El Naya, Cauca, en la mira de disidencias de las Farc y ‘bacrim’

El Naya, Cauca, en la mira de disidencias de las Farc y ‘bacrim’

Pueblos afros planean asamblea por la vida en rechazo a incursiones armadas de grupos criminales. 

Imagen del sobrevuelo sobre el río Naya, dentro de los operativos para hallar al secuestrado.

El Naya es hoy el escenario de una disputa entre grupos armados ilegales.

Foto:

Armada Nacional

13 de mayo 2018 , 12:47 a.m.

El Naya, con más de 170.000 hectáreas que separan a los departamentos del Valle y del Cauca, es hoy el escenario de una disputa entre grupos armados ilegales.

Camuflados entre la selva y el río Naya, en la actualidad no solamente hay paramilitares y ‘bacrim’, sino también miembros bajo las órdenes de ‘los pelusos’ y los disidentes de los extintos sexto frente de las Farc y del frente 30.

El comandante de la Regional Número 4 de la Policía, mayor general William René Salamanca, dijo que los operativos se han incrementado en el Naya, en las zonas alta, media y baja, de la mano del Ejército, la Armada y de la Fuerza Aérea para capturar a cabecillas y desarticular grupos armados y organizaciones criminales que, en el norte del Cauca, y en la zona del mismo Naya, también se han dedicado a la extorsión de comerciantes, transportadores y empresarios entre el año pasado y lo que va de este 2018. El general sostuvo que van seis secuestros entre el año pasado y este año.

De acuerdo con la Comisión Interclesial, “desde el pasado 17 de abril hay una grave crisis de derechos humanos, debido a la desaparición de tres integrantes del consejo comunitario a mano de un grupo criminal que está operando en el territorio en colectivo”. Este llamado también fue lanzado por las 64 comunidades afro del Naya, pues en ese entonces desaparecieron los campesinos Obdulio Angulo Zamora, de 28 años; Hermes Angulo Zamora, de 33; y Simeón Olave Angulo, de 32, todos familiares de Íber Angulo, secuestrado el pasado 5 de mayo.

La Comisión anotó que a esa situación se suma el desplazamiento el miércoles 3 de mayo, desde las primeras horas de la mañana, de al menos 15 familias con 50 personas de la comunidad San Juan Santo, la misma vereda del líder Angulo Zamora, quien cumple ya una semana sin tener datos de su paradero. Según la Policía, ‘los pelusos’ también quieren tomar parte del control de este territorio que, a su vez, es codiciado por su cuenca rica en oro. Es una fuente atractiva para los mismos grupos armados que impulsan el tráfico de estupefacientes por el Naya y por otros ríos de esta zona del norte caucano pasando por Puerto Merizalde hasta llegar a Buenaventura.

Autoridades confirmaron que este grupo residual del EPL envió a 80 hombres en armas al mando de alias Rojas y el Paisa, quienes pretenden entrar a la zona a través del sur del Valle.

Este grupo residual del EPL envió a 80 hombres en armas al mando de alias Rojas y el Paisa, quienes pretenden entrar a la zona a través del sur del Valle

De ellos no se conoce mucho, pero es claro que ya están dentro de las prioridades de la Armada y el Ejército.

Por ahora, la Comisión Interclesial de Justicia y Paz informó que estas comunidades realizarán una asamblea extraordinaria por la vida, del 18 al 20 de mayo, en Puerto Merizalde.

“Lo que tenemos claro es que esto es producto de un grupo residual del frente 30 de las Farc que está realizando actividades ilícitas en esa zona y se ve afectada la comunidad”, dijo la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro. La mandataria agregó que esta situación de orden público no solo amerita medidas por aparte de cada departamento, es decir, Valle y Cauca. Instó a que el Gobierno Nacional también debe intervenir con medidas.

El Alto Naya es un fortín para las redes dedicadas al narcotráfico, que al no ocupar la atención del Gobierno en este momento, como Tumaco, la región del Catatumbo o el oriente del país, al estar intervenidas por la Fuerza Pública, permite que los laboratorios para el procesamiento de cocaína estén al 100 por ciento.

EL TIEMPO obtuvo un informe de los consejos de seguridad en el Valle y Cauca que dan cuenta de la situación en el Naya, donde hay más de 4.500 hectáreas sembradas con matas de coca y donde laboratorios tienen la capacidad de procesar más de tres toneladas del alcaloide al mes.

“La zona está viviendo una situación muy difícil, pero esperamos que la Fuerza Pública dé una respuesta clara”, dijo el defensor del Pueblo del Cauca encargado, Felipe Vernaza, al tiempo que destacó el trabajo que vienen haciendo: “Ciertamente puedo decir que están trabajando duro para devolver la calma a la zona y devolver a su comunidad a estos hombres”.

CAROLINA BOHÓRQUEZ, MICHEL ROMOLEROUX Y JUSTICIA
EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.