Relleno sanitario de Barranquilla es referente a nivel internacional

Relleno sanitario de Barranquilla es referente a nivel internacional

En Los Pocitos operan 100 personas que velan por la manipulación de los residuos sólidos.

AUTOPLAY
Los Pocitos, relleno sanitario de BarranquillLos Pocitos, relleno sanitario de Barranquill
Los Pocitos

Óscar Berrocal / EL TIEMPO

Por: Andrés Artuz
13 de marzo 2019 , 01:17 a.m.

A inicios de la década del 2000 la empresa Triple A, encargada de prestar los servicios de acueducto, agua y alcantarillado en Barranquilla, comenzó a proyectar que al relleno sanitario El Henekén, ubicado en el norte de la ciudad, entre los barrios Villa Santos y Miramar, le quedaba poco tiempo de vida útil y que ya era hora de comenzar a pensar en trasladarlo.

Continuas quejas por malos olores, de parte de residentes de la zona, así como inconvenientes en la operación por cuenta de lo difícil que resultó organizar a más de 200 recicladores independientes que ingresaban cada día, fueron otras de las razones que llevaron a que en abril de 2009 fuera una realidad la puesta en marcha del Relleno Sanitario y Parque Ambiental Los Pocitos, catalogado como uno de los más eficientes del país, reconocido por sus buenas prácticas, incluso, a nivel internacional.

Samir Guzmán, director de disposición final de residuos sólidos de Triple A, relató que a 10 años de haber comenzado a funcionar, Los Pocitos se consolida con los procesos que aplica en la manipulación de las 2 mil toneladas que recibe a diario y que provienen de las casas de Barranquilla, los municipios de Galapa y Puerto Colombia, y la zona costera de Tubará.

La ubicación, para Guzmán, fue lo primero que se pensó a la hora de hacer tangible el traslado del relleno sanitario, pues sus 135 hectáreas se encuentran en el kilómetro 13 en la vía que de Barranquilla conduce al municipio de Tubará (Atlántico). El funcionario recalcó que del extenso terreno, 75 hectáreas tienen el aval para la disposición final de basuras, 25 fueron dispuestas para oficinas y vías, y las 35 restantes para tratamiento exclusivo de protección ambiental.

“Es motivo de orgullo que este relleno no recibe una queja desde hace por lo menos 8 años. Cuando fue concebido proyectamos que tendría una vida útil hasta el año 2039, pero las buenas prácticas que hemos adoptado nos permitirán, por lo menos, utilizarlo hasta el 2044”, destacó Guzmán.

Es motivo de orgullo que este relleno no recibe una queja desde hace por lo menos 8 años

EL TIEMPO evidenció que en Los Pocitos, que más bien tiene apariencia de una mini ciudad, no huele a basura ni a putrefacción. Su operación depende de cerca de 100 personas que durante las 24 horas del día velan por la manipulación de los residuos sólidos con experticia, los más altos estándares de seguridad y la más moderna dotación.

Guzmán agregó que son 173 camiones los que diariamente, en dos o tres viajes, movilizan las basuras tras recorrer las calles de Barranquilla y las demás poblaciones a las que le prestan el servicio.

“Aquí se pensó en todo: hasta en el sentido de los vientos. Constantemente nuestro trabajo consiste en ver de qué manera insistimos en las buenas prácticas optimizando el espacio, la vida útil del relleno y que la operación incremente lo menos posible el bolsillo de nuestros clientes”, reiteró Guzmán.

Los Pocitos, amplía Guzmán, es un relleno sanitario de vocación mixta, cuya construcción consiste en hacer huecos (vasos) que primero son impermeabilizados con el fin de que la materia en descomposición pase al subsuelo y no lo contamine con flujos de agua. El relleno fue diseñado y operado para que crezca en forma de trinchera o pudín, de manera que se mantenga estable en su capacidad operativa durante los próximos 30 años o más.

“Tenemos dos procesos que aprovechamos en la descomposición de las basuras como lo son el aprovechamiento del biogás que emana y que buscamos la manera de incluir en nuestra operación. Los lixiviados, ese líquido que sale también de su descomposición lo extraemos con filtros que construimos en las celdas donde depositamos las basuras. Ese líquido va a nuestras lagunas y de ahí a una planta procesadora que permite usarlo para riego y la mitigación del polvo”, dijo Guzmán.

Los Pocitos también ofrece el servicio de manipulación de residuos y basuras peligrosas.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
Redactor de EL TIEMPO
BARRANQUILLA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.