Cali cierra el 2017 con aumento de casos en abuso de menores

Cali cierra el 2017 con aumento de casos en abuso de menores

Casos atendidos a noviembre de este año superan los registrados durante todo el 2016.

Abuso de menores de edad

Se han hecho diferentes campañas para prevenir el abuso de menores.

Foto:

Héctor Fabio Zamora - EL TIEMPO

14 de diciembre 2017 , 07:00 a.m.

Con 909 casos de abuso sexual contra menores de edad, al 8 de noviembre, Cali cerrará este año con un considerable aumento de este flagelo. Durante todo el 2016, las autoridades recibieron un reporte de 834.

De acuerdo con la Secretaría de Salud Municipal, el 82 por ciento de los casos registrados durante este año en la ciudad (cerca de 745 hechos) se han presentado en niñas menores de 14 años.

Según explicó Liliana Otálvaro, profesional del equipo de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Cali, se está a la espera de los reportes a fin de año por parte del sistema de vigilancia de la Secretaría, para constatar el preocupante aumento en las cifras que puede deberse a una mayor sensibilización por parte del personal de salud, que ya sabe reconocer de una mejor manera los casos de abuso.

La funcionaria explicó que de los hechos presentados este año en Cali, el 72 por ciento de los casos de abuso sexual tienen como escenario el hogar de las víctimas y en un 54 por ciento los hechos son responsabilidad de un familiar del menor de edad.
Para tal fin, desde la Secretaría de Salud Municipal se lanzó la campaña ‘Activa tus poderes para prevenir el abuso sexual’, trabajando en acciones de prevención.

Plantón en Cali

Las mujeres también han hecho plantones defendiendo a los menores. 

Foto:

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

“Que los niños, niñas y adolescentes se empoderen para conocer sus derechos y reconozcan cuándo son víctimas de acoso. Enseñar a los niños que el cuerpo es propio y pueden poner límites. Que siempre pueden decir que no”, sostuvo al tiempo que pidió a los menores que, al darse cuenta de estos hechos, tomen acción y llamen a las líneas 106, de Corpolatín, y a la 141, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) para recibir apoyo.

Otálvaro explicó algunas de las pistas que pueden descubrir padres y cuidadores para darse cuenta de que los menores están siendo víctimas de abuso o acoso sexual.

“La campaña muestra cómo leer algunas señales de alarma, que pueden ser de comportamiento, físicas y psicológicas. O también lo que llamamos factores de riesgo, que a nivel físico puede ser embarazo en una mujer menor de 14 años, eso es considerado abuso, o las enfermedades de transmisión sexual en menor de 14 años”, dijo Otálvaro. Y agregó que “también están las laceraciones en zonas genitales y anales”.

Otros elementos claves son los juegos sexuales o interés excesivo sexual en menores de 10 años, y también la masturbación excesiva en los menores de 12 años.

A nivel psicológico, están los cambios abruptos en el comportamiento, miedo a dormir solo cuando antes no se presentaba

"La tristeza o aislamiento social y cuando genera violencia hacia sí mismo, también son indicadores de violencia sexual”.

Voceros de la Fiscalía señalaron que en noviembre se recibieron 79 denuncias, para realizar actos urgentes en materia de abuso sexual contra menores de edad, mientras que en lo que va corrido del mes de diciembre los casos han registrado 19 denuncias más.

“Son actos urgentes porque debido a la gravedad del hecho, la Fiscalía lo investiga de oficio”, señalaron los voceros.

Paola Sánchez, activista por los derechos de la mujer, reiteró que se debe empoderar a niños, niñas y adolescentes en la ciudad, para que estos tengan dominio sobre su propio cuerpo.


“Sobre todo no obligarlos a tener manifestaciones de cariño con adultos. Eso los va enseñando a que los adultos no tenemos poder de decisión sobre sus cuerpos”, dijo.
Para Sánchez hace falta más sensibilidad en el sector de la justicia, para que no revictimice a los menores de edad.

“Ya es difícil con los casos de violencia contra las mujeres. Cuando es con una niña es más difícil, deben contar la historia una y otra vez ante un montón de gente”, subrayó la activista.

Para Sánchez se ha normalizado la idea de la ‘lolita’ y hay muchos hombres que acosan a chicas en uniforme de colegiala.

Por su parte, la profesora Elba Bermúdez, del departamento de Salud Pública de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, manifestó que se debe reeducar a la población adulta (a padres y cuidadores), para que sepan identificar los factores de riesgo y sean sensibles de que hechos de este tipo pueden presentarse.

“Las rutas para la denuncia están establecidas, pero la gente no las está utilizando. Otro problema es que las personas que son responsables de estas rutas no son capaces de identificar a tiempo la magnitud de este proyecto. La violencia sexual no es solo penetración”, concluyó la docente Bermúdez.

De acuerdo con Gustavo Calle, del Círculo de Hombres de Cali, las niñas son las que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad para ser víctimas de violencia sexual.

"Como las niñas cuyos padres o madres son ausentes, que no tienen condiciones sociales ni económicas y tienen que combinar educación con trabajo", y agregó que también son víctimas frecuentes los niños que expresan otro tipo de identidades “que no están ligadas a la masculinidad hegemónica, sino que son niños que expresan más fácil lo que sienten”.


CALI

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.