Secciones
Síguenos en:
Blindan el clásico en el Pascual de Cali contra la intolerancia
El estadio Pascual Guerrero.

El estadio Pascual Guerrero, en el sur de Cali.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

Blindan el clásico en el Pascual de Cali contra la intolerancia

Más de 1.000 policías en 60 puntos buscan garantizar seguridad por el partido entre Cali y América.

El fútbol no puede ser tomado como sinónimo de miedo e intolerancia.Tiene que ser el escenario de sana convivencia como en el clásico de hoy en el estadio Pascual Guerrero, entre América y el Deportivo Cali.

El alcalde Jorge Iván Ospina dijo: “No queremos tener un estadio teñido de sangre ni de ofensa. Pedimos que el fútbol sea de esperanza y vida”.

Es por ello que el partido no se canceló tras el asesinato de un menor de 17 años, hincha del América, que luego de una disputa con golpes y puños que se originó en el parque María Auxiliadora terminó con la herida mortal en su corazón, propinada por un arma cortopunzante. Un joven, de 19 años y quien quedó herido también por arma cortopunzante, fue capturado como el presunto agresor y puesto a disposición de un juez de control de garantías.

El coronel Édison Rodríguez, subcomandante de la Policía de Cali, aseguró que, de inmediato, se activó un operativo y se dio la captura en este caso que sería por intolerancia.


Aunque el hecho recordó el homicidio de Arley Andrés Carvajal Escobar ocurrido en la tarde del 8 febrero en el nororiente caleño horas antes entre el clásico entre los ‘Diablos’ y los ‘Azucareros’ en el estadio Palmaseca, en Palmira, el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas, y el comandante de la Policía Metropolitana, general Manuel Vásquez, enfatizaron en que ambos casos son aislados y no se relacionarían con diferencias por el fútbol.

“Llevamos muchos años con hinchas y jóvenes de las barras de fútbol asesinados, muertos entre ellos. La decisión de nosotros es frenar la situación (…) no podemos seguir reproduciendo una especie de miedo, una especie de temor de que en la ciudad no puede haber fútbol ni tranquilidad, que los hinchas no se pueden colocar una camisa de un color u otro porque se siente miedo”, afirmó el secretario de Seguridad Municipal, quien aseguró que se implementaron más medidas de control antes, durante y después del clásico de hoy en el estadio Pascual Guerrero, en Cali.

“La ciudad nos está pidiendo precisamente eso, una acción de seguridad, y la idea es que empecemos desde el día de mañana”, anotó Rojas, quien manifestó que también habrá controles interinstitucionales, es decir, participan otras secretarías, como la de Salud para estar atentos a cualquier situación que involucre la integridad física de las personas.

La Policía informó que habrá más de 1.000 policías adentro, afuera y en los alrededores del Pascual Guerrero.

“El homicidio en Candelaria se está investigando, hay un detenido y no se afecta el partido”, reiteró el general Vásquez al manifestar que habrá controles en mas de 60 puntos de Cali.

Dirigentes de las barras pidieron convivencia en el estadio. El alcalde de Palmira, Óscar Escobar, destacó un partido de hinchas en paz.

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.