda unos 40 minutos, si el tráfico fluye sin inconvenientes, especialmente, en la entrada hacia Cali, zona de universidades del sur de esta ciudad, donde suele registrarse congestión. 

Aquejada, Dora fue trasladada a una clínica del sur caleño. Sin embargo, cuando el bebé nació, el diagnóstico fue nefasto. La Fiscalía sostuvo que el niño nació con muerte cerebral por ahogamiento y edema cerebral.

(Lea también: Los detalles detrás de la masacre de 8 universitarios en Samaniego)

La Fiscalía atribuyó el hecho y todo este sufrimiento a la madre por la "falta de atención médica oportuna" . 

El investigador de la Fiscalía dijo, además, que ella tuvo ser internada en la unidad de cuidados intensivos, porque también estuvo en riesgo de perecer. 

"De acuerdo con el informe pericial, cuando la madre tenía 7 meses de gestación,
su médico tratante recomendó que, en el momento del parto, debía ser trasladada a un hospital de nivel II y se hizo caso omiso a esta recomendación, por parte de los dos médicos de Puerto Tejada que no la atendieron", afirmó el fiscal. 

La madre tenía 7 meses de gestación, su médico tratante recomendó que, en el momento del parto, debía ser trasladada a un hospital de nivel II y se hizo caso omiso a esta recomendación

Durante el proceso, los médicos no aceptaron cargos y en el alegato de su defensor se indicó que habían obrado con los debidos procedimientos.

Añadieron que sí se hizo el traslado desde el hospital de Puerto Tejada, un hospital de nivel I, es decir, de servicios básicos de urgencias y agregaron que la paciente requería un procedimiento mucho más complejo que fue puesto en marcha.

(Además: Así fueron los primeros vuelos desde el aeropuerto de Rionegro)

La defensa de los médicos también argumentó que el traslado hacia Cali, a una clínica  se hizo, porque esta última tenía más recursos y el personal de salud para atender el parto y hacer la intervención quirúrgica que se requería.

Al final, el juez penal ordenó la sentencia de dos años y seis meses con el pago de una caución para cada médico que equivale a un salario mínimo legal vigente (hoy, a 980.657 pesos). 

El juez también determinó que ambos médicos pueden cumplir en libertad este fallo, pero no pueden ejercer como su profesión. 

La familia de Dora solo indica que en lugar de que hoy pudieran celebrar seis años de vida de su bebé, continúa el dolor de pensar en que hace seis años falleció en un caso de homicidio como nunca antes se había visto en esta región del Pacífico colombiano.

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.