Las manos que le ponen el arte a la celebración magna en Pasto

Las manos que le ponen el arte a la celebración magna en Pasto

Este lunes festivo, Pasto vibrará con el desfile magno de las monumentales carrozas.

Algunos de los miembros del equipo de trabajo del artesano Óscar Chicaiza.

Algunos de los miembros del equipo de trabajo del artesano Óscar Chicaiza.

Foto:

Mauricio de la Rosa

Por: Mauricio de la Rosa 
06 de enero 2020 , 11:18 a.m.

Aquí, mientras propios y visitantes juegan con el talco, la carioca y el cosmético en el Carnaval de Negros y Blancos, la familia Chicaiza madruga y se trasnocha elaborando su carroza. 

De hecho, es una familia por excelencia de carroceros y cultores, cada año, entre chicos y grandes, tienen una tarea por cumplir y un mismo objetivo: tener lista la carroza el 6 de enero. 

Este año 2020 y comienzo del decenio no es la excepción. Para no perder la tradición, los Chicaiza elaboran la carroza “Disfruta el carnaval”, cuyo nombre es una clara invitación a la gente a que primero que todo disfrute viendo su monumental propuesta, y en segundo lugar a gozar la fiesta en paz. Pero tiene un mensaje adicional que lo resume en pocas palabras su autor, el maestro Óscar Fernando Chicaiza Chicaiza: “que en todos haya armonía, tranquilidad y tolerancia”.


Es allá, en una calle del barrio Cantarana Alto, al suroriente de Pasto, donde bajo una inmensa carpa blanca este humilde artesano ultima los detalles para presentar al público su magistral obra artística.Y cuando describe su gigantesca carroza con una mezcla de fantasía y realidad, habla de dos grandes figuras, adelante la Pacha Mama (madre tierra), pero la central corresponde a un enorme árbol de frutos, que está allí como un homenaje a su padre, el también artesano José Ignacio Chicaiza, quien hace 25 años obtuvo el primer premio con la carroza el ‘Carnaval del terror, la cual tenía como figura la cara del Guasón, ese personaje de películas. 

El artesano Óscar Chicaiza cuando le daba puntadas a su obra.

El artesano Óscar Chicaiza cuando le daba puntadas a su obra.

Foto:

Mauricio de la Rosa

En su trabajo también muestra un rostro del Guasón pero transformado porque lleva un búho que representa la sabiduría. “Mi padre está en la parte posterior de la carroza, lo representó como el árbol de la semilla porque él dejó su legado artístico en la familia”, explica el artesano.

A los lados, en los bastidores, la carroza lleva dos grandes serpientes que significan la tentación de los frutos, que van acompañadas por frutas, bodegones y duendecillos. “Por eso es que la carroza habla por sí sola, es un reconocimiento a la madre naturaleza”, insiste el artista. 

El artista Óver Jesús Castillo.

El artista Óver Jesús Castillo, otro de los artesanos que dan colorido al Carnaval de Blancos y Negros.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

Su carroza tiene 15 metros de largo, 5.50 metros de altura y de ancho mide 8 metros.
Como todo carrocero que se respete Oscar le imprime a su trabajo muchos movimientos en varias de sus figuras; la cabeza de la Pacha Mama gira y el árbol de los frutos mueve sus brazos y la cabeza lo que le imprime magia y estética artística.
Óscar hace parte de una nueva generación de artesanos en Pasto que en su trabajo aplica como elementos fundamentales el icopor que hace varios años reemplazo al barro, al igual que la pintura y el alambre. Recuerda que anteriormente en la escuela de la familia Chicaiza se utilizó el modelado en barro, técnica que si se la empleara ahora en elaborar una carroza se gastaría hasta cinco meses, mientras que con el icopor solo se tarda tres meses. Es tal la cantidad de icopor que requiere su obra que, por lo menos para elaborarla se requieren entre 10 y 15 bloques.


“Estamos capacitados”. Confiesa que de su padre aprendió mucho, “sobre todo el manejo del modelado en barro, la capacidad que nos inculcó para superar dificultades, claro, yo tengo la semilla de mi padre”. 

La familia Castañeda le dio apertura oficial al Carnaval, el pasado sábado.

La familia Castañeda le dio apertura oficial al Carnaval, el pasado sábado.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

 Ahora, a sus 49 años, ha dedicado su vida al Carnaval de Negros y Blancos, porque durante 25 años ha participado en los talleres, diseñando 20 carrozas.

Es todo un ejemplo que se intenta replicar en Rosas, Santander de Quilichao, Bolívar, Timbío, Cajibío y Caldono (Cauca) y en municipios y zonas del Valle, como Candelaria, Amaime (Palmira) y en Cali. También, en Mocoa y Sibundoy, en Putumayo.

MAURICIO DE LA ROSA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
PASTO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.