Secciones
Síguenos en:
Transmetro: el barril sin fondo de Barranquilla
Transmetro cancela operaciones en Barranquilla

Transmetro cancela operaciones en Barranquilla

Foto:

Vanexa Romero/EL TIEMPO

Transmetro: el barril sin fondo de Barranquilla

$1,5 billones de pesos cuesta la solución al problema del transporte público masivo en la ciudad. 

Son muchas las quejas y malestares que genera el Transmetro. Por eso, no es raro que usuarios, operadores, alcaldía, concejales y un gran número de barranquilleros lleguen a la misma conclusión: el sistema no es bueno.

Desde el 10 de julio de 2010, cuando Transmetro inició su operación comercial, pareciera que comenzaron a rodar los problemas. Situación que hoy  se traduce en un déficit de no menos de 100 mil millones de pesos.

La semana pasada, el servicio estuvo suspendido 48 horas, porque no había plata para pagar nóminas, primas ni combustible. Unos 50 mil usuarios resultaron afectados.

(También: Atlántico, departamento no fronterizo con más inmigrantes venezolanos)

Las primeras quejas fueron de los usuarios, que sentían que los buses no cubrían todas las rutas. Luego la de cientos de barranquilleros que se vieron afectados, muchos quebraron, con las adecuaciones de la calle Murillo (45) y la carrera 46 (Olaya Herrera), por donde metieron las troncales de los buses.

Allí mismo aparecieron los operadores, Sistur y Metrocaribe, dueños de los buses, que no encontraban los 330 mil pasajeros que les prometieron cuando firmaron el contrato de la concesión.

(Lea: 599 muertes y 27.818 contagios nuevos por covid-19 en Colombia)

Antes de la pandemia lograron movilizar un máximo de 170 mil personas al día. Hoy están en 55 mil, de estos 15.000 son barranquilleros, el resto de los municipios del área metropolitana, en especial Soledad.

Transmetro suspendió las operaciones por 48 horas la semana pasada.

Foto:

Vanexa Romero/EL TIEMPO

Y no se han quedado atrás las quejas del Distrito, que le ha tocado salir a ‘apagar incendios’, inyectando recursos para evitar que el sistema se paralice, cuando no es su responsabilidad.

A finales del año pasado entregó 37.000 millones de pesos y en los próximos días otros 3.000 millones de pesos.

En lo que todos siguen estando de acuerdo es que el sistema no cumplió con las expectativas que se generaron a su alrededor, que era solucionar el problema del transporte público masivo de Barranquilla.

Cadena de problemas

El sistema arrastra una cadena de problemas, que para muchos vienen desde su conformación y estructuración hace 21 años, en la que participaron expertos del BID.

Los problemas comienzan porque el Transmetro es un sistema muy pequeño. A diferencia de los sistemas de Bogotá o Medellín.

“Es un transporte masivo de nombre, porque la gran mayoría de barranquilleros se mueve por los buses tradicionales”, dice el alcalde Jaime Pumarejo.

Cuando se concibió, el proyecto no tenía recursos. Barranquilla era una ciudad muy distinta, sin posibilidades financieras y menos de inversión. “Nació muerto”, sostiene el concejal José Trocha, que citó a un debate el viernes pasado para analizar la crisis del Transmetro.

Transmetro moviliza en estos momentos a unas 50 mil personas al día.

Foto:

Vanexa Romero/EL TIEMPO

La solución fue tercerizar todo y cargarlo a la tarifa: compra de buses, administración del recaudo, construcción de patios, estaciones, administración. Cuando la tarifa no fue suficiente, porque había pocos usuarios, empezaron los problemas y demandas.

Los bancos están cobrando y embargan todos los recursos que entren por concepto de tarifa, y todo el peso recae sobre el operador.

A esto se suma la diferencia entre la tarifa técnica (4.960 pesos) y la que se cobra a los usuarios (2.500 pesos) tiene una diferencia que no lo asume nadie. Transmetro necesita 6.200 millones al mes, solo para operar.

Para enfrentar la crisis de la tarifa, en el 2016 crearon el Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), que ayudó a controlar la situación financiera, gracias a que se transferían recursos del sistema de transporte tradicional al Transmetro, pero con la llegada de la pandemia se dejó de cobrar.

En estos momentos, el cobro de la tarifa se distribuye así: Transmetro, 7 por ciento por la administración; Sit, 9,87 por ciento por recaudo; Sistur, 49,87 por ciento y Metrocaribe, 33,25 por ciento.

El Secretario de Hacienda, Gustavo Rocha, dijo que el Distrito ha transferido al sistema unos 40 mil millones de pesos, 36 mil de un crédito con Findeter y otros recursos propios.

Transmetro presta el servicio de transporte público masivo en Barranquilla y su área metropolitana.

Foto:

Vanexa Romero/EL TIEMPO

Los recursos fueron destinados a Transmetro, luego de la directriz presidencial a los entes territoriales, de auxiliar a los sistemas masivos de transporte en la pandemia.

“Con esa plata se hubieran construido 36 colegios o 36 puestos de salud, que los barranquilleros necesitan”, sostuvo el concejal Juan Carlos Ospino, quien enfatiza que no es obligación del Distrito invertir en esta concesión.

(Lea: Actor denuncia que le cobraron $180 mil por dos almuerzos en Santa Marta)

Para Horacio Brieva Mariano, director ejecutivo de la Fundación Protransparencia, el problema del sistema es de fondo. Es crónico y estructural. Y no se resolverá con pañitos de agua tibia. Ni con tomas de toronjil y manzanilla que calmen los nervios de Sistur y Metrocaribe, los dueños de los buses.

El 27 por ciento de cada pasaje vendido va a los bolsillos de unos concesionarios. La empresa que maneja el recaudo, por ejemplo, se queda con el 17 por ciento de este pasaje.

“Lo primero que habría que revisar es que el 27 por ciento de cada pasaje vendido va a los bolsillos de unos concesionarios. La empresa que maneja el recaudo, por ejemplo, se queda con el 17 por ciento de este pasaje. En otros sistemas masivos del país ese porcentaje por recaudo no supera el 4 %. Y Medellín lo hace directamente”, señala.

Hoy cada pasaje vale 2.500 pesos. O sea, agrega Brieva, que 675 pesos van a unos privados. “Así es imposible sostener el sistema. Pues quedan de cada pasaje vendido 1.825 pesos para atender las exigencias inherentes de la operación”.

La queja de los operadores

José Pico, gerente de Sistur, y Juan Carlos Rodríguez, gerente de Metrocaribe,concesionarios del sistema, aseguran que el sector bancario, desde inicios de la pandemia, en el año 2020 y hasta la fecha, insiste en obtener de la alcaldía o del ente gestor Transmetro, una proyección de corto y mediano plazo referente a los ingresos y costos del sistema, así como las fuentes de financiación que establezca la alcaldía para garantizar la movilidad de miles de usuarios del sistema.

"Esta información no ha sido posible obtenerla para los bancos, debido a una política de manejo establecida por Transmetro, que no se logra entender, y que perjudica enormemente la operación", señalan en una comunicación los operadores, quienes sostienen que de allí a que los bancos le tengan embargadas las cuentas.

(Le puede interesar: Millonarias pérdidas en cosecha de limones en el norte del Magdalena)
 
Insisten en que se  defina una fuente de financiación permanente para la operación, que le permita la estabilización entre tarifa técnica y la tarifa al usuario.

Igualmente que se ejecute una gestión permanente que permita la identificación y consolidación de fuentes de financiación fijas para el sistema que garantice su operación.

Mientras esto se da, proponen que el  Distrito de Barranquilla garantice la sostenibilidad del sistema, girando mensualmente los valores que se requieran para cubrir los costos de la operación del mismo.

Y por último proponen un cronograma con fechas y horarios que permitan en el corto plazo culminar con el proceso de negociación del contrato de concesión y asegurar las fuentes que conlleve tales modificaciones.

Una solución definitiva

“Estamos sosteniendo un sistema que usamos muy poco”, dice el alcalde Pumarejo, al enfatizar que solo el 20 por ciento de pasajeros que mueve el sistema son de Barranquilla, que en estos momentos son unos 15.000 usuarios. Los restantes son de los municipios del área metropolitana, en especial Soledad.

Cuando se reactive el 100 por 100 el aforo en el transporte público, explica Pumarejo, comenzará a recaudarse nuevamente el Fondo de Estabilización Financiera (FET), con el cual el transporte tradicional le transfiere recursos al Transmetro. Esto permitirá que el sistema comience a nivelarse, agregó el alcalde.

Los buses de Transmetro pertenecen a los operadores Sistur y Metrocaribe.

Foto:

Oficina de comunicaciones Sistur

Para el mandatario, esos problemas que surgen desde la concepción del sistema solo se corregirían con una integración de todo el sistema de transporte de la ciudad.

(También: El paseo a Cancún que terminó en la muerte de joven colombiana)

“Eso va a costar, aproximadamente, 1,5 billones de pesos. Porque con el Gobierno nacional, que va a cofinanciarlo, vamos a comprar todos los buses nuevos, amigables con el medio ambiente, eficientes. Esos buses serán comprados por el Distrito y el Gobierno y se les entregan a unos operadores. El sistema deja de ser deficitario, porque el capital que se requiere para comprar el bus ya no lo pone el concesionario que tiene recuperar esa inversión, sino que lo pone el Estado. Y dentro de la tarifa queda operación, mantenimiento y un pequeño fondo de reposición”, dice.

Pumarejo explicó que Transmetro es una sociedad de la cual el Distrito no tiene obligación legal de mantener ni de salvar en caso de quiebra, ya que Transmetro es una sociedad anónima. “El Distrito no tiene que salir a cubrir esas deudas”, puntualizó.

Leonardo Herrera Delgans
Corresponsal de EL TIEMPO en Barranquilla
En TW: @leoher69
Escríbeme a leoher@eltiempo.com

Lea más noticias de Colombia

-Así fueron los lujos y las estafas del falso futbolista en Cartagena
-'Te mato, te mato', el audio que delató al asesino de caleña en Israel

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.