Familia en Barranquilla armó rumba durante la cuarentena por covid-19

Familia en Barranquilla armó rumba durante la cuarentena por covid-19

Policía Metropoliana les impuso un comparendo. Vecinos alertaron a las autoridades de la anomalía.

Barrio El Prado

Los vecinos del barrio El Prado se quejaron ante las autoridades por el ruido de la fiesta. 

Foto:

Carlos Capella

Por: Barranquilla
24 de marzo 2020 , 11:31 p.m.

Una familia fue sancionada con una multa de 700.000 pesos por armar una rumba en la azotea del edificio, lo que generó molestias entre los vecinos del sector que permanecen confinados en sus casas ante la amenaza del coronavirus.

La situación, que se conoció a través de las redes sociales, se registró en el edificio Eternity, localizado en la carrera 56 No. 81-136, barrio Alto del Prado.

Según las quejas de los residentes, varias de estas personas se subieron a la azotea y desde allí -con un megáfono- se "metían" con las personas que pasaban por la zona. Además de los gritos y el volumen alto de la música. 

La rumba, la cual se prolongó hasta la madrugada de este lunes, fue apagada en dos ocasiones por la Policía Metropolitana de Barranquilla, que terminó imponiendo el comparendo por alteración del orden público.

Nuestra intención era romper la monotonía y ponerle buena cara a este desagradable momento

Cabe recordar que hace dos semanas, en el Country Club de Barranquilla, se celebró un pomposo matrimonio, en el que asegura asistieron unas 500 personas, entre los que se encontraban extranjeros, algunos ciudadanos españoles y estadounidenses, quienes no tuvieron ningún tipo de precaución de contagiarse o contagiar a otras personas.

La celebración fue denunciada en su momento por el senador Barranquillero Armando Benedetti, quien aseguró que todo se mantuvo en silencio, pese a las advertencias de las autoridades de prohibir ese tipo de reuniones.

Fue una fiesta familiar

En la carta, que ha sido divulgada por algunos medios y en las redes sociales, ante la gran cantidad de videos y comentarios que el episodio generó, los organizadores de la fiesta aseguran que estaban en su la residencia acatando las medidas impartidas por el Gobierno Nacional de aislamiento y demás autoridades pertinentes.

“Por ello, programamos un plan familiar al interior de nuestro apartamento, para pasar un momento agradable dentro de esta difícil situación, sin la más mínima intención de hacerle daño u ocasionar algún tipo de molestia a nadie, antes por el contrario, nuestras intenciones era romper la monotonía y ponerle buena cara a este desagradable momento con esta grave pandemia del Coronavirus”.

Ojalá todas las familias hicieran lo mismo y como padres tratamos esa noche de distraerlos y alegrarlos sanamente

Reconocen que la cena familiar se extendió por largas horas. “Hemos salido a nuestro balcón por tres días consecutivos a las 8 pm, para solidarizarnos con el cuerpo médico, así como lo han hecho muchas familias por todo el mundo con pitos, ollas, vuvuzelas y megáfono. Estamos acostumbrados a estar en familia y celebrar juntos las Bendiciones que Dios nos regala”.

Insisten en aclarar que en ningún momento fue: “nuestra intención no fue perturbar a nadie, sin embargo, pedimos excusas a todas las personas que de una u otra forma se sintieron afectadas, por las molestias ocasionadas. Solo estábamos pasando una velada en familia”.

Más adelante sostienen que les gusta estar con “nuestros hijos, con quienes tomamos, bailamos y comemos. Ojalá todas las familias hicieran lo mismo y como padres tratamos esa noche de distraerlos y alegrarlos sanamente”.

“Aceptamos la equivocación y reiteramos nuestra solidaridad con las medidas decretadas por el Gobierno. Será la última vez que saquemos el megáfono, pero no será la última que tomemos, bailemos, y comamos unidos en familia en nuestro hogar, de la mano de Dios y siguiendo dando gracias por las cosas bellas de la vida”.

Por último enfatizan que no departían en ninguna área común como ha trascendido, “sino en familia en la terraza de nuestro apartamento. Producto de todo lo anterior generó comentarios denigrantes e inhumanos. Somos una familia muy unida que se divertía y que nuestra intensión nunca fue irrumpir u ocasionar molestias a la comunidad. Esperamos que a través de este comunicado, nos disculpen y sepan entender de la mejor manera lo acontecido, y pedimos igualmente el favor sea difundido este comunicado de la misma forma como lo hicieron con los videos de nuestra reunión privada”.

BARRANQUILLA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.