Alcalde de Cali insiste en control severo en frontera con Ecuador

Alcalde de Cali insiste en control severo en frontera con Ecuador

En Ipiales, por ejemplo, ya hay casos confirmados de contagios de soldados que vigilan la frontera.

Ipiales es la ciudad que colinda con la frontera con Ecuador.

Ipiales es la ciudad que colinda con la frontera con Ecuador.

Foto:

Archivo. EL TIEMPO

Por: Cali y Pasto
27 de abril 2020 , 10:48 p.m.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, se empeñó en que le autorizaran el bloqueo sanitario o cerco epidemiológico en el sur del Valle del Cauca hasta que lo logró, pero no ha tenido una respuesta positiva de endurecer medidas en la frontera con Ecuador, con acciones similares y una cuarentena extrema.

Ospina quiere frenar a toda costa el paso del coronavirus en migrantes que se hayan movilizado, sea en carro, moto, bicicleta y hasta a pie desde la frontera con Ecuador, pasando por Nariño y Cauca hasta alcanzar el Valle.

Por ahora, lo logró en dos puentes en el sur de este departamento, entre Cali y Jamundí. Este es uno de los corredores más transitados por la vía Panamericana, pues es la manera en que el suroccidente colombiano se conecta con el interior del país. Jamundí limita con el norte del Cauca.

El mandatario ante el temor de una desbandada de extranjeros desde Ecuador donde hasta el 27 de abril iban 663 muertos y más de 20.000 casos. Pero no solo es la migración de ecuatorianos, sino también de venezolanos, mexicanos y peruanos residentes en el vecino país, por lo que insistió en que hay que ‘cerrar el paso al virus’, pero enfatizó en que no se trata de taponar ni de bloqueos en vías.

(Le puede interesar: Nariño lanza SOS por aumento de contagios en la frontera)

De hecho, cuando el alcalde Ospina planteó la propuesta al alcalde de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, de un bloqueo sanitario, el mandatario caleño dijo que se refería a hacer controles con personal de salud de la ciudad, y pruebas de temperatura y olfato a los extranjeros que lleguen a territorio vallecaucano. Aunque Ramírez se mostró parco ante la iniciativa de su homólogo, pues este dijo que el Gobierno Nacional debía dar el permiso, la Gobernación del Valle finalmente le dio vía libre a la propuesta de Ospina.

Esa autorización de la gobernadora Clara Luz Roldán permitió que un grupo de médicos y funcionarios de salud, tanto de Cali como de Jamundí, estén de día y de noche, en dos puentes claves que comunican a ambos municipios en el sur vallecaucano. Uno es el puente del corregimiento El Hormiguero, de Cali, y el segundo es el Guillermo León Valencia, que une a la ciudad con Jamundí. Allí, este último tiene jurisdicción.

Pero el alcalde Ospina sigue a la espera de la respuesta de la Gobernación de Nariño, de que su propuesta de un cerco epidemiológico se haga en zona de Ipiales, como el primer punto en ese pago entre Ecuador y Colombia.

“Pedimos que se hagan bloqueos estrictos con campamentos de aislamiento a cualquiera que quiera circular, eso es lo que se hace desde el punto de vista epidemiológico,
pues estamos en una situación que debemos fortalecer y trabajar, preparándonos mejor, sin pánico, porque lo que se nos viene será muy difícil a la hora de alargar una cuarentana”, dijo Ospina.

Pedimos que se hagan bloqueos estrictos con campamentos de aislamiento a cualquiera que quiera circular, eso es lo que se hace desde el punto de vista epidemiológico

Ospina dijo que tener informes de que unos 3.000 migrantes habrían pasado a Colombia por trochas y caminos, en forma ilegal y que estarían ascendiendo por la Panamericana, desde Nariño hasta el Valle del Cauca.

En Nariño respondieron, por ejemplo, que el traslado ha sido de venezolanos hasta su país de origen, movimiento que se ha realizado guardando todo el protocolo de salud y garantías en materia de transporte.

Según el secretario de Gobierno de Nariño, Francisco Cerón, con esta clase de viajes humanitarios se garantiza no solo la bioseguridad de los migrantes, sino también su seguridad en los desplazamientos desde la ciudad de Pasto hasta la frontera con Venezuela.

De esta manera se ejerce un cierre epidemiológico en Nariño, como lo está solicitando el alcalde de la capital del Valle, indicó.

Por ahora, lo logró en dos puentes en el sur de este departamento, entre Cali y Jamundí. Este es uno de los corredores más transitados por la vía Panamericana, pues es la manera en que el suroccidente colombiano se conecta con el interior del país. Jamundí limita con el norte del Cauca.

El mandatario ante el temor de una desbandada de extranjeros desde Ecuador donde hasta el 27 de abril iban 663 muertos y más de 20.000 casos. Pero no solo es la migración de ecuatorianos, sino también de venezolanos, mexicanos y peruanos residentes en el vecino país, por lo que insistió en que hay que ‘cerrar el paso al virus’, pero enfatizó en que no se trata de taponar ni de bloqueos en vías.

(Le puede interesar: Nariño lanza SOS por aumento de contagios en la frontera)

El secretario Cerón dijo que ya se cumplió el segundo proceso de traslado humanitario de 160 venezolanos en cuatro buses entre Pasto y Arauca, el cual fue coordinado entre la Gobernación de Nariño, la Alcaldía de la capital de Nariño, Migración Colombia, el Ejército y la Policía Nacional.

“Desde la Administración departamental seguimos procurando que las condiciones humanitarias se den a plenitud para nuestra población migrante”, dijo el funcionario, quien añadió que se continuará avanzando en esta clase de tareas que abarcan desde el suministro de la alimentación, el proceso de tamizaje y bioseguridad hasta facilitarles su transporte a la frontera venezolana.

“Nosotros tenemos claro que todos los retornos parten desde la voluntariedad de cada una de las personas que han asumido este escenario de regresar a su país”, aseguró Cerón.

Hace dos semanas se hizo un operativo similar con un total de 240 venezolanos.

El secretario de Salud de la Alcaldía de Pasto, Wílmer Muñoz, dijo que los venezolanos mostraron su voluntad de regresar a su país de manera voluntaria. “Ellos se van en buen estado de salud, de modo que pueden viajar de una manera tranquila y no se conviertan en un riesgo para la salud pública no solo del departamento de Nariño sino del resto del país”, expresó Muñoz.

Reconoció, además: “Nosotros verificamos que se les entregue todos los elementos de bioseguridad antes de que se suban a los vehículos, es decir, los tapabocas, el gel y alcohol para que puedan desactivar el virus durante el viaje”.

El proceso estuvo supervisado por la Personería de Pasto, cuyo titular es César Ceballos. El personero dijo que la organización y verificación de documentos de los extranjeros estuvo a cargo de Migración Colombia, mientras que el tamizaje a la salud lo hizo la Secretaría de Salud de Pasto, con el fin de garantizar el respeto a la dignidad humana.

El alcalde de Cali también manifestó que garantizar el retorno humanitario es una medida, pero reiteró la importancia del cerco o bloqueo epidemiológico en la frontera con Ecuador. Ospina señaló que su administración ha buscado el retorno de 600 venezolanos con recursos de la Alcaldía y del Gobierno Nacional.

CALI Y PASTO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.