Carros en mal estado por crisis del taxismo en Barranquilla

Carros en mal estado por crisis del taxismo en Barranquilla

Así lo ve el sindicato de conductores de taxis del área metropolitana, Sinchotaxis.

Taxis

En Barranquilla y su área metropolitana, según el último censo, circulan 17 mil taxis. Esa cantidad ha disminuido por cuenta de la crisis del taxismo.  

Foto:

Vanexa Romero/EL TIEMPO

Por: Andrés Artuz Fernández 
17 de junio 2019 , 11:14 a.m.

Cuando Jorge Guerrero Zuleta, presidente de Sinchotaxis, sindicato de conductores de taxis del área metropolitana de Barranquilla, advierte que más del 70 por ciento del parque automotor de estos vehículos de transporte público presentan deterioro, no lo hace por simple estética.

Guerrero asegura que esa realidad es la prueba reina que confirma el difícil momento por el que atraviesa el taxismo en la capital del Atlántico, donde, según el último censo, realizado en 2008, se estableció que rodaban cerca de 17.000 carros amarillos.

Ese alto número de vehículos del parque automotor, casi 12.000, que ha sido víctima del deterioro, obedece, en criterio del directivo, a obstáculos como la informalidad y la ilegalidad por cuenta de las aplicaciones digitales que no han sido reguladas por el Gobierno.

Guerrero insiste, y lo dice con estadísticas en la mano, que un taxista en la ciudad está dejando de percibir, mensualmente, entre 450 y 600 mil pesos, lo que se traduce en pérdidas millonarias para el sector que podrían sobrepasar los 10.000 millones de pesos cada mes.

“Son varias aristas las que confluyen en un cáncer central que nos está golpeando fuertemente y por la falta de autoridad en la ciudad”, reiteró.

El Presidente de Sinchotaxis es de la línea que lucha porque los conductores de la ciudad se preocupen en mantener sus vehículos impecables, pero al mismo tiempo en consciente de que la informalidad que se está beneficiando de las aplicaciones tecnológicas se queda con una buena parte de esos ingresos que en antaño permitían invertir en tener mejor los automotores.

“Es muy difícil que un dueño de taxi de hoy pueda pensar en mantener de la mejor manera sus carros cuando lo que vemos es que el taxismo en la ciudad tiene que pelear con tantas fuerzas que le impiden competir”, sostuvo Guerrero.

Sabemos de un empresario que en mayo adquirió 160 carros particulares de la marca Logan para ponerlos a trabajar con aplicaciones con una tarifa de 60 mil pesos diarios

‘Sin igualdad de armas’

Un taxi, anualmente, gasta entre un millón 400.000 pesos y un millón 600.000 pesos en gastos que le exige la actual reglamentación de tránsito y transporte para poder operar como las pólizas civiles, los seguros contractuales que protegen al pasajero y una AP (accidente personal) que cubre al conductor.

Por otro lado, aquellos carros que circulan sustentados en las aplicaciones tecnológicas, las cuales se encuentran en un escenario de falta de regulación, no tienen que someterse a tener que cumplir con esos requisitos y con ninguno más que los que se les exige a cualquier particular.

Guerrero va mas allá, y amplía que en el caso de Barranquilla, por ejemplo, los particulares pueden operar todos los días, mientras que los taxis tienen que vérselas con el pico y placa. Un taxi, además, tiene que cumplir con una tarjeta de operación cuyo costo anual asciende a los 120.000 pesos, además de la planilla de viaje ocasional que se debe tener para poder tomar distintas rutas y la tarjeta de control que, aunque es gratis, es otro requisito.

“No hay igualdad de armas y esto sin contar con que ya hay empresarios que están invirtiendo en carros particulares para ponerlos a operar mediante la modalidad de las aplicaciones tecnológicas, lo que hace que los taxistas se vean mucho más afectados”, denunció Guerrero.

Por su parte, Uber, una de las aplicaciones más conocidas en el mundo, con 88.000 conductores asociados, solo en Colombia, insiste en que su negocio consiste solo en la intermediación entre una persona que necesita movilizarse a un lugar específico y aquella que está dispuesta a llevarla. Por eso no se considera como una empresa de transporte sino de intermediaria.

En ese sentido, el presidente de Sinchotaxis es de la posición de que así las cosas es apenas una consecuencia lógica que el parque automotor de taxis en Barranquilla se encuentre en tan pésimas condiciones en ese alto volumen.

“Cómo se compite contra vehículos particulares que son de alta gama y que están en tan buenas condiciones. Eso sí, de sobra advertir que en caso de un accidente o cualquier situación riesgosa no cuentan con las coberturas que sí tienen los taxis. Ahora bien, cada vez hay menos taxistas ya que prefieren irse a trabajar con los particulares porque tienen que conseguir el sustento para llevar a sus casas”, agregó.

En cuanto a la seguridad, Manuela Bedoya, gerente de comunicaciones de la app de Uber insiste en que sus viajes están asegurados por la empresa Allianz “ya que cada vehículo de los conductores inscritos a esa aplicación cuenta con un seguro desde el momento que se inicia el recorrido hasta el momento en que el último usuario se baja de vehículo. El seguro cubre al usuario, los ocupantes, al socio conductor y terceras personas fuera del vehículo”, insistió la funcionaria.

Óscar Cadena, director de Asuntos Públicos para la Región Andina de Uber, reforzó que la competencia de esa aplicación permite que el uso del automóvil privado sea más eficiente, y eso contribuya a mejorar la congestión en ciudades como Bogotá, por ejemplo”.

Cabe destacar que, aproximadamente, 34.000 millones de pesos pagó en 2019 la aplicación de Uber en Colombia por concepto de IVA a plataformas digitales (periodo 2018).

Aunque ese jugoso monto, fue pagado por Uber teniendo en cuenta que así lo exige la ley colombiana para las compañías digitales del exterior que se operen en territorio colombiano, para Guerrero, de Sinchotaxis, se trata de un absurdo, teniendo en cuenta que aplicaciones como esa, a su buen entender, son ilegales.

“El taxismo en Barranquilla pasa por su peor momento por la falta de autoridad, pues en esta ciudad no se ve ni un conductor cuya licencia vaya a ser derogada por haber sido sorprendido manejando un vehículo particular a través de estas tecnologías. No estamos en contra de la modernidad, porque ya estamos usando lo digital en nuestros servicios, pero si vemos una desigualdad que va a terminar dejando al taxismo en la misma situación en la que terminó el mototaxismo”, manifestó.

Taxis

Jorge Guerrero Zuleta, presidente del sindicato de conductores de taxis del área metropolitana de Barranquilla, Sinchotaxis.

Foto:

Andrés Artuz Fernández/EL TIEMPO

Y con la misma tarifa

En Barranquilla, actualmente, una carrera mínima se puede negociar en los 6.000 y 7.000 pesos. Se trata de una tarifa que ha sido fijada, verbalmente, y sin decreto desde 2008, año en el que quedó en 4.300 pesos el trayecto de 1,5 kilómetros.

Esa situación, para Sinchotaxis, también ha contribuido en que el gremio pierda credibilidad entre los usuarios.

Así mismo, se suma la carencia de un sistema de taxímetro que no ha podido ser aplicado en los taxis de la ciudad.

“Legalmente todavía estamos con una tarifa de 2008 que se ha ido subiendo de manera verbal teniendo en cuenta el IPC anual, sin embargo, hay clientes que sacan el Decreto de 2008. Insisto en el mal momento por el que pasa el taxismo y vislumbro que esto se va a poner peor. Por estas razones hay tanto taxi descuidado”, concluyó Guerrero.

Andrés Artuz Fernández 
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.