Comunas que más retumban y se lamentan en el mapa del ruido de Cali

Comunas que más retumban y se lamentan en el mapa del ruido de Cali

Las comunas 2, 3, 4, 8, 10, 17, 19 y 22, con más quejas este año. Siloé, el de menos reclamos. 

Ruido excesivo en CaliRuido excesivo en Cali
En el centro de Cali, hay sonidos que se incrementan por parlantes de algunos locales.

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

19 de noviembre 2017 , 11:11 a.m.

Algunos de los últimos descendientes de la familia Ramírez Abadía prefieren no volver a vivir en la antigua casa que sus ancestros ocuparon por más de medio siglo en Granada porque sienten que este barrio del norte de Cali ya no tiene la tranquilidad de antes, sino que se volvió ruidoso.

Eso dice  una de las integrantes de esa familia, al señalar la residencia desocupada en la avenida 9A Norte con calle 16, donde vivió con sus hermanas.

No es lo mismo porque entre los más 55 mil predios de la comuna 2, a la que el barrio pertenece junto con otros 18 sectores, las viviendas con uso residencial se han ido convirtiendo en las últimas décadas en locales comerciales, entre bares, restaurantes, hoteles y discotecas. De hecho, de cinco casas sobre uno de los costados de la avenida 9A con 16 donde está la casa de los Ram írez, tres ya son establecimientos, dos de ellos, con venta de comida. “Antes eran puras viviendas, pero ya el barrio Granada se ha ido afectando por el ruido de los locales”, dice la señora Ramírez.


Mientras se ha dado este crecimiento en Granada y a la par de la comuna 2 con diferentes usos del suelo como lo consigna el Plan de Ordenamiento Territorial de la ciudad, aprobado hace tres años por el Concejo, también aumentó el ruido en esta llamada ‘zona rosa’.

Pese a que el nivel de decibeles permitidos en Granada o en barrios aledaños como Juanambú es de hasta 65 en el día y 50 en la noche, según la resolución nacional 0627 de 2006, el sonido se excede entre la música y las mismas operaciones de los locales. En la comuna 2 hay actividad mixta, pero el nivel sonoro máximo no se respeta. Allí hay alrededor de 16 puntos bullosos, identificados por el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma) en el documento con el mapa acústico de Cali, de sonidos y ruido, en horarios diurnos y nocturnos, y entre lunes y viernes, y fines de semanas.

Este es el mapa por el cual, el Dagma viene recogiendo información para actualizarlo y dejarlo listo en el 2019, pues el último fue elaborado en el 2015. El Gobierno otorga cuatro años para ajustarlo, siendo un lapso en el que el panorama de los sonidos y de los ruidos se podría mantener, siendo proporcional con el crecimiento de las ciudades.

Residentes de unidades residenciales y casas de Las Vegas y Alquería esperan que en ese mapa esté la iglesia cristiana que volvió un lote entre calles 7 y 8 con 82 en sitio de ‘conciertos’. Su queja aún espera una solución.

En el mapa vigente, la comuna 2 presenta algunos sitios con sonidos por encima de los 65 decibeles e inclusive llegando a los 75 u 80 decibeles. Estos se generan, por ejemplo, en calles con elevado tráfico vehicular o la música de una discoteca o un bar.

La comuna 2 presenta algunos sitios con sonidos por encima de los 65 decibeles e inclusive llegando a los 75 u 80 decibeles

Zonas como la avenida 5 Norte o la 4 Norte con calle 67 han arrojado más de 70 decibeles en horario diurno y entre semana, donde el ruido debe ser moderado y donde debe primar cierta tranquilidad, de acuerdo con la resolución 0627. Estas zonas son residenciales o destinadas a desarrollo habitacional, hotelería y hospedajes. De noche, las mismas avenidas 4N y 5N con 67 han generado hasta 72 decibeles, al igual que la avenida Sexta con calle 52 Norte.

Mapa acústico de Cali vigente, elaborado en el 2015.

Mapa acústico de Cali vigente, elaborado en el 2015.

Foto:

Fuente, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma).



Según el Dagma, la comuna 2 es la de mayor número de quejas por ruido, registradas entre enero y octubre de este año con 124 de 837 requerimientos, precisa Karen Elisa Fragoso, profesional de Gestión de la Calidad Acústica Ambiental.

No obstante, como lo maneja el último mapa acústico, no se reporta una zona con sonidos sobre 130 decibeles que produce, en este caso, el despegue de un avión.

Pero en toda la ciudad, acorde con el mapa sonoro, no hay zona de Cali que esté libre del bullicio, superando los niveles permitidos por el ministerio de Ambiente. Quizás, el lugar más bulloso que se ha reportado en Cali ha sido la calle Quinta con carrera 42, donde mediciones han arrojado hasta 101,4 decibeles. Allí, el sonido de ventas callejeras, con locales y el tránsito aumentan la contaminación ambiental por ruido. Después del norte caleño, las comunas 17 con barrios en el sur como El Caney, El Ingenio, Ciudad Capri o Santa Anita, y 19 con barrios como El Lido, El Mortiñal, Eucarístico o El Refugio, tienen gran cantidad de reclamos por ruido este año.

 Quizás, el lugar más bulloso que se ha reportado en Cali ha sido la calle Quinta con carrera 42, donde mediciones han arrojado hasta 101,4 decibeles.


En la 17, el Dagma reporta 109 quejas entre enero y octubre pasados y en la 19, 98 requerimientos para que se baje el sonido. En este listado aparece luego la comuna 18, con barrios del suroccidente y la ladera, como Nápoles y Caldas con 62 quejas en los primeros 10 meses de este 2017. En la calle 2 con carrera 74Bis en esta comuna 18 hubo casos de hasta 73 decibeles.

En el barrio Caldas, donde está el hospital geriátrico y ancianato San Miguel, la norma indica que debe ser una zona de tranquilidad y silencio, pero no es así. La misma resolución 0627 señala que en áreas de hospitales, guarderías, bibliotecas, sanatorios y hogares geriátricos n o puede haber nada de bulla, pero debido a que la ciudad ha crecido, el San Miguel no está exento de que lo alcance el sonido de la calle ni tampoco la Biblioteca Departamental que quedó en medio del alto tráfico de la calle Quinta y la avenida Roosevelt. Algunas zonas del centro de la comuna 3, como la calle 13 o las carreras 10 y 15 también son bullosas. Pero lo es más la carrera primera con calle 21, donde las mediciones han alcanzado los 75,2 decibeles. En esta comuna con 379 manzanas, la ocupación habitacional es de solo el 1,1 por ciento.

De la comuna 3, el Dagma recibió 50 quejas de enero a octubre de este año y en la comuna 10, otras 50. La comuna 9 tuvo 38 quejas hasta octubre pasado; la 4, 35; la 8, 28, y la 22, otras 27. Las de menos quejas fueron la 1, de Terrón Colorado, en la ladera, con 7; la 12, con 7 más, y la 20, en Siloé, con 6.

Puntos de las comunas 10 y 22, entre los muy bullosos en el sur de Cali

La comuna 22 está compuesta por un barrio, Ciudad Jardín, y 4 urbanizaciones. Pero es la comuna donde pese a que no supera en reclamos a otras áreas en Cali, en la calle 16 con carrera 102 se ha llegado a reportar 100,4 decibeles. El Dagma explica que “durante el período diurno entre semana se hace evidente en el área mixta de la comuna 22, debido a la mayor homogenización de la ubicación de las áreas residencial y mixta para toda la comuna”.

No obstante, la comuna que en un período tuvo el mayor promedio de intensidad sonora en Cali fue la comuna 10, con barrios como Cristóbal Colón, El Guabal y Santa Elena. A diferencia de la 22, la comuna 10 tiene repartido en todo su territorio el área mixta, lo que hace que la incidencia del ruido que se genera sea más evidente en el área residencial.

CALI

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.