Así saqueó Ramsés Vargas a la Uniautónoma según la Fiscalía

Así saqueó Ramsés Vargas a la Uniautónoma según la Fiscalía

El ente investigador asegura que demostrará plan siniestro del exrector desde antes de posesionarse.

Uniautónoma

Las diligencias de imputación de cargos contra los capturados continúan esta semana en Barranquilla.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

Por: Barranquilla
06 de diciembre 2018 , 04:05 p.m.

“Una cosa es la verdad mediática y otra la verdad procesal”, es una de las pocas frases que Ramsés Jonás Vargas Lamadrid ha pronunciado públicamente desde su captura el pasado 24 de noviembre en un modesto hotel del barrio Crespo de Cartagena.

Sin embargo, en cada una de las diligencias que desde entonces se han hecho en su contra en Barranquilla, la Fiscalía ha sido contundente en la presentación de cada uno de los hallazgos de las investigaciones que ha liderado sobre la millonaria defraudación a la Universidad Autónoma del Caribe, de la cual, el exrector ha sido catalogado como su mayor responsable, incluso, fraguador de ese objetivo como parte de un plan que se echó andar antes de conseguir que fuera nombrado en ese importante cargo del alma mater.

Y es que la argumentación del ente investigador que se conoció la semana pasada en la audiencia de imputación de cargos contra Vargas Lamadrid,  la delegada de la Fiscalía Tercera Especializada adscrita al Gaula, Faizulis Montes, reveló que desde 2013, año en el que fue elegido rector, Ramsés ya había iniciado actos de concertación con diferentes directivos del centro educativo para obtener lucrarse con dineros de la Uniautónoma.

En ese sentido, la fiscal Montes afirmó que el primer acercamiento de Vargas Lamadrid para que su plan comenzara a andar fue con Tamid Turbay Echeverría, todavía libre en Estados Unidos, miembro de la Sala General, exrector ejecutivo y varias veces exvicerrector, para que lo propusiera como rector en propiedad de la universidad.

“Dicha propuesta fue aprobada por unanimidad con la salvedad del entonces vicerrector Mariano Romero Ochoa, de que la designación de Ramsés Vargas fuese sustentada con la figura de rector encargado de la universidad por cuanto existía una licencia de la señora Silvia Gette Ponce”, declaró la Fiscal Montes ante el Juez Séptimo Penal Municipal con funciones de control de garantías, Camilo Pardo.

Para la fiscal, lo anterior se constituye en “un hecho relevante” en la investigación ya que desde ahí se comienza una ruta en contra de los estatutos de la Uniautónoma en torno a que esa figura de rector encargado no existía dentro de los mismos.

Así las cosas, quedó muy claro en la diligencia que el primer acto de corrupción por el que es investigado Vargas Lamadrid fue su elección como rector de la Universidad Autónoma en mayo de 2013.

“El cargo de rector encargado para el cual fue propuesto Vargas Lamadrid no existía en los estatutos de la universidad, la función de reemplazar al rector en sus ausencias temporales o definitivas le correspondía en ese entonces al vicerrector Mariano Romero. Dicho acto ilegítimo de vinculación, le dio la potestad a estas personas de iniciar una serie de actos de corrupción sistemáticos en la universidad”, dijo la Fiscal en la audiencia de imputación de cargos.

Pero la Fiscal Montes fue más allá y en su argumentación también vinculó al presunto plan ilegal de elección del rector a Efraín Maldonado Palma, exrepresentante legal suplente de la Uniautónoma; a los también capturados Mariano Romero Ochoa, vicerrector; Orlando Saavedra Magri, miembro de la sala general, a Eduardo Vargas Osorio, padre de Vargas Lamadrird y quien está libre y por supuesto, al mismo Ramsés. Según la Fiscalía, este grupo de personas propuso favorecer a Mariano Romero por ceder el puesto a Vargas Lamadrid.

Comienzan las retribuciones

El ente investigador da por hecho, entonces, que Efraín Maldonado Palma fue quien propuso a los anteriormente mencionados una bonificación de 100 millones de pesos para Romero Ochoa.

“Esta bonificación no hacía parte de su contrato laboral y afectó el patrimonio económico de la institución, igualmente estas personas concertaron aprobarse otras bonificaciones que no hacían parte del factor salarial de estas personas”, agregó la fiscal Montes.

Además de la bonificación aprobada a Romero, la Fiscalía asegura que demostrará que el siguiente acto de corrupción dentro de la Uniautónoma fue el visto bueno, mediante actas de beneficios de ‘estipendio de vida digna,’ para Eduardo de Jesús Vargas, padre de Ramsés,  como parte de un supuesto reconocimiento a su labor dentro de la universidad en calidad de cofundador, hecho que no contó con un aval legal ni estatutario.

De esa misma manera, la Fiscalía asegura que se aprobó un rubro de $10 millones para Tamid Turbay, y para Orlando Saavedra Magri, “quien en 9 oportunidades recibió dicha mensualidad”, señaló la delegada de Fiscalía.

“Crearon un córum deliberatorio en favor de todas las propuestas o las proposiciones derivadas del ejercicio como rector de Vargas Lamadrid al interior de la Universidad Autónoma del Caribe”, sostuvo Montes.

Con Ramsés Vargas posesionado en calidad de rector, quien además figuró en ese entonces como la persona que llegaba para salvar a la Uniautónoma de la corrupción e ilegalidad, luego, lo que vino, añadió la fiscal, fueron retribuciones aprobadas por el grupo de personas ya mencnionado para favorecer a la cabeza visible de esa alma mater.

“Los beneficiados económicamente con la elección de Vargas Lamadrid, retribuyeron al rector bonificaciones acreditadas en las actas número 834 de 5 de junio de 2015, donde el Consejo Directivo aprobó una bonificación de 22 mil dólares. Vargas Lamadrid cuando ingresó a la rectoría de la universidad, devengaba la suma de 30 millones de pesos, luego se incrementó a 44 millones, y posteriormente se le sumaron a su salario 22 mil dólares, y terminó ganando un salario de 67 millones de pesos”, anotó Montes.

Entre las anomalías detectadas también se investigan los supuestos permisos que se aprobaron para que Vargas Lamadrid pudiera ejercer funciones como rector de la Universidad Autónoma del Caribe desde Miami, en Estados Unidos.

Se encontró que Vargas Lamadrid gozaba de una beca del 100 por ciento aprobada por el Consejo Directivo, para un doctorado en la Universidad de Pensilvania en los Estados Unidos.

“Se le pagaban gastos de representación por participar en eventos a nombre de la universidad a nivel local, nacional e internacional”, reveló la Fiscalía.

Ramsés

Ramsés Vargas Lamadrid fue capturado el pasado 24 de noviembre en Cartagena, tras permanecer varios días prófugo de la justicia.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

Los beneficiados económicamente con la elección de Vargas Lamadrid, retribuyeron al rector bonificaciones acreditadas de hasta 22 mil dólares, entre otras

El pago a terceros, amplió la fiscal ante el juez, sería la estratega montada por los responsables de defraudar a la Uniautónoma.

“Con los dineros que ingresaron a la universidad en efectivo por concepto de matrículas. Se lucraban del flujo de caja, estas personas lideradas por Ramsés Vargas tenían una plataforma viciosa utilizada por miembros de la dirección de la Universidad para desviar recursos con la excusa de que se pagaba a proveedores”.

La Fiscalía pudo establecer que $4 mil millones de pesos de los dineros consignados en efectivo durante noviembre de 2017 y enero de 2018 fueron a parar para una empresa de inversión privada llamada B&V comunicaciones estratégicas S.A.S, de propiedad de Jorge Vera Kidd, quien de acuerdo con los registros encontrados por los investigadores fue fundada con un capital de tan solo 10 millones de pesos.

Con los dineros que los estudiantes cancelaron en efectivo, los cuales se calculan por el orden de los 16 mil y 18 mil millones de pesos, también se efectuó un pago de $7 millones pagados en efectivo a esa misma firma sin ninguna denominación; $41 millones al Grupo Financiero de la Costa, sin los soportes; un giro de $9 millones a B&V comunicaciones con el primer corte de matrículas en efectivo 2018.

“Vargas Lamadrid determinó a empleados de confianza y manejo en áreas como: secretaría general, vicerrectoría administrativa y financiera, tesorería, contabilidad. Además, logró defraudar las expectativas legítimas de los estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe”, concluyó la Fiscal.

La Unidad Nacional de Lavado de Activos de la Fiscalía investiga también a dónde fueron a parar las acciones de la venta del equipo Uniautónoma Fútbol Club; la supuesta feria de ventas e hipotecas de activos de la universidad donde se incluye el Polideportivo, ubicado en la vía que conduce al municipio de Puerto Colombia, Atlántico.

Mientras tanto, Ramsés Vargas Lamadrid no aceptó los cargos de concierto para delinquir, corrupción privada, enriquecimiento ilícito, falsedad en documento, omisión de agente retenedor, amenaza a testigos, y administración desleal.

BARRANQUILLA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.