Secciones
Síguenos en:
Las paredes hablan: el arte urbano que le deja el paro a Barranquilla
Murales Barranquilla

El mural hecho frente a la Intendencia Fluvial fue borrado.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

Las paredes hablan: el arte urbano que le deja el paro a Barranquilla

Jóvenes han encontrado en murales un canal de manifestación. Algunos perduran, otros son borrados.

“No es lo mismo lanzar una piedra a lanzar una brochada”, dice un vocero de Acción Colectiva, que prefiere no identificarse por seguridad, mientras maquina junto con otros miembros del grupo el próximo plantón artístico en Barranquilla, en el marco del paro nacional.

(Lea también: En Barranquilla es donde menos jóvenes han protestado durante el paro)

Es un conjunto de aproximadamente 50 jóvenes artistas organizados que ven en el arte una herramienta de transformación social y de manifestación pacífica, en la que han participado hasta 200 personas, la mayoría espontáneas, por convocatoria.

En ese sentido, desde que empezó el paro nacional el 28 de abril, han construido 13 intervenciones, aproximadamente, que se caracterizan por ser diseñadas en bloques, con letras básicas y cuadradas, y mensajes sarcásticos.

De acuerdo con el artista de 32 años, la mayoría salen espontáneos. Como el mural con el mensaje ‘El pueblo pide pan y plomo le dan’, o ‘Gente de bien’, uno de los más recientes, ubicado en uno de los accesos al Malecón, que era borrado mientras se escribían estas líneas.

“Generamos un espacio de reflexión, de construcción, donde la gente llega recargada de mala vibra, por lo que vive el país; entonces el arte sirve como canalizador para liberar también toda esa energía”, considera el integrante del colectivo.

Los murales expresan diferentes temáticas, como este creado por un colectivo feminista en la Circunvalar con carrera 38.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

El proceso en marcha

Mientras unos salen a las protestas programadas con banderas, cartulinas y silbatos, estos artistas barranquilleros se arman con vinilos, brochas y rodillos. Otros, si bien no se animan a pintar, llevan la olla, dinero y demás implementos para hacer un sancocho en medio del plantón artístico.

Por lo general, estas creaciones se organizan y se programan en los cabildos. Allí participan movimientos muralistas, grafiteros y tatuadores, que hacen la convocatoria, la difunden, crean el boceto e invitan a la comunidad del sector, ya sean pintores o no.

Las jornadas varían según la magnitud del mural, pero normalmente les puede demandar nueve horas o medio día. Y estos se montan en zonas estratégicas, caracterizadas por alta concurrencia de público y sitios turísticos de la ciudad, con mensajes en contra del gobierno.

Muchos no les gustan las marchas, pero sí les agradan estos espacios alternativos

“Estas actividades han hecho que la gente se sienta vinculada, muchos no les gustan las marchas, pero sí les agradan estos espacios alternativos. Estamos tratando de distribuir todos los escenarios para que el paro pueda llegar a todas las localidades”, explica el artista plástico y visual.

Siendo así, han cubierto importantes sectores del sur, norte y centro de la ciudad: el puente de la Circunvalar con carrera 38, Rebolo, Las Nieves y la Ciudadela 20 de Julio, con pinturas a nivel sobre la vía, y frente a la Intendencia Fluvial, con el colorido mensaje ‘Yo moriré, pero volveré y seré millones’, acompañado de rostros juveniles.

Al límite de la ‘censura’

Fue una acción que sabíamos que se podría borrar del pavimento, pero no de la memoria

Por su parte, Cristina Amortegui, comunicadora social y otra de las organizadoras de estos plantones artísticos, se ha encargado de llevar los mismos al norte de la ciudad. Entre ellos, la representación a gran escala del juego de triqui, en el que el símbolo de paz le ganó a las balas.

Este está pintado a nivel en la carrera 46 con calle 82. Sin embargo, con el pasar de los vehículos y del tiempo, se ha ido borrando. Fue diseñado por el artista Rubén Terán, pero apoyaron vecinos de todas las edades con una o varias pinceladas.

“Fue una acción que sabíamos que se podría borrar del pavimento, pero no de la memoria, de nuestro corazón y de la satisfacción que tuvimos de poder demostrar que ‘Quilla’ resiste. Por eso contamos con apoyo de fotógrafos, y drones”, expresa la joven, de 21 años.

Todas las creaciones tienen unas temáticas determinadas por la paz, el feminismo, el rechazo al abuso policial, el rechazo al abuso sexual y la burla a quienes estigmatizan las protestas.

Aún se desconoce quién estaría detrás de los murales borrados en Barranquilla, entre ellos el que está en frente de la Intendencia. Se estima que de 10, solo quedan dos.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

Es una ciudad que todo el que la conoce sabe que vive de las apariencias

(Le puede interesar: Hasta el cepillo de dientes del alcalde local se llevaron los vándalos)

Tanto la Acción Colectiva como Cristina Amortegui lamentan que algunos de estos murales hayan sido borrados, no por el tiempo, sino por personas sin identificarse, coincidiendo ambos en llamar la intromisión como “censura”.

“Es paradójico en Barranquilla, porque es una ciudad que todo el que la conoce sabe que vive de las apariencias: ¿cómo se ve?, lo que aparentamos de que todo es alegría. Lo que está sucediendo es que las personas se sienten ofendidas cuando se dice la verdad”, concluyó la comunicadora.

Así, en medio de polémica y creatividad, las calles de la ciudad se llenan de arte y las paredes expresan lo que otros prefieren callar, hasta que el mensaje sea borrado por el tiempo o por personas llenas de incomodidad.

Deivis López Ortega
Corresponsal de EL TIEMPO Barranquilla
En Twitter: @DeJhoLopez
Escríbeme a deilop@eltiempo.com

Más contenidos de Colombia:

Pandemia tiene al 40% del personal de salud con algún trastorno mental

¿Quién le disparó al estudiante de derecho en Tuluá?

Buscan a conductor que habría disparado a jóvenes desde una camioneta

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.