‘Ser gestor de paz me salvó de estar preso o muerto’

‘Ser gestor de paz me salvó de estar preso o muerto’

Historias de quienes  encontraron un futuro en el programa de Paz y Cultura Ciudadana de Alcaldía.

Cruzaron las fronteras invisibles y sobrevivieron

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

Por: Cali
04 de diciembre 2018 , 11:35 a.m.

Hay 510 gestores y el proceso dura entre 18 y 36 meses para prepararse para un empleo. En el programa solo 1,2 por ciento tiene reincidencia, porcentaje inferior al de quienes van a un centro penitenciario, dice Rocío Gutiérrez. En Colombia de 10 personas que entran a la cárcel, 8 reinciden. Se espera que al 2019 estén formados 750 gestores. A ellos les llega la mensualidad con las que aportan a sus familias, ahorran y se capacitan para emprendimientos.

A sus 12 años, un amigo de Regulo Angulo le dijo que si era capaz de robar. No lo pensó, se montó en la cicla y en el camino le robó los tenis y la gorra a un peatón en el oriente de Cali.

Después fue a dar un tiempo al antiguo basurero del corregimiento Navarro, donde vendió y consumió drogas.

Se unió a una banda a robar en buses y taxis o extorsionar hasta que le propinaron dos tiros. Con un grupo de jóvenes en la comuna 16 escuchó cuando el intendente Rubén Valencia y el patrullero Pérez les hablaron del programa ‘Gestores de Paz y Cultura Ciudadana’.

Cuenta que eso le cambió la vida y le agradece al alcalde Maurice Armitage y a los psicólogos. Ahora está terminando bachillerato.

Gestores de Paz

Régulo afirma que esta fue una gran oportunidad para volver a mepezar, pues muchos amigos, están muerto o en la cárcel.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

Se historia es una de las que se cuenta en el programa de Gestores, que busca fortalecer la atención a víctimas en contextos de conflicto, los desmovilizados y los expandilleros.

Rocío Gutiérrez Celi, secretaría de Paz y Cultura Ciudadana, reseña la apuesta por la prevención y reconciliación, con acompañamiento integral psicosocial, educación y formación para el trabajo. Se les vincula a la pedagogía de paz, como en estaciones del MIO, donde ordenan filas y piden evitar daños en los buses.

Hay historias de vidas dolorosas como las de Maribel Tamayo, quien cultivaba desde los 7 años en un municipio del Valle, donde su papá le decía que era el hijo que nunca tuvo. Hasta que un líder de una banda criminal se enamoró de ella. Cuando le dijo que no lo quería, balearon a su entonces novio, hoy su esposo. Ambos llegaron a Cali.

Gestores de Paz

Maribel extraña el campo, pero es una agradecida con Cali por todas las oportunidades que la ciudad le ha brindado.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

Maribel fue empleada de hogar y en una zapatería hasta que ingresó como gestora hace 19 meses. Los usuarios le agradecen su sonrisa, aunque ella dice que sufre el destierro.Michel Montaño entró a los 13 años a una pandilla al ver que sus amigos tenían dinero fácil con robos en una ladera de Cali. En una balacera lo hirieron en la espalda.
De la pandilla, que eran 18, hay 7 muertos, 4 en la cárcel y solo 3 siguen en eso. Michel dice que salirse no es fácil, pues suena como una traición trabajar con la Alcaldía y la Policía. Pero agradece a Dios porque si no fuera gestor podría estar preso, herido o muerto.

Gestores de Paz

Los gestores de paz y cultura ciudadana es un programa de la alcaldía de Cali por medio de la Secretaría de Paz y Cultura.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.