El verano calienta la pelea por el agua del río Aracataca

El verano calienta la pelea por el agua del río Aracataca

El robo de agua por algunas fincas, sumado a los bajos niveles del caudal, tienen agonizando al río.

rio aracataca

Los pescadores de Trojas de Aracataca son los que más sufren por la falta de agua del río Aracataca para que oxigene a la  Ciénaga Grande y los peces no mueran.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

Por: Leonardo Herrera Delgans
12 de mayo 2019 , 01:02 p.m.

Con talanqueras, motobombas y canales artificiales es como algunas fincas tratan de represar la delgada línea de agua del río Aracataca para regar los cultivos.

Como consecuencia de esta situación, las corrientes del río, que bajan de la Sierra Nevada, no tienen fuerza para llegar a verter agua dulce y oxigenar a la Ciénaga Grande de Santa Marta, ni muchos menos abastecer a Trojas de Aracataca, corregimiento de Puebloviejo (Magdalena) en la desembocadura, habitados por unas 30 familias de pescadores que están padeciendo por la falta del líquido.

La situación se torna dramática por estos días, debido a los bajos caudales del río por el verano. La falta de agua, sumada a las captaciones ilegales generan que la desembocadura del río está literalmente seca, es una carretera polvorienta por donde pasan caballos y vacas, mientras que los pescadores deben ir en sus canoas a otros caños a traer agua para el consumo y atender sus necesidades.

La desviación de agua del río Aracataca fue constatada por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), hace tres años, tras recibir las denuncias de la comunidad, que responsabiliza a fincas palmeras, en su mayoría, bananeras, ganaderas y algunos campesinos de la zona.

También le puede interesar

En una visita técnica que funcionarios de Corpamag realizaron al río evidenciaron que hay construcción temporal de trinchos o talanqueras dentro del cauce del río en épocas de bajo nivel, como la captación ilegal del agua en esta zona.

Desde entonces se abrió un proceso administrativo sancionatorio a los siguientes predios: Palo Alto, Suramericana, Montelimar, San Marcos, El Jayo, El Roble, Australia, Las Mercedes y Palo Alto y a los predios número siete y cinco.

Algunos de los procesos, respondió Corpamag a EL TIEMPO, se encuentran en etapa probatoria, formulación de cargos e inicio sancionatorio.

Estamos en verano, el caudal del río es bajo y no se justifica que estas fincas, con permiso o sin permiso, se sigan quedando con el agua, mientras abajo hay todo un drama social y ambiental

Lo grave del asunto, denuncian habitantes y las mismas autoridades locales, es que pese a que el río tiene un bajo nivel debido al verano, se sigue desviando el curso del río.

“Estamos en verano, el caudal del río es bajo y no se justifica que estas fincas, con permiso o sin permiso, se sigan quedando con el agua, mientras abajo hay todo un drama social y ambiental”, sostiene el personero de Puebloviejo, Jorge Pérez.

A su turno, el alcalde de Puebloviejo, Wilfrido Ayala, nacido en Trojas de Aracataca, asegura que ha subido con la comunidad a quitar las talanqueras para que el agua baje a la desembocadura.

Así se cogen el agua

Según Corpamag, varias fincas realizan captaciones ilegales y ocupación del cauce del río. En las visitas de los funcionarios al río han encontrado maquinaria pesadas y hombres trabajando en un cauce artificial para desviar el agua hacia predios particulares, talanqueras atravesadas en todo el río, potentes motobombas, compuertas y diques de tierra, como en el caso de la finca El Jayo, donde la misma comunidad ha destaponado el río.

Por este caso, el año pasado la Policía capturó a Rafael de Jesús Cárdenas Landeta, Luis Mariano Lara de la Rosa, Julio Cinesto Pérez Agámez y Carlos Julio Ávila Varela, sorprendidos cuando taponaban el cauce del río. A estos hombres les incautaron dos motobombas, 15 metros de mangueras, tres palas, una pica, e inmovilizaron una retroexcavadora.

El personero Pérez asegura que en varias ocasiones han llegado a la zona con las autoridades a levantar esas talanqueras, “son desmontadas en la mañana y vueltas a poner en la tarde”, sostiene.

El proceso judicial

Esta semana se realizó la audiencia en el Tribunal Administrativo del Magdalena, en cumplimiento de la acción popular que interpuso el año pasado el senador Efraín Cepeda, siendo presidente del Congreso de la República, en representación de la comunidad, contra Corpamag, el Ministerio de Ambiente y la Gobernación del Magdalena, exigiendo la liberación de las aguas para la oxigenación de la Ciénaga Grande y las comunidades que la necesitan.

En la demanda de Cepeda están involucradas las sociedades International Affairs Interprises SAS, Inversiones Herser SAS, Derivados y Fracciones de Palma SAS, Maestre y Asociados SAS, El Roble Agrícola SA, Agro SAS, Inversiones Cauta, Sociedad Agropecuaria la Rosaleda SAS y Empresas Tucurinca SAS, representantes legales de los predios involucrados en este caso. Algunas cuentas con concesiones.

Diques aracataca

Así son los diques con los que fincas se están robando el agua del río Aracataca.

Foto:

Archivo Particular.


“El río Aracataca fue secuestrado, porque antes desembocaba en la Ciénaga y ahora no tiene ni 20 centímetros de agua, porque se queda en las fincas para el riego de cultivos”, dijo Cepeda, luego de conocer la medida del Tribunal de ordenar a palmicultores, bananeros y usuarios en general del río Aracataca tener días específicos durante la semana para realizar la captación de agua para sus predios, con el fin de lograr la liberación del recurso hídrico para la oxigenación de la Ciénaga Grande y las comunidades que la necesitan.

Para buscar una solución de fondo al problema, se llevarán a cabo cinco mesas de trabajo lideradas por Corpamag con asistencia obligatoria de todos los actores involucrados. Las fechas de las reuniones quedaron establecidas para el 15, 22 y 29 de mayo, y el 5 y 12 de junio de 2019. Los resultados de estos encuentros serán expuestos por un comité de conciliación en la siguiente audiencia programada para el 19 de junio en el Tribunal.

También tenemos derecho

Voceros del sector palmicultor, que pidieron no ser citados, explicaron a EL TIEMPO, que todos los meses realizan mesas técnicas con Corpamag, para organizar el tema de las captaciones de agua del río Aracataca.

Aseguran que no son los únicos que captan agua del río, y que allí en la misma zona hay campesinos y asentamientos que colocan trincheras para aguantar las corrientes, y que han llevado a los funcionarios de Corpamag para que constaten que no son ellos los que colocan esas barreras.

Las captaciones que estamos haciendo no son ilegales, porque tenemos concesiones permitidas por Corpamag, el problema es que no hay agua del río y debemos gestionarla

“Las captaciones que estamos haciendo no son ilegales, porque tenemos concesiones permitidas por Corpamag, el problema es que no hay agua del río y debemos gestionarla, porque de lo contrario se mueren los cultivos, se generan perdidas económicas y de esta actividad depende también la población de esta zona que labora en las fincas”, indicó Wilson López, representante de la finca Palo Alto.

Los finqueros aseguran que generan más de 5.000 empleos, muchos de estos a familias de Puebloviejo, con los mismos que se enfrentan por el agua del río Aracataca.

Otros ríos de la Zona Bananera también sufren

El problema de las captaciones ilegales por parte del sector agroindustrial en el río Aracataca también se repite en otros ríos y quebradas del departamento del Magdalena.

Es el caso de los ríos Sevilla, Orihueca, Frío y Tucurinca , en cuyos recorrido hay desvíos u obstrucciones para que no circule el agua de manera natural y de esta manera no llegue a nutrir a la Ciénaga Grande de Santa Marta.

El agua se la están quedando los dueños de las grandes empresas del banano y la palma de aceite. Algunos cuentan con los permisos, pero como aseguran campesinos de la zona, se quedan con más agua de la autorizada.

La misma comunidad dice estar cansada y sentirse impotente, puesto que ya han elevado estas denuncias ante las alcaldías locales de la Zona Bananera, Aracataca y Ciénaga, y visitado los lugares donde taponan el agua con funcionarios de Corpamag y no pasada nada, ya que la única limitante para negarles el permiso para acceder al agua es que no haya recurso hídrico.

Leonardo Herrera Delgans
Enviado especial de EL TIEMPO
Trojas de Aracataca (Magdalena)
@leoher69

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.