Los temores por los continuos apagones que azotan la Costa

Los temores por los continuos apagones que azotan la Costa

Problemas de Electricaribe, pese a su intervención, preocupan a dirigentes y gremios de la región.

Electricaribe

Los hurtos de cable han provocado 50 horas de cortes. Hay pueblos donde van 30 protestas.

Foto:

Vanexa Romero. EL TIEMPO

Por: Leonardo Herrea
25 de mayo 2019 , 11:32 p.m.

Las fallas en el sistema eléctrico en el Caribe colombiano, que han provocado continuos apagones este año, no solo revivieron problemas de orden público sino el fantasma de un gran apagón.

El problema sería, según expertos, la falta de inversión en Electricaribe, intervenida hace tres años por el Estado a través de la Superintendencia de Servicios Públicos.

El presidente de la Intergremial en el Atlántico, Ricardo Plata, recuerda que un estudio de la Financiera de Desarrollo Nacional advirtió que para frenar el deterioro de la red eléctrica en la Costa se requerían de inversiones de 240.000 millones de pesos anuales.

“El problema es que aquí no se ha invertido un peso”, sostiene Plata, al calcular que mientras llega el nuevo operador, que se estima estaría en seis meses y se hacen las inversiones, las cosas pueden empeorar.

A la falta de inversión se suma el robo de líneas. De acuerdo con los reportes de la misma empresa, solo en el Atlántico, en estos cinco meses, se han registrado 26 casos de hurto de redes eléctricas que, según Electricaribe, representan 10.000 metros de cable, lo que dejó sin el servicio a 4.000 familias de seis municipios.

“Los reiterativos hurtos han representado más de 50 horas de interrupción para los clientes, así como horas de percepción de bajo voltaje, mientras la empresa realiza las labores de reposición del material hurtado”, aseguró la gerente de Electricaribe en el sur del departamento del Atlántico, Flor García Escallón.

Los insulto, les digo de todo. Es un problema de gerencia, no contratan brigadas. Si no hay insumos, vamos a estar con este problema para siempre

El malestar en la región por el servicio de Electricaribe es generalizado. La misma empresa ha reportado que al día recibe en promedio 1.133 quejas de la ciudadanía por daños en el fluido eléctrico. En los primeros cuatro meses del año, recibió en su línea de atención al público 135.974 reportes, lo que representó un incremento de 719 casos, con relación al mismo periodo del año pasado.

“Desde febrero, los apagones inesperados son frecuentes, en especial los fines de semana que duran hasta cuatro horas”, dijo la directora de Asocentro, Dina Luz Pardo, quien representa a unos 4.800 comerciantes y reconoce que la comunicación con la gerencia ha mejorado, pero siguen las fallas.

Uno de los fuertes críticos del servicio que presta la empresa es el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, quien reconoce que los trabajadores de la empresa hacen hasta lo imposible por mantener el servicio, pero que el problema está en la administración de Electricaribe.
“Los insulto, les digo de todo. Es un problema de gerencia, no contratan brigadas. Si no hay insumos, vamos a estar con este problema para siempre”, sostuvo.

La situación ya ha generado brotes de alteración del orden público, no solo en los barrios del sur de Barranquilla sino en algunos municipios vecinos donde, por el desespero, la comunidad la ha emprendido contra las sedes de la empresa, como hace dos semanas en Chimichagua, Cesar, donde quemaron las instalaciones de Electricaribe, argumentando pésimo servicio.

Pero quizás donde la región se resiente más por las protestas es en el corregimiento de Tasajera, municipio de Pueblo Viejo, Magdalena, ubicado sobre la Troncal del Caribe, entre Barranquilla y Santa Marta. En lo que va del año, se han registrado alrededor de 30 protestas por falta de energía, las cuales interrumpen el paso de vehículos durante varias horas.

De acuerdo con la Agente Especial de Electricaribe, Ángela Patricia Rojas Combariza, comparativamente entre los años 2018 y 2019 se presentó una disminución del 24 por ciento en la cantidad de circuitos que se afectaban con las primeras precipitaciones.

“Estamos haciendo labores de lavado hasta en las noches y en horas de la madrugada. La alta contaminación afecta las redes y con este trabajo nos ha permitido disminuir las fallas”, explicó Rojas.

La funcionaria señaló que, ante los retos, la empresa avanza en su plan de inversión destinado precisamente al fortalecimiento de la red de distribución eléctrica.

“Con el acompañamiento del Gobierno nacional, Superservicios y Ministerio de Minas y Energía trabajamos en ofrecer una solución integral al servicio eléctrico en la región caribe”, agregó.

Y este salvavidas está en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), en donde hay un aporte financiero a Electricaribe, que busca captar cerca de 160.000 millones de pesos anuales para contribuir a solventar la crisis, sumado a la llegada de un operador especializado.

LEONARDO HERRARA DELGANS
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla
@leoher69

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.