Secciones
Síguenos en:
Barriendo calles y arreglando parques morosos pagan comparendos en Galapa
Galapa

Unos 250 comparendos han sido pagados a través de trabajo social, como la limpieza de parques.

Foto:

Alcaldía de Galapa

Barriendo calles y arreglando parques morosos pagan comparendos en Galapa

Unos 250 comparendos han sido pagados a través de trabajo social, como la limpieza de parques.

$ 30 millones ha recogido el municipio, del área metropolitana de Barranquilla, en trabajo social. 

Una noche de tragos con unos amigos terminó, hace tres años, para Alfonso Nicolas Benavides Castillo con un comparendo de la Policía por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública del municipio de Galapa (Atlántico).

(También: Invasiones a terrenos privados y públicos aquejan a Barranquilla)

Benavides de 36 años de edad, se gana la vida en un bicitaxi en este municipio del área metropolitana de Barranquilla, recuerda que después de la resaca llegó a la Inspección de Policía, donde le dieron detalles del comparendo y que equivalía a unos 242 mil pesos.

“A algunos compañeros les fue peor, porque se pusieron con grosería con los policías”, cuenta. Desde ese momento sabía que tarde o temprano tenía que pagar.

(Lea: Camila y Leonir, los dos hermanos que murieron arrollados por camioneta)

Alfonso Nicolas Benavides Castillo debía comparendo desde el 2018.

Foto:

Alcaldía de Galapa

No es un hombre de deudas, su vida es sencilla, transcurre en manejar su bicitaxi con que se gana la vida, y la única deuda que mantiene es con el cachaco de la tienda.

“El problema es que no tenía plata para pagar, y no podía dejar de comer para pagar esa multa”, cuenta el hombre.

Por eso cuando recibió la llamada de la Alcaldía de Galapa, en la que le ofrecía que se acogiera a la campaña ciudadana “Soy un galapero ejemplar”, que brinda oportunidades a los ciudadanos de cambiar sus sanciones por comparendos por trabajo social, no lo pensó dos veces.

Estaba dispuesto a realizar cualquier tipo de trabajo social para enmendar su error y pagar su deuda. “Barrer calles, limpiar parques, o sembrar árboles, cualquier de las cosas que me propusieron hacer me servía y podía hacerlas”.

Mejorando la convivencia

Galapa es uno de los municipios del Atlántico que pasa por un buen momento, gracias a su ubicación estratégica, está en la vía que comunica a Barranquilla con Cartagena, a 10 minutos del aeropuerto y 20 minutos de la zona portuaria, además de las exenciones tributarias de la alcaldía.

Ello lo ha colocado en la mira de inversionistas, que reubicaron empresas y fábricas en este territorio, convirtiéndolo en una de las zonas de logística más importantes del Caribe colombiano.

Unos ocho parques han sido arreglados en el municipio, a través de este programa.

Foto:

Alcaldía de Galapa

Ante esta situación de desarrollo y crecimiento, que pese a la pandemia del coronavirus no se han frenado, el alcalde José Fernando Vargas, lanzó el programa ‘Galapero Ejemplar’, que busca mejorar los niveles de convivencia, respetando el código de Policía.

(Lea: Renuncia Carmen Elisa Hernández a la presidencia de Monómeros)

Vargas cuenta que al revisar las cuentas del municipio encontró que históricamente hay una cartera de 6.000 millones de pesos por infracciones de ciudadanos.

Muchas por violación a normas de covivencia como riñas, alto volumen a la música, irrespeto a la autoridad, orinar en el espacio público o ingerir licor en la vía pública como el caso de Alfonso Benavides.

El alcalde José Fernando Vargas (centro), lanzó el programa ‘Galapero Ejemplar’.

Foto:

Alcaldía de Galapa

La apuesta es que estos infractores paguen con trabajo social esta deuda al municipio. Es así como ya no es raro ver a particulares barriendo calles, arreglando zonas verdes, colegios o realizando obras de albañilería, ornato, soldadura o pintura en cualquier zona del municipio.

Muchas de estas personas no tienen plata para pagar y si mantienen una deuda de este tipo  no podrán ser contratados o ascendidos por entidades públicas, entre otras restricciones

“Muchas de estas personas no tienen plata para pagar y si mantienen una deuda de este tipo no podrán ser contratados o ascendidos por entidades públicas, entre otras restricciones”, sostiene el mandatario.

El alcalde Vargas asegura que en el municipio cada día son más las empresas privadas se suman a la exigencia de que el personal que ingresa no deberá tener sanciones por incurrir en comportamientos contrarios a la convivencia.

“De esta manera pueden tener la oportunidad de acceder a un empleo”, agrega el burgomaestre.

Primer balance del  programa

Entre junio y agosto se logró la intervención en los parques de Las Mercedes, Los Mángales – Carruajes, La Esperanza, Vipa – Villa Olímpica, Candelaria etapa I, Candelaria etapa II, Salón Azul y el MegaParque de Mundo Feliz.

Aquí se realizaron jornadas de limpieza, restauración, pintura, embellecimiento, adecuación y siembra en zonas verdes.

(No deje de leer: Así puede renovar la licencia de conducción desde Barranquilla)

Benavides cuenta que trabajó ocho horas, dos diarias en dos parques. “Limpié zonas enmontadas y sembré plantas.  Ayudé a cambiarle la cara al municipio”, dijo.

Funcionarios de la Alcaldía de Galapa hacen seguimiento a las tareas asignadas a los infractores, para se cumplan en totalidad.

Foto:

Alcaldía de Galapa

Los trabajos realizados en estos ocho parques le representan al municipio unos 30 millones de pesos. Son multas impuestas , entre el 2018 – 2021.

De las más de 250 multas conmutadas
, la mayoría corresponden a multas de tipo 2, sin embargo también es posible realizar las actividades pedagógicas impuestas por la Policía, prestando servicio social comunitario y asistiendo a charlas y actividades pedagógicas.

Hombres de todas las edades han aprovechado este programa para saldar sus deudas con el municipio.

Foto:

Alcaldía de Galapa

“Es un buen ejemplo para los niños de Galapa, ver a los adultos resarciendo sus errores con trabajo social”, manifiesta el alcalde Vargas, que es la persona más motivada a mantener este programa.

Mientras que para galaperos como Benavides, el haber trabajado en los parques y estar al día en sus deudas con el municipio, le permitió acceder a un programa de validación del bachillerato.  Ahora a sus 36 años de edad volvió a las aulas de clases los martes y jueves.

En diciembre recibirá su título de bachiller, con su hijo, de 17 años, que también se graduará, y ya está programando lo que será la  fiesta, eso si, aclara, sin ruido, borrachos ni nada que altere la tranquilidad de los vecinos. 

LEONARDO HERRERA DELGANS
Corresponsal de EL TIEMPO Barranquilla
En twitter:@leoher69
Escríbeme a leoher@eltiempo.com

Lea más noticias de Colombia

Impulso a comercio de guineo y plátano en zona rural de Valledupar

La historia del mayor robo arqueológico a la nación

Inundaciones amenazan a Tamalameque (Cesar) tras aumento del río Magdalena

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.