Secciones
Síguenos en:
Bares piden que les dejen vender el licor a domicilio para sobrevivir
Bares en Medellín

La mayoría de los controles se hacen los fines de semana.

Foto:

Jaiver Nieto

Bares piden que les dejen vender el licor a domicilio para sobrevivir

FOTO:

Jaiver Nieto

Establecimientos de Cali buscan mitigar crisis ante restricciones de la Alcaldía, por el covid-19.

El tradicional ‘puente’ de Reyes Magos de este fin de semana, fecha festiva que suele congregar a muchas personas en torno a la familia y la amistad, en un ambiente cálido y de regalos, era una de las más esperadas por comerciantes, en especial, por el gremio de los bares, que esperaban tener un respiro a la difícil situación que atraviesan por cuenta de las medidas gubernamentales para frenar los estragos de la pandemia.

La alta ocupación de camas en las UCI, que llega al 97 por ciento, llevó a que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina tomara medidas como la ley seca y un toque de queda estricto desde el viernes hasta el lunes festivo, lo cual impide la movilización de la gente.

A esto se le suma la prohibición de venta de licor a domicilio. Esta alternativa significaba una luz de esperanza para bares de la ciudad, que esperaban tener algo de ingresos ante el trago amargo que vive este gremio por cuenta de la pandemia.

(También le puede interesar: Aprehendido menor por crimen de periodista Andrés Felipe Guevara)

Manuel Pineda, presidente de Asobares y la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Cali (Acoes), le salió al paso a estas medidas y le pidió a la Alcaldía que los dejara al menos la opción de vender licor a domicilio, debido a la alarmante crisis que vive el sector en la ciudad.

Para el dirigente gremial, la situación del gremio “es crítica”, debido a que completarán dos fines de semana “encerrados”, teniendo en cuenta que al menos el 90 por ciento de sus ingresos dependen de estos días festivos.

(También le puede interesar: Alcalde de Cali pide permiso para comprar la vacuna contra el covid-19

“Estamos muy preocupados porque a esta altura no sabemos cómo vamos a responder por las obligaciones que tenemos”, agregó Pineda.

Según el dirigente, la prohibición en la venta de licor en establecimientos formales y debidamente autorizados, incentivará el negocio clandestino.

“Ya vimos la fiesta clandestina que se armó al norte de la ciudad. Hay que entender que por cada establecimiento formal que se cierra se crean tres clandestinos, que no cumplen con las normas y que la mayoría, por no decir casi todos, pasan de agache porque nadie sabe dónde se realizan”, anota.

Es por eso que busca que el primer mandatario de los caleños establezca una mesa de trabajo para buscarle solución a esta situación.

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.