La poesía del Cristianismo, a través de los tiempos

La poesía del Cristianismo, a través de los tiempos

Semblanza de la figura mítica de un hombre que habló de amor. Repaso histórico por la vida de Jesús.

Ben hur

En el cine, la monumental Ben Hur, mostrando el poder del imperio romano alrededor de Jesús, protagonizada por Charlton Heston.

Foto:
Por: Lucero Martínez Kasab. 
01 de abril 2018 , 04:34 p.m.

Es cierto, cuántos muertos en nombre de Jesucristo porque se le amara o porque se le temiera, cuántas guerras han atravesado estos dos milenios.

Los romanos lanzando a las fieras a quienes por Él daban la vida para que fueran devorados en la arena del circo, festín del pueblo o, los delirantes devotos quemando en la hoguera a los que no lo tuvieran en sus pensamientos o, los llamados pastores de hoy, impostores, piratas de la fe que no roban suculentos botines de oro, pero sí saquean los humildes bolsillos de la feligresía.

De la figura mítica de un hombre que no se supo si alguna vez soltó una carcajada, pero sí que habló del amor -una palabra siempre subversiva ahí donde el dinero esté- ha brotado tanto arte en dos mil años que, en un futuro, allá, afuera en las estrellas, cuando ya los humanos dejemos de ser seres y acaso exista la Tierra desolada, inteligencias de otro tipo admirarán la creatividad humana.

La estremecedora presencia de la Virgen que en mármol sostiene con sus brazos y piernas a su hijo, Jesús, ambos, entregados a la muerte, esculpidos por Miguel Ángel en la más vívida representación del doloroso final de un hijo, La Piedad, su nombre lo significa todo.

Un rezo en medio de un poema pagano que el compositor Schubert, con profundo fervor llevó a la música, quedando, por uso de la costumbre, como el saludo más enaltecedor a mujer alguna en la historia, un cántico celestial a la Virgen: Ave María, llena eres de gracia…, en la voz y sentimiento del tenor Luciano Pavarotti acompañado de arpa, piano y violines que traen el Paraíso a la Tierra.

El Cristo de Dalí, la genialidad de un pintor tantas veces pecador, saliéndose al espacio como un Dios Padre llenando de luz a su hijo crucificado que levita transparente con su hermosa cabeza sin vida en el paisaje humilde del mar y sus pescadores.

El lenguaje para hablarle a Dios de San Agustín: Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé. Y, sin embargo, Tú estabas dentro de mí, y yo fuera, y por fuera te buscaba y, deforme como era, me lanzaba sobre las cosas hermosas que Tú creaste. Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo.

En el cine, la monumental Ben Hur, mostrando el poder del imperio romano alrededor de Jesús, protagonizada por Charlton Heston, quedando inmortalizada su actuación como uno de los personajes bíblicos más cautivantes.

Y, si hay duda que la fe, que es amor, hace al hombre creador, la Catedral de Notre Dame en París, con sus vitrales de mil colores refractando la luz bajo los techos abovedados y la de San Pedro en Colonia levantando sus torres góticas hacia las nubes son el sudor y el músculo del espíritu cristiano mostrando obediencia a un Señor Creador.

La Semana Santa es la pasión de Cristo y, es también, la semana que más expone arte en todo el mundo y, acaso, apenas, nos damos cuenta que, por el influjo místico del arte que despierta Jesús, nos sentimos atraídos a participar de ceremonias que son finas escenificaciones teatrales que ayudan a la catarsis de nuestros errores y que, reconciliados con la propia conciencia, renacemos a la vida.

Que somos materia, sí, que somos polvo de estrellas como el oro, como la sal, como el agua, como la flor de loto, sin embargo, la fe mística nos deja el legado de las grandiosas expresiones nobles del espíritu humano exaltado en todas las formas de la poesía.

Lucero Martínez Kasab.
Espacialista en filosofía contemporánea.
Especial para EL TIEMPO
Barranquilla. 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.