Secciones
Síguenos en:
‘Así sobreviví a una puñalada al subir a cerro de Cali con mi esposa'
Jorge Ríos dio su testimonio por lo sucedido en el cerro Las Tres Cruces con su esposa, caso similar al ataque al deportista Felipe Tobón, quien terminó asesinado en un intento de asalto en el mismo cerro.

Jorge Ríos dio su testimonio por lo sucedido en el cerro Las Tres Cruces con su esposa, caso similar al ataque al deportista Felipe Tobón, quien terminó asesinado en un intento de asalto en el mismo cerro.

Foto:

De video

‘Así sobreviví a una puñalada al subir a cerro de Cali con mi esposa'

Una pareja fue atacada de manera similar al deportista Felipe Tobón, asesinado en Las Tres Cruces.

Esa noche del 4 de febrero de este año, Jorge Ríos iba a trotar con su pareja por un sendero del cerro Las Tres Cruces, en el ascenso cerca del hotel Spiwak, en el norte de Cali. 

En ese momento, tres hombres les salieron al paso y uno de ellos apuñaló a Ríos, el mismo que tenía sometida a su esposa por el cabello y la amenazaba con un cuchillo en la cabeza.  

Al señor Ríos lo amenazaban un extranjero con un machete y el segundo desconocido también tenía un cuchillo. 

“Eran como las 7:10 de la noche. Nunca nos había pasado nada. Empezamos a subir”, cuenta este sobreviviente que afrontó un hecho muy similar al del deportista Jorge Felipe Tobón, quien el domingo 18 de abril fue herido y falleció, tras intentar recorrer una zona del cerro Las Tres Cruces con una acompañante. 

(Lea también: La dura despedida de Jorge Felipe, el deportista asesinado en Cali)

“Por Menga, salieron tres hombres. Yo entregué todo, el celular Iphone, las llaves y los papeles de la moto, y un maletincito con ropa para cambiarme de vestimenta. Mi esposa no tenía nada. Solo unos aretes y se los quitaron”. 

Sigue relatando: “Nos alejaron del camino, nos decían, camine más para abajo. Pero yo les decía: 'Hermano, cómo nos van a meter allá, ya les entregué todo. Les decía que no nos hicieran nada, que se llevaran las cosas. Yo ya les había entregado todo y veía que iban por otra cosa". 

Narra más: "Nos bajaron unos 10 metros más en la montaña, donde la gente no nos podía ver. Inmediatamente, nos hicieron tirar al suelo y nos colocaron boca abajo. Cuando de repente, estamos ahí y yo veo que el hombre que tenía a mi esposa empezó a mandarle la mano al pecho y a sus partes íntimas". 

(Lea también: Lo que hacen los moteles y sus clientes en Cali por confinamientos)

Continúa: "Cuando veo que le empiezan a bajar la licra a ella, yo me pongo incómodo a los que me tienen, me les empiezo a mover".

Añade: "El extranjero me pegó un planazo con el machete en la espalda. Luego se vino el que tenía a mi esposa, así como la tenía cogida del pelo y la agachó hacia donde yo estaba y me pegó una puñalada en la pierna derecha, por la parte posterior del muslo. Yo me quedé en el suelo. Entonces, mi esposa empieza a llorar, hace la bulla y hay un cruce de palabras". 

Me pegó un planazo con el machete en la espalda. Luego se vino el que tenía a mi esposa, así como la tenía cogida del pelo y la agachó hacia donde yo estaba y me pegó una puñalada

Dice, además: "Yo me les intento parar y me les logré parar. El extranjero me puso el machete y me decía: ¿Te querés hacer matar? ¿Te querés hacer matar? El otro quería llevarse a mi esposa más adentro. 'Aquí, hermano, me les hago matar. Miren cómo estoy herido. El hombre le decía al otro: '¡Dejámelo, lo mato de una vez. Lo mato de una vez!'

Sigue: "Pues mátenme, no voy a dejar hacerle nada a mi esposa. Además miren cómo estoy herido. Yo parecía una llave botando sangre. Yo estaba rebañado en sangre".

El relato prosigue: ¿Te querés hacer matar? El otro quería llevarse a mi esposa y les dije que me hacía matar. 'Me hago matar. Me hago matar", les repetía. "Olvídense de esa m... para que no le hagan nada a mi esposa'”.

Don Jorge dice que se sentía mareado. Su esposa tenía dos puntos de sangre atrás en la cabeza. Tenían el corazón acelerado.

(Lea también: Ella era Sandra Peña Chocué, la gobernadora indígena asesinada)

Dice que quizás porque lo vieron muy ensangrentado los dejaron ir, pero los obligaron a tomar el sendero más largo, detrás de una colina para salir a una de las calles del barrio El Bosque, en el norte de Cali.

Tardaron casi mediahora en descender con pocas fuerzas.

“Apareció una camioneta. Llegó como cosas de Dios. Nos recogió. Yo creí que me había muerto. Me morí, pensé, me morí. Cuando estaba despertando estaba adentro de la clínica. Me tenían con suero. Vi muy cerca la muerte”.

Este caso es similar a lo que le pasó al exjugador de la Selección Colombia de hockey en línea Felipe Tobón, quien el domingo 18 de abril iba a trotar por el cerro Las Tres Cruces. Iba con una acompañante y fueron atacados por tres hombres. 

Se investiga en el caso del deportista Tobón un intento de asalto y de abuso sexual de la acompañante del deportista. 

En este caso de Tobón hay dos capturados.  

El juez 97 penal municipal de Cali, con funciones de control de garantías, ordenó cárcel para ellos por secuestro simple, hurto calificado en grado de tentativa y actos sexuales abusivos. No aceptaron los cargos. 

El cuerpo de Tobón tenía heridas por arma cortopunzante y objeto contundente.​


La gobernadora Clara Luz Roldán ofreció hasta 100 millones de pesos para quien dé informes que permitan la captura de un tercer implicado. 

Jorge Ríos dice que puso la denuncia virtual en la Fiscalía. Su esposa trató de hacerlo de manera personal, pero por pandemia le recomendaron que lo hiciera en línea. 

Agrega que la Fiscalía ni la Policía lo han buscado para verificar si los tres hombres que lo atacaron y a su esposa son los mismos que atacaron al deportista de hockey y a su acompañante, cuando ese ascenso al cerro Las Tres Cruces terminó en horror y muerte.

CALI 

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.